martes, 10 de febrero de 2015

Esposas Infieles, Maria Sánchez de Mendoza, señora de Quintanilla en Burgos y por su matrimonio de Ayala y Salcedo en Álava


Maria Sánchez de Mendoza, señora de Quintanilla en Burgos y por su matrimonio de Ayala y Salcedo en Álava

Quintanilla San García en la antigüedad tenía el sobrenombre de "Quintanilla Siete Iglesias" ya que existían siete ermitas e iglesias, de las cuales en la actualidad sólo queda la parroquia de Santa María y los restos de la parroquia de San Andrés en el montículo o parte alta del mismo nombre. El primer nombre del pueblo era simplemente "Quintanilla" y es posible que también "Siete Quintanas", que posteriormente sería "Quintanilla de Sancho García", conde que repobló la zona, y posteriormente fue evolucionando a medida que evolucionaban las lenguas romances. Así pues, por derivación se fue convirtiendo en "Quintanilla Sanc García", "Quintanilla de Sant García", hasta que llegamos al actual "Quintanilla San García" mencionado en documentos del siglo XIV.

Hurtado de Salcedo, señor de Ayala y de Salcedo. Casa con María Sánchez de Mendoza, hija y hermana de un don Pedro Hurtado de Mendoza, madre de Sancho García, llamado como su abuelo paterno. Sancho es conocido como el Cabezudo

María Sánchez de Mendoza huye después con su amante a Portugal. E don Hurtado nunca quiso más casar e tomo mancebas de linaje e hizo hijos bastardos. E muerto este don Hurtado de Salcedo quedo por Señor de Ayala don Sancho García de Salcedo, VII Señor de Ayala.

Fortún Sanz (Sánchez) de Salcedo, en 1195, tras la muerte de su padre, Sancho García de Salcedo se convirtió en señor de Ayala y de Salcedo cuyos dominios eran los valles de Ayala, Salcedo y Orduña además de Zuya y Urkabustaíz.

E muerto este don Sant Garçía, que fue el quinto Señor de Ayala, quedó por Señor de Ayala don Furtado Sanz de Salzedo, su fijo mayor, que fue el sesto Señor de la casa de Ayala e casó con doña Mari Sánchez de Mendoça, hermana de don Pero Furtado. E seyendo él en corte e fincando ella preñada, metióle el diablo en las orejas la fama de un cavallero portogués que vino a Castilla a fazer armas, que era mucho loçano e fermoso e fazedor de todas cosas, e tomando todo su arreo, fuese a lo buscar deziendo que iba a buscar a su marido. E llegada a Quintanilla parió un fijo en Quintanilla de Sant Garçía e mandólo tornar a la tierra de Ayala e que le llamasen Sant Garçía, como a su agüelo; e por esto llamaron aquel logar de Sant Garçía. E fuese aquella mala muger a buscar aquel cavallero e, como la él viese tan loçana e fermosa, fuese con ella a Portogal, ca en su tienpo no avía en el reino otra más apuesta.

Fortún Sanz (Sánchez) de Salcedo casó en 1189 con María Sanz (Sánchez) de Mendoza, señora de la Villa de Quintanilla, del Partido Judicial de Briviesca en la provincia de Burgos, hija de Pedro Hurtado de Mendoza, hermana de Pelayo Hurtado de Mendoza. A pesar que desde el matrimonio de su padre, Urkabustaiz se había incorporado al Señorío de Ayala, continuaban los permanentes conflictos sobre su jurisdicción con los Hurtado, parientes de su madre, una Mendoza de la línea Mendívil, al igual que su esposa. Con ella se revive el conflicto por las tierras de Urcabustaíz.

Fortún Sánchez de Ayala llamado comúnmente Hurtado Sánchez de Salcedo, que es vn mesmo nombre, con diferencia en el apellido, fue Señor en Ayala en esta sucesión, coinzide su tiempo con el de los reies Don Alonso y Don Fernando el Santo, refieren que hubo en su muger Doña María de Mendoza á Sancho Ortiz de Ayala sucesor en esta línea, algunos le señalan fuera de matrimonio, naturales, Sancho Ortiz Marroquín, Lope Sánchez de Gordejuela, Fortun Calderón, Pedro Ospina, Juan Ortiz de Zárate.

Los mencionados hijos ilegítimos de Fortún fueron los fundadores de las Casas de Marroquín, Gordejuela, Calderón, Ospina y Zárate y los iniciadores de estos apellidos.

Encontramos a Fortún en las genealogías bien como hijo de un hermano del IV señor de Ayala y III de Salcedo o bien como hijo del V señor de Ayala y IV de Salcedo. En esta segunda filiación Fortún y Hurtado sería la misma persona.

Don Galindo Velázquez, III señor de AYALA. Caso con Doña Maria Salcedo, II señora de Salcedo de Aranguti, quien era hija de Don Rubio de Aranguti de Salcedo, que era hijo del Conde de Noreña de Asturias. En virtud de las capitulaciones matrimoniales las cuales estipularon que la sucesión de dicho matrimonio llevase siempre el apellido de Salcedo, así lo hicieron su hijo y demás descendientes en varias generaciones. De esta forma tomaron los Señores de AYALA el nombre de Salcedo. Padres de,
Padre de Sancho García de Salcedo que casa con María Iñiguez de Lara. Padres de Fortún Sánchez de Salcedo. Fortún Sánchez de Salcedo que fue el mejor caballero de todos los señores de Ayala que fue el caballero de todos los hijos de la Casa de Ayala Casa con María Martínez de Salcedo de Santa Marina. Padres de Lope Sánchez de Gordejuela.

Don Garcigalindez de Salcedo, IV señor de AYALA, III señor de Salcedo de Aranguti, 1079-1137. El primero que tomo las armas y nombradía de Salcedo y heredo aquel solar e bienes del Conde Don Rubio, su abuelo, que eran dos sauces verdes en campo amarillo que así lo traía aquel su abuelo. Fue adelantado Mayor de Castilla y casó con Doña Alberta Sáenz Sánchez de Urbano, hija de Don Sancho García de Urbano, que era hijo de Don García Sáenz, señor de Orozco hijo del conde Don Sancho, señor de Vizcaya y de Doña Alberta de Iñiguez, y hubo en ella tres hijos: a Don Pedro García, e a Don García el Tuerto e a Don Sancho García, (llamado en otros sumarios Sancho Sáenz). Y Don Pedro García, el hijo mayor, no quiso tomar el mayorazgo de la Casa de Ayala porque el padre partió sus rentas con los tres hijos diciendo que no había como gobernar como cumplía, e pobló Zorroza, Ahora barrio de Bilbao, donde sucedió su generación. Y Don García El Tuerto pobló a Basurto la de Arriba, junto a Zorroza, donde sucede su generación. Y son estos dos lugares en la de Albia junto a Bilbao. Hereda pues el señorío de Ayala Don Sancho García. Padres de,

Don Sancho García (Sancho Sáenz), V Señor de AYALA, IV señor de Salcedo de Aranguti. E Don Sancho I García Salcedo, que era el mediano, fue el cuarto Señor del Valle de Salcedo y V del Valle de Ayala Caso con Doña María Iñiguez de Pedrosa y Mendoza, Álava, hija del Conde Don Nuño de Lara, conde de Pedrosa por su mujer, a quien llamaban cuatro manos, y nieta de Don Iñigo de Mendoza que murió en la batalla de Arrato, nieto de Don López González de Mendoza que murió en los encuentros en los montes de Badaya que era hijo del Conde de Vizcaya que eran suyas Urcabuztaiz e las aldeas del Valle de Ardusia y Ganoles en Álava y que quedan en los señores de Ayala.

Badaya está situada al noroeste de Vitoria. Junto con otras sierras que llegan hasta los montes Obarenes en Burgos. Cierra por el Oeste la Llanada alavesa. Arrato es una pequeña sierra situada entre Vitoria y el macizo del Gorbea.

Lope González, III señor de Mendoza, muerto hacia 1200 en la batalla de Arrato, casa con María García de Ayala, hermana del V señor de Ayala. Casa Lope de Mendoza también con María Núñez de Pedrosa que viuda casa con Sancho García (Sancho Sáenz), V Señor de AYALA, IV señor de Salcedo de Aranguti.
Nuño Álvarez de Lara de Pedrosa, de los señores de Lara, Lerma y Pancorbo. Casa con Inés de Mendoza y con la señora de Pedrola. Con la primera esposa es padre de María Iñiguez de Lara y con la segunda de María Iñiguez de Pedrosa.

María Iñiguez de Lara casa con Sancho García de Salcedo. Padres de Fortún Sánchez de Salcedo. Casa con María Martínez de Salcedo de Santa Marina. Padres de Lope Sánchez de Gordejuela

A Fortún sigue en el señorío de Ayala y Salcedo la descendencia de su tío paterno Don Garcigalindez de Salcedo, IV señor de Ayala y III señor de Salcedo de Aranguti.

María Iñiguez de Pedrosa, medio hermana de María Iñiguez de Lara, casa con Sancho "El Cabezudo" García de Salcedo, señor de Ayala. Padres de Rodrigo Sanz de Salcedo; María Sánchez de Salcedo; Berenguela López de Salcedo y Hurtado Sáenz de Salcedo

Este Don Sancho García tomando la viuda de Don Lope de Mendoza, su cuñado, con quien caso, hubo hijos en ella, Don Hurtado de Salcedo, e a Don Rodrigo Sáenz de Salcedo que murió sin hijos, e a Doña María Sáenz de Salcedo que caso con Don Pedro Vélez de Guevara estando viuda. Y murió este, Don Sancho García en la batalla de Alarcos, donde fue vencido el Rey Don Alfonso que después hubo el triunfo de las Navas de Tolosa. Y después hizo por aquella victoria el Monasterio de las Huelgas. E muerto este, Don Sancho I García, que fue el V Señor de la Casa de Ayala, quedo por Señor della: Don Hurtado Sáenz de Salcedo, VI Señor de Ayala y V señor de Salcedo.

María Sáenz de Salcedo es hija de Sancho "El Cabezudo" García de Salcedo y de su mujer María Iñiguez de Pedrosa, casa con su sobrino Sancho Pérez de Gamboa y Vela Ladrón de Guevara, IV Señor de Oñate. Hijo de Pedro Vélez de Guevara, III señor de Oñate, y de su medio hermana María de Ayala, hija natural de El Cabezudo.

Hurtado Sáenz de Salcedo, VI señor de Ayala y V de Salcedo. Hijo de Sancho "El Cabezudo" García de Salcedo, V Señor de Ayala y IV de Salcedo, y de María Iñiguez de Pedrosa.

Hurtado Sáenz de Salcedo tiene hijos con María Martínez de Salcedo y María Sanz de Mendoza.

Con una hija de Martín Sancho de Santa Marina el señor de Ayala y Salcedo llamado Hurtado Sanz de Salcedo tuvo dos hijos bastardos: Lope Sánchez, que recibiría Gordejuela como herencia y Sancho Ortiz Marroquín, llamado así por haber pasado catorce años cautivo en Marruecos quien se quedaría con Zalla y Güeñes.

Es padre natural de Sancho Ortiz de Marroquín de Montehermoso, señor de la Casa de Marroquín, de Lope Sánchez de Gordejuela señor de la Casa de Gordejuela, y de otros
Fortún Ortiz Calderón de Nograro, señor del castillo de Nograro, en Valdegovia, hermano gemelo de Sancho Ortiz Marroquín de Montehermoso, sexto Señor de Salcedo. Lope García de Salazar, segundo del mismo nombre y apellido, señor de Salazar casa con Ana Hurtado o Elvira Ortiz Calderón, hija de Fortún Ortiz de Calderón, señor de Nograro.

Con un nieto de Hurtado termina a comienzos del siglo XIV la sucesión en la Casa de Ayala de esta línea principal.

Diego Ruiz de Asturias, fue Conde de Oviedo y Señor de Noreña o Noroña, ricohombre, Gobernador y Capitán General de Asturias, muy señalado caballero en el reinado de Don Fernando I el Magno. Casó, según afirman algunos autores, con la Infanta Doña Jimena (hija del Rey Don Alfonso V y de su mujer Doña Elvira), pero otros tratadistas omiten ese matrimonio y se concretan a decir, coincidiendo con los anteriores, que dicho Diego tuvo los siguientes hijos:
1.- Rodrigo Díaz de Asturias.
2.- Fruela Díaz de Asturias.
3.- Fernando Díaz de Asturias.
4.- Pedro Díaz de Asturias.
5.- Rubio Díaz de Asturias, que sigue esta línea.
6.- Bernardo Díaz de Asturias.
7.- Gutierre Díaz de Asturias.
8.- Jimena Díaz de Asturias, que fue esposa del Cid Campeador. Tratando de éste dice la Historia Roderici,”Después de la muerte de su señor el rey Sancho, que lo crió y tanto amó, el rey Alfonso lo recibió con honores por su vasallo y lo tuvo a su lado con gran amor y distinción. Le dio por esposa a su sobrina doña Jimena, hija de Diego, conde de Oviedo, de la cual engendró hijos e hijas”.


Rubio Díaz de Asturias, conde Rubio de Aranguti, hijo del Conde de Noreña y nieto del rey Alfonso V de León, pobló en Salcedo y fundó el linaje de este nombre. Casó con Constanza  de Mena en la que tuvo una sola hija:

Casó con Doña Constanza de Mena, que fue llamada a la Corte por su tío, en realidad tío de su marido, el Rey de Castilla, Don Fernando, por vía de Encartada, y desde entonces el territorio ocupado por él se denominó Tierra de Encartados o Encartaciones de Vizcaya. Encartado, el titular de un mensaje recibido por Carta.

Sancha de León (1016-1067), esposa del rey Fernando I de León, hijo de Sancho Garcés III de Pamplona. Sancha de León seria hermana de Jimena la madre de Rubio Díaz de Asturias.

María de Salcedo, II señora de Salcedo, nace hacia 1068, que casó con Galindo Velázquez de Ayala, III señor de Ayala. Hija de Flavio Diego Rubio Aranguti de Salcedo por poblar en el valle Alavés de Salcedo, nacido hacia 1045, y de Constanza de Mena. Madre de García Galíndez de Salcedo, IV señor de Ayala.

Biznieto de María de Salcedo es Fortún Sanz de Salcedo, V Señor de Salcedo y VI de Ayala. Casó con María de Mendoza, en la que tuvo a Sancho García de Salcedo el Cabezudo que sucedió a su padre en el señorío de Ayala como VII señor de Ayala, pero no en el de Salcedo. María fue infiel a Fortún y le abandona. Fortún tuvo varios hijos naturales, siendo el mayor de ellos Sancho Ortiz Marroquín de Montehermoso, que sucedió como VI señor de Salcedo.

Sancho Ortiz de Salcedo nace en Montehermoso, Monte Arzabe del municipio de Zalla, en la comarca de las Encartaciones hacia el año 1188. Hijo de Fortún Sanz de Ayala y Salcedo, Señor de Ayala, Salcedo, Orduña, Zuya y Urcabustaiz en Álava, y de María Sánchez de Santa Marina de Güeñes, barrio de Sanchosolo de Salcedo. Provincia de Vizcaya, partido judicial de Valmaseda, concejo de Gueñes. Torre de Sanchoslo

El concejo de Güeñes es un municipio de la comarca de Las Encartaciones de Vizcaya, Está surcado por las aguas del río Cadagua y forma junto con su vecino, el municipio de Zalla, el valle de Salcedo. Limita al norte con Galdames y Baracaldo; al este con Alonsótegui (Gran Bilbao); al oeste con el municipio de Zalla y al sur con el municipio de Gordejuela. Sus núcleos de población más importantes son Güeñes, Sodupe, La Quadra, Zaramillo, Sanchosolo y San Pedro de Goicouría. Merece especial atención artística la iglesia matriz de Santa María de Güeñes.

D. Sancho, fue uno de los pocos caballeros vizcaínos que acompañaron al Conde de Vizcaya, D. Diego López de Haro, en su corto exilio a Marruecos durante el año 1205. Debido a que tuvo que prolongar su estancia en Marrakech al quedar como rehén del rey almohade para asegurar el pago de las deudas que había contraído la delegación vizcaína, sus propios ex-compañeros de viaje le dieron a su vuelta el mote de "el Marroquín" mote que fue adoptado en generaciones posteriores en apellido. Heredó el Señorío de Salcedo a la muerte de su padre en 1228.

De él y de sus descendientes procede el apellido Marroquín con solar en la Torre y Palacio de Montehermoso de Salcedo.

Contado ha la istoria de los Señores de la casa de Ayala cómo don Sancho Ortiz Marroquín fue fijo vastardo de don Furtud Sánchez de Salzedo, Señor de Ayala, que lo ovo entre otras, estando viudo, en una donzella fija de Martín Sánchez de Santa Marina, en Salçedo, que era a la sazón uno de los mejores de Salçedo, que faze la terçia parte del monesterio de Güenes, e fue criado desde pequeño de don Diego López el Bueno, Señor de Vizcaya. E porque pasó con el a Marruecos quando lo airó el rey don Alonso, terçero d'este nonbre que reinava en Castilla, e lo dexó allá en rehenes con otros cavalleros suyos por las despensas que allá avía fecho, llamáronle Marroquín; e por esto fueron e son llamados algunos que d'él suçedieron e suçeden Marroquines. E por muchos serviçios que le fizo en toda su moçedad, espeçialmente en la batalla de Úbeda, que llaman de las Navas de Tolosa, diole los monesterios de Sant Julián de Musques e de Sant Román de Aerbena e la prebostad e peaje del puerto de Sant Martín, que son en Somorrostro, en tierra, cada año por III mil CC maravedís de moneda vieja, que valía cada maravedí diez dineros e cada dinero quinze sueldos e cada maravedí CLXXX pipones o burgaleses e la corona de Françia valía de aquellos maravedís siete e no más; e valía la fanega del trigo dos maravedís e medio, ca eran moneda gruesa, como preçio de maravedís de oro, por que lo serviese con su lança e con seis vallesteros, ca en aquel tienpo bien conpravan e pagavan los señores a los fijosdalgo, quánto más los Señores de Vizcaya, que avían sienpre contiendas con los reyes, sus señores, o lo más de sus tienpos, para él e para (915) // [Fol. 381 r., col. a] [sus] deçendientes con el dicho serviçio. Otrosí le dio por eredad las azeñas de la Puente e del Azenal e de Ontón e del valle de Trápaga.

Este don Sancho Ortiz pobló en Montermoso de Salzedo e fizo aquella torre e solar; e otrosí vivía lo más del tienpo en Somorrostro, que tenía las dichas rentas en ella e sus palaçios en Çiérvena e en Memerea. E casó en Arana con doña Mari Ortiz, fija de don Garçi Tuerto de Vasurto, fijo del Señor de Ayala, como dicho es en el título de sus fechos, e ovo d'ella fijo a Diego Sánchez Marroquín. E moriéndole esta muger, casó con doña María Sánchez, fija de don Xemeno de Muñatones, que era fijo segundo legítimo de don Galindo Gastón de Norueña de Asturias de Oviedo, que vino airado del Rey de León e pobló en Junquira d'Erandio; tomó el nonbre de Junquira e, serviendo al Señor de Vizcaya, moltiplicó allí. E porque este don Gemeno, su fijo, vino a poblar a Muñatones, tomó el primero nonbre de Muñatones e, después, los que suçedieron d'él. E ovo en esta muger fijo a Pero Sánchez Porra de Muñatones, que tomó este nonbre por esta su madre. E moriéndole esta muger, casó la terçera vez con doña Juana, fija de don Sancho López de Varaçaldo, que era del linaje de los godos, de un cavallero d'ellos que pobló en Soloer, açerca de Retuerto, que después pasó a Erandio e fizo allí algunos monesterios e fizo la terçia parte de Sant Viçente de Varacaldo, e ovo d'ella fijos a Juan Sánchez Marroquín e a doña Mari Sánchez, que casó con Juan Ortiz de San Julián de Mena, donde venieron los çamudianos en Salzedo e se eredaron allí".



El linaje de Salcedo fue fundado por el conde don Rubio Díaz de Asturias y el de Ayala fue fundado por el conde don Vela de Aragón.

En el siglo XI pobló el valle de Salcedo un noble caballero que fue conocido por el nombre de conde don Flavio Rubio de Aranguti, el cual se llamaba don Rubio Díaz de Asturias y era descendiente de los reyes de Asturias y León. Este conde don Rubio de Aranguti, fue el primer señor de Salcedo y fundador de este linaje; sucedió a don Rubio en el Señorío de Salcedo su hija doña María de Salcedo que se casó con don Galindo Velásquez de Ayala. Vinculados ambos señoríos se respetó la voluntad de don Rubio: “Que los descendientes de su hija llevaran el apellido Salcedo”. Posteriormente, pasados los años, se separaron estos dos señoríos de Ayala y Salcedo; correspondió el de Ayala a don Sancho García de Salcedo “el Cabezudo” VII señor de Ayala y fundador del linaje de Murga.

Sancho García de Salcedo el Cabezudo. VII señor de Ayala tiene un hijo bastardo llamado Juan Sánchez Chiquilín de Murga que el fue primer señor de Murga y el que levantó la torre solar de este apellido en 1272.

En 1328, muere sin sucesión Juan Sánchez Salcedo el Negro, señor de Ayala. El sobrino del fallecido Sancho García de Murga, de la poderosa familia de los Murga, intentó hacerse con el señorío, a lo que se opusieron los otros Ayala que llamaron a los Ayala toledanos, a los hermanos Sancho y Fernán Pérez de Ayala.

Hurtado de Salcedo,-Fortún de Salcedo-VI/VII señor de Ayala y V señor de Salcedo fue padre natural de Sancho Ortíz de Marroquín de Montehermoso, VI señor de Salcedo, casa con su pariente María Ortiz de Basurto, hija de quien sería su tío abuelo García el Tuerto de Basurto. Padres de Diego Sánchez Marroquín de Montehermoso. Fallecida su esposa, Sancho Ortiz casó de nuevo, con María Sánchez de Muñatones, II señora de Muñatones, hija de Jimeno de Muñatones. De este enlace nació Pero Sánchez de Muñatones.

Murió también su segunda mujer, y casó de nuevo Sancho, con Juana Sánchez de Baracaldo, hija de don Sancho López de Baracaldo naciendo Juan Sánchez de Salcedo. En su testamento, Sancho Ortiz Marroquín de Montehermoso partió en dos el solar de Salcedo, pasando a ser este Juan Sánchez VII Señor de Salcedo de la Jara, y quedando como VII Señora de Salcedo de Aranguren, primera con este título, su hermana María, el Marroquín repartía entre tres de sus cuatro hijos todas sus posesiones en salcedo, dando así origen a tres linajes; Marroquín de Montermoso, Salcedo de La Jara y Salcedo de Aranguren.

A la Torre de Salcedo de la Jara también se la conoce con los nombres de Torre Mayor y Torre del Monte. Fue uno de los primeros palacios que mandó construir en el siglo XIII, en tierras de Salcedo, don Sancho Ortiz de Marroquín de Montehermoso, señor de Salcedo. Al pie de la torre se halla el centro urbano de Güeñes. A partir de 1500  es reformada. Tras un incendio, fue interiormente reformada en 1760 por su dueño, Juan Manuel de Esquivel y Rivas. En el último tercio del XIX, y tras un nuevo incendio, otra vez se reformó su estructura interior de pisos siendo desmochada.

María Sánchez de Salcedo, VII señora de Salcedo de Aranguren, primera de ésta, casó con Juan Ortiz de San Julián de Mena, hijo de Juan Ortiz de Balmaseda muerto en 1320). Padres de Teresa de Salcedo, VIII señora de Salcedo de Aranguren. Casó con su primo Ordoño de Zamudio, hijo de María Ortiz de Basurto y su primer marido Fortún Galindez de Zamudio Padres de un solo hijo Ordoño de Zamudio, en quien se unieron los Salcedo de Aranguren, de los que fue IX señor, y los Salcedo de Jara, de que fue VIII señor, y también V de Zamudio. Casó con Mencía de la Ribas, hija de Sancho Fernández de las Ribas señor de las Rivas, en el valle de Orozco. Al testar, dividió de nuevo Ordoño ambos solares de Salcedo.

Mencia de la Rivas.- Segunda señora de las Rivas, cuarta señora de Ybargüen y cuarta señora de Ochandategui, a la que también en Berango pertenecían las aceñas de Poza de Merana. Casada con Ordoño de Zamudio, señor de Zamudio y señor de las torres de Salcedo y Aranguren, de Salcedo de la Jara etc. Fueron padres de Elvira Sánchez de Zamudio.- En el reparto que de sus haciendas hicieron sus padres le correspondieron los señoríos de Ybargüen y Ochandategui y las aceñas de Poza de Merana. Casó con Gonzalo Gómez de Butrón “el Viejo”, quinto señor de Butrón.

Sancho García de Salcedo el Cabezudo, VII señor de Ayala, nació hacia el año de 1200 E hubo hijo heredo a Juan de Salcedo el Negro, VII señor de Ayala. Además, tuvo un hijo bastardo llamado Juan Sánchez Chiquilín o Chicabrín o

La rama original de este apellido desapareció tras la muerte de Juan Sánchez de Salcedo, en 1332.
Sancho García de Salcedo fue el V Señor de Ayala. Tuvo por hija a María de Salcedo, que casó con Pedro Vélez de Guevara y tuvieron por hijo a Sancho Pérez de Gamboa que pobló en Ulibarri-Gamboa, que casó con su prima Andreque Madriz, Andrea Díaz de Mena, hija de doña Sánchez de Mena y nieta de don Sánchez Velázquez de Ayala, puede ser hermano de Galindo Velázquez, III señor de AYALA. Caso con Doña Maria Salcedo, II señora de Salcedo de Aranguti,y fueron padres de doña Elvira Salcedo, que casó con don Pedro López de Ayala (hijo de Lope Díaz de Haro, Señor de Vizcaya, y de doña Aldonza Ortíz de Castro) y tuvieron por hijo a Sancho Pérez de Motila o de Ayala que casó con doña Aldonza Díaz de Velasco (hija de don Diego Sánchez de Velasco, Señor de Haro, Frías y Valle de Ruesga) y tuvo por hijo a Pedro López de Ayala, que casó en Toledo con doña Sánchez Fernández Barroso, hermana del obispo Barroso e hijos ambos de don Fernán Pérez Barroso, II señor de Parla y de Calabazos, y doña Mencia Sotomayor. Don Pedro y doña Sánchez tuvieron por hijos a Sancho Pérez de Ayala y a Fernán I Pérez de Ayala, que fueron los señores de Ayala que les pertenecía por la tatarabuela de su padre doña María de Salcedo a la falta de descendencia de la rama principal Juan de Salcedo el Negro.

Fernán I Pérez de Ayala, X Señor de Ayala, nació hacia el año de 1300. Casó con doña Elvira Álvarez de Ceballos, hija de don Gutiérrez de Ceballos y de doña Juana García Carrillo (ver nota 2), con quien hubo once hijos e hijas; y los hijos fueron: 1ª) Doña Inés que caso con Don Diego Álvarez de Toledo; 2ª) Doña Mencia que casó con Don Beltrán de Guevara que heredo a Escalante y a Valdegangas con ella; 3ª) Doña Juana que caso con Don Juan Fernández de Padilla; 4ª) Doña Sancha que caso con Fernán Pérez de Gálvez; 5ª) Doña Aldonza Fernández que caso con Don Esteban Álvarez de Toledo; 6ª) Doña Elvira Álvarez que caso con Don Pedro González de Mendoza.

Pedro López de Ayala que participa en la reconquista de Cartagena. Adelantado Mayor del reino de Murcia en tiempos del monarca Alfonso XI de Castilla. Casa en Toledo con doña Sánchez Fernández Barroso. Padres de,

Fernán Pérez de Ayala que casa con Elvira Álvarez de Ceballos. Merino Mayor de Guipúzcoa, oficio que hereda su hijo. Fernán Pérez de Ayala que estaba radicado en Toledo toma posesión de la casa solariega de Quejana, Respaldiza, en 1332. Repartió los derechos patrimoniales que le pertenecían en tres mayorazgos: uno para su primogénito don Pero López de Ayala, el segundo para su hija Mencia de Ayala, casada con Beltrán de Guebara que heredó a Escalada y Vadagaya, y el tercero para sus sobrinos murcianos. Murió en Vitoria en 1385 habiendo profesado previamente en la orden dominica, una vez fallecida su mujer. San Juan Bautista de Quejana, en el valle de Ayala, El conjunto monumental consta de palacio fortificado del siglo XIV, el torreón capilla de la Virgen del Cabello, donde se halla la tumba de alabastro del Canciller y su mujer, y la iglesia de San Juan, entre otras construcciones, Fernán Pérez de Ayala lo funda en 1378. Fernán Pérez de Ayala levanta el palacio sobre una torre defensiva.

Fernán Pérez de Ayala y Elvira Álvarez de Ceballos son padres de, 


Pedro López de Ayala, canciller de Castilla. Nace en la casa solariega de Quejana, Respaldiza, o en Vitoria, Alava, en 1332. Muere en Calahorra, La Rioja, en 1407, contaba entonces con 75 años. Enterrado en el mausoleo que dispuso en el torreón-capilla de la Virgen del Cabello de Quejana.