martes, 27 de octubre de 2015

Casco Histórico de Innsbruck. La Ciudad Gótica


Grabado de Durero de finales del siglo XVI





































Monumento a Andreas Hofer y a sus compañeros en el centenario de su muerte





El Ottoburg es uno de los edificios más antiguos de Innsbruck. Incluso en medio de las bulliciosas y variopintas calles del casco antiguo, el Ottoburg destaca. 

Las persianas rojas de las pequeñas ventanas dan un poco de color a su fachada gris. Hay partes del muro que sobresalen hacia la calle en diversos ángulos. Por dentro es aún más impresionante, con salones antiguos y un elegante comedor. 

Ottoburg se construyó a finales del siglo XV como parte del palacio de Innsbruck. 


Muchos historiadores afirman que es el edificio más antiguo que se conserva en la ciudad, pero no han podido demostrarlo. En cualquier caso, el edificio es muy bonito y proporciona el entorno ideal para cenar en el exclusivo restaurante que lo ocupa desde 1745.




Año 1900. El Ayuntamiento Viejo, ya desaparecido,  y la Torre de la Ciudad, que aun podemos ver 





Cazadores en los Alpes del Tirol