miércoles, 9 de marzo de 2011

Iglesia parroquial de San Nicolás. Plaza de San Nicolás y Convento de Santo Domingo. Plasencia.

Plaza de San Nicolás y convento de Santo Domingo con el palacio de los marqueses de Mirabel al lado. Detrás la aljama medieval.

Francisco de Zúñiga, I señor de Mirabel, tío del II duque de Bejar. Casa con María Manuel de Sotomayor, hija de Juan de Sotomayor, señor de Alconchel, y de Juana Laura Suárez de Figueroa, hija de Lorenzo Suárez de Figueroa, I conde de Feria, y de María Manuel, señora de Montealagre y Meneses. Padres de Fadrique de Zúñiga y Sotomayor, I marqués de Mirabel en 1535, señor de Berantevilla y de Alconchel, en Extremadura.
Plaza de San Nicolás con la Iglesia.

Plaza de San Nicolás.




Parador. Convento de Santo Domingo. Armas de los Zúñiga con corona ducal en el escudo del lado izquierdo superior de la portada.
Zúñiga
Pimentel.
Manrique de Lara, señor de Amusco








En la plaza de San Nicolás, no muy alejada de las catedrales. Construida en el siglo XIII en estilo románico tardío y su aspecto actual es gótico debido a la última restauración del siglo XV. Las portadas que se conservan de la iglesia son románicas, conserva también una torre con ventanales románicos en su cuerpo superior. En la iglesia existe un enterramiento con la estatua orante del Obispo de Coria Pedro Girón de Carvajal, nacido en Plasencia. A esta iglesia acudía a rezar Felipe V cuando durante su estancia en Plasencia.
Si subimos por la Plaza de San Nicolás, con su fuente llegamos al convento de Santo Domingo o de San Vicente Ferrer de los Padres Dominicos. Está anexo a la iglesia del mismo nombre y al actual palacio del marqués
de Mirabel.

Fue fundado el ahora Parador de Turismo a mediados del sigo XV por los condes de Plasencia Álvaro de Zúñiga y su esposa Leonor de Pimentel y para su construcción se expropiaron los terrenos de la antigua sinagoga mayor de la ciudad de Plasencia y parte de la aljama judía. Las calles que rodean el edificio son parte de esta antigua judería.

Álvaro de Zúñiga, II conde de Plasencia, I duque de Arévalo en 1469, después revertido a la Corona, I duque de PLASENCIA en 1476, I duque de BÉJAR y I conde de Bañares en 1485, señor de la casa de Zúñiga, señor de Béjar, Gibraleón, Capilla, Burguillos, Encinas, Olivera, Ayamonte, Alguacil mayor y Justicia Mayor de Castilla, testamentario del rey Enrique IV, administrador del maestrazgo de la orden de Alcántara, alcaide del castillo de Burgos. Muere en 1488. Casa primero en 1429 con Leonor Manrique Mendoza , hija de Pedro Manrique de Lara, VIII señor de Amusco, señor de Treviño, y de Leonor de Castilla, hija natural de Fadrique de Castilla, duque de Benavente, hijo natural de Enrique II de Castilla. Nieta de Juana de Mendoza. Con sucesión. Viudo casa con una prima hermana de su primera mujer esta es Leonor Pimentel y Enríquez mendoza , hija de Juan Alonso Pimentel, I conde de Mayorga, hijo de Rodrigo Alonso Pimentel, II conde de Benavente, y de Leonora Enríquez de Mendoza, hija mayor de Alonso Enríquez, I señor de Medina de Río Seco, Almirante de Castilla, segundo marido de Juana de Mendoza.

Álvaro se casó en 1429 con Leonor Manrique de Lara y Castilla, hija de Pedro Manrique de Lara, señor de Amusco, adelantado mayor de León, y de su mujer Leonor de Castilla. El matrimonio fue concertado en enero de 1428 por sus padres Pedro de Zúñiga y Leiva y Pedro Manrique de Lara, para unir la amistad de estas dos casas poderosas. En su primera esposa, Leonor Manrique de Lara y Castilla, tuvo nueve hijos: Pedro su primogénito, II conde de Bañares, I de Ayamonte, Diego, prior de San Marcos en León de la Orden de Santiago, Álvaro, prior de San Juan de Jerusalén, hoy Orden de Malta, Iñigo, falleció muy temprano, Francisco, señor de Mirabel y Berantevilla, Fadrique, obispo de Osma, Leonor, casada con Juan de Luna y Pimentel, II conde de San Esteban de Gormaz, y viuda con Fernando Álvarez de Toledo, IV señor de Oropesa, Elvira, casada con Alonso de Sotomayor y Guzmán, I conde de Belalcázar, y Juana, abadesa en el monasterio de Calabazanos de Amusco. Viudo Álvaro se casó en 1458 con una prime hermana de su primera esposa, también nieta de Juana de Mendoza, de nombre Leonor Pimentel y Enriquez, hija de Juan Alonso Pimentel, I conde de Mayorga, hijo de Rodrigo Alonso Pimentel, II conde de Benavente, y de Leonora Enríquez de Mendoza, hija mayor de Alonso Enríquez, I señor de Medina de Río Seco, Almirante de Castilla, y de Juana de Mendoza. Padres de cuatro hijos: Juan de Zúñiga y Pimentel, maestre de la Orden de Alcántara, arzobispo de Sevilla, primado de España, II duque de Plasencia, Fernando, prior, María, señora de Burguillos, casada con su sobrino, Álvaro II de Zúñiga y Guzmán, II duque de Béjar, conde de Bañares, marqués de Gibraleón; sin sucesión, e Isabel casada con Faldrique Álvarez de Toledo, II duque de Alba de Tormes. La duquesa Leonor falleció en Béjar, Salamanca, en 1486-dos años antes que su marido-.

Destaca en el convento de Santo Domingo el claustro de estilo isabelino, con restos de artesonado mudéjar, con esgrafiados y pinturas murales. También la sala capitular del convento cubierta por una bóveda de crucería estrellada de ocho puntas. El refectorio esta cubierto de azulejos talaveranos, artesonado y con respaldos de banco corrido. Desde 2009 este convento se ha reconvertido en el Parador Nacional de Plasencia.