martes, 7 de junio de 2011

Valfermoso de Tajuña. Guadalajara

En la Villa de Valhermoso de Tajuña, á veinte y nueve dias dél año del Señor de mil é quinientos y ochenta.

Antiguamente su nombre era el de Valfermoso de las Sogas, por haberse dedicado su población a esta industria y manufactura. Tras la reconquista de la zona por los cristianos, a finales del siglo XI, Valfermoso fue aldea del Común de Villa y Tierra de Hita, que hasta aquí alargaba su influencia. El monarca castellano Juan II se la entregó en señorío a su contador mayor Diego Romero, y éste se la cambió por otras pertenencias a don Iñigo López de Mendoza, primer marqués de Santillana, en 1444. Don Iñigo se lo dejó en herencia a su hijo don Pedro Laso, quien se dedicó desde joven a mejorar el pueblo, fortificarlo y construirse en él un magnífico castillo.

 Estuvo casado este señor con doña Juana Carrillo, señora de Mondéjar. Pero él murió joven, cuando todavía vivía su padre el marqués de Santillana. Este dispuso que Valfermoso pasara a engrosar el mayorazgo de su primogénito don Diego Hurtado de Mendoza, primer duque del Infantado. Y así fue. Pero al morir éste lo dejó a su segundón don Juan de Mendoza, quien tras largo pleito por este lugar con su primo el marqués de Mondéjar, se lo cedió. Volvió a pleitear por Valfermoso el tercer duque del Infantado, pero el pueblo ya no se movió de la casa de los marqueses de Mondéjar, que a sus varios títulos añadieron el de marqueses de Valfermoso.

 Que esta Villa es del Iltmo. Sr. Marqués de Mondéjar, y que oyeron decir á sus antepasados que el Visabuelo del dicho Marqués de Mondéjar se decia Conde de Tendilla, que habia comprado esta Villa á un D. Juan de Mendoza. Relaciones Topográficas de Felipe II.

 Diego, 1. duque del INTANTADO, su hermano es Pedro Laso de Mendoza, señor del Valle de Lozoya, y de Mondéjar por su mujer Inés Carrillo, señora de Mondéjar, al Juana Carrillo, señora de Mondéjar, hija de Juan Carrillo, señor de Mondéjar, y de María de Sandoval. Padres de, Marina Laso de Mendoza que casa con su primo-hermano Iñigo López de Mendoza y Quiñones, II conde de Tendilla y I marqués de Mondéjar, sin sucesión. Es hermana de Marina Catalina Laso de Mendoza, señora de Valhermoso y de Mondéjar que casa primero pero desuelto por razón de consangunidad y matrimonio sin dispensa pontificio con Luis de la Cerda, I duque de Medinaceli, y después con Pedro de Castilla, corregidor de Toledo, hijo natural de Pedro de Castilla, arcediano de Alarcón , obispo de Osma y de Palencia, nieto del rey Pedro I el Cruel, en María Fernández Bernal, de Salamanca, con sucesión en  los señores y condes de Villamanrique de Tajo.

También podemos leer que vende Catalina su parte de Mondejar a su cuñado el II conde de Tendilla y I marqués de Mondejar.

Enrique II, al subir al trono, da Mondejar a su hermano, don Sancho, conde de Alburquerque. Del matrimonio de éste con doña Beatriz de Portugal nació doña Leonor, también señora de Mondéjar, que casó con don Fernando de Antequera, más adelante Rey de Aragón. Este matrimonio, desentendido de su humilde territorio alcarreño, lo entregan en donación al caballero toledano, caballerizo mayor del rey, don Juan Carrillo de Toledo, quien con él fundó un mayorazgo, dejándoselo en herencia a su hija doña Juana Carrillo, que casó con don Pedro Lasso de la Vega, señor de Valfermoso de Tajuña, hijo del primer marqués de Santillana. 

Estos nuevos señores prometieron, en solemne acto celebrado en Mondéjar, en 1435, ante el Concejo de la Villa, respetar sus fueros, franquezas, costumbres, privilegios y libertadas, aun ostentando el señorío. De ellos lo heredó su hija mayor, doña Catalina Lasso de la Vega, quien, ya viuda de su primer marido, el duque de Medinaceli, se lo entregó en dote a su hermana menor doña Marina Lasso, cuando casó con don Iñigo López de Mendoza, conde de Tendilla. 

Tras varios pleitos familiares, en los que el segundo marido de doña Catalina, Pedro de Castilla, se quiso apoderar de Mondéjar contra el derecho, tampoco muy claro, del conde de Tendilla, los Reyes Católicos zanjaron el asunto ordenando derribar el castillo mondejano, quedándose con la villa para sí, y vendiéndose 15 días más tarde, en la cantidad de doce millones de maravedíes al conde de Tendilla. El hijo de éste, en 1512, recibió el título de marqués de Mondéjar, y en esta rama de la casa Mendoza quedó ya la villa, acrecentando el marquesado de su título con otros muchos lugares y villas de la baja Alcarria además de Tendilla y Valfermoso de Tajuña, poseían Almoguera con su tierra entera, Fuentenovilla, Loranca, Aranzueque, Armuña, Fuentelviejo, Meco, además de Anguix, Viana y Azañón por compra a los Vazquez de Acuña, duques de Huete.
  • Hermano de los anteriores es Iñigo López de Mendoza, conde de Tendilla en 1465.
Encontramos un Valhermoso de la Sogas en el páramo de Molina de Aragón  que se dice en alguna genealogia en poder de un hijo del I duque de Infantado de nombre Juan de Mendoza que se titula también señor de Beleña, hermano del II duque del Infantado.

que la dicha villa de Peñalber-ahora Peñalver, cerca de Tendilla- está una legua. comun de la villa de Valhermoso de las Sogas, ques del dicho Marqués de Mondéjar questá al norte; es camino torcido porque hay muchas cuestas.

También parece ser Juan de Mendoza, señor de Beleña,  el señor de Valfermoso de Tajuna, junto a la ciudad de Guadalajara, que la puede vender a su prima hermana Catalina y esta la pasa como Mondejar a su  hermana y así a los Tendilla. Todos los citados son primos hermanos entre si como nieto del I marqués de Santillana. Vemos tambien al padre de Catalina titulado señor de Valhermoso de las Sogas como lo está su sobrino el señor de Beleña. También Pedro Laso de la Vega aparce titulado señor de Valhermoso de las Sogas, que sería de Tajuña, y luego su hija Catalina,  como aparece tambien titulado su sobrino Juan de Mendoza del que vemos se dice lo vende a los Mondejar.

Puede ser un error el señorio de Valhermoso de las Sogas equivocado con el de Tajuña. Peñalver y el de Tajuña si están cercanos, nada que ver con el de las Sogas cerca de la ciudad de Molina de Aragón.

El Valhermoso del que es señor también Juan de Mendoza puede ser el de las Monjas, cerca de Jadraque y no lejos de Beleña. Es este Beleña de Sorbe junto al embalse de Beleña en el río Henares. Pero los vecinos lo titulan de Tajuña al decir de su venta al marqués de Mondejar.

Juan de Mendoza, señor de Beleña- Beleña de Sorbe en Guadalajara, junto al embalse de Beleña en el río Henares-y puede que de Valhermoso de las Monjas, cerca de Jadraque y no del prácticamente desparecido Valhermoso de las Sogas en el páramo de Molina de Aragón en Guadalajara como se puede leer en algunas genealogías, pero también lo puede ser del Valhermoso de Tajuña que se dice en las Relaciones Topográficas lo vende a quien es su primo hermano el II conde de Tendilla y I marqués de Mondejar o tal vez a su tío Pedro Laso de Mendoza y de este pasar a su hija Catalina que casa precisamente con su común primo hermano el II conde de Tendilla y que por este matrimonio se titula I marqués de Mondejar -, hijo del I duque del Infantado.

Todos los citados como primos hermanos son nietos del I marqués de Santillana.