lunes, 16 de enero de 2012

Hospital de las Cinco Llagas de Nuestro Señor Jesucristo. Hospital de la Sangre. Sevilla.




Ubicado entre las murallas árabes, la Basílica de la Macarena y el Hospital Universitario, se encuentra el actual Parlamento de Andalucía, antiguo Hospital de la Sangre o de las Cinco LLagas.  

Situado no muy lejos de la iglesia de la Macarena, recibió el nombre de “Hospital de las  Cinco Llagas de Nuestro Señor Jesucristo”, conocido popularmente como “Hospital de la Sangre”. En las inmediaciones del Puente de la Barqueta.

El edificio desde la finalización de su construcción fue gestionado por las monjas de la orden de la Caridad. El Hospital de las Cinco Llagas o de la Sangre fue entregado y habitado por las monjas desde al año 1540.

En este Hospital, en un principio eran curadas sólo mujeres.


 El Hospital durante la epidemia de peste de 1648-1649.

Entraron en total en el Hospital de la Sangre 26.300 enfermos, de estos murieron más de 22.900. De los sacerdotes que había en el hospital más de 800 fallecieron, de los médicos que había, un total de 6, sólo 1 sobrevivió, de los cirujanos, cuya plantilla era de 19, sobrevivieron 3 y de los 56 sangradores quedaron 22.
La epidemia de peste más grave se produjo en la mitad del siglo XVII. Originaria desde Argel, entró en la península por la costa levantina en 1647. Desde Valencia la epidemia se expandió hacia Murcia y Andalucía, y también hacia Aragón y Cataluña. Desde allí se extendió a Francia, Mallorca y Nápoles entre 1656 y 1659.

Quizás la más perjudicada por la enfermedad fuera Sevilla  que perdió su poderío económico ya en decadencia desde principios de siglo.

La cifra más probable de víctimas debió estar en alrededor de 60.000 muertos, el 46% de la población.
Este Hospital lo fundo Don Fadrique Enríquez de Ribera, como continuación a la obra emprendida por su madre en 1500, situada en sus principios en la calle Santiago junto a sus casas, conocidas luego como Palacio de las Dueñas y Casa de Pilatos.
Este hospital fue el edificio en planta más grande de España hasta la construcción de El Escorial, y el mayor hospital existente en toda Europa durante casi doscientos años, dotado en su momento de condiciones higiénicas excepcionales, como cloacas o abastecimiento de agua por medio de un acueducto.

El edificio se dio por terminado  en el año 1572. Sin embargo, continuarán las ampliaciones y reformas, pudiéndose decir que no se concluyó definitivamente hasta bien avanzado el siglo XVII.

La inauguración del hospital tuvo lugar en 1559, realizando durante su existencia una gran labor asistencial, especialmente en épocas de inundaciones o epidemias. 

Desde su apertura estuvo en manos privadas hasta la Desamortización de Mendizábal, pasando a ser en 1837, cuando se realiza la concentración hospitalaria en este edificio, hospital general. 

Al asumir la Diputación de Sevilla las ayudas asistenciales y la beneficencia, pasa a ser la titular del mismo hasta su cesión a la Junta de Andalucía.


El antiguo Hospital de las Cinco Llagas, también llamado Hospital de la Sangre, lo fundan en el año 1500 doña Catalina de Ribera y su hijo don Fadrique de Ribera, primer marqués de Tarifa; trasladándose en 1540 a su lugar actual, por resultar insalubre su primer emplazamiento en la calle de Santiago.

Representa  una de las mejores muestras de la arquitectura renacentista en toda Andalucía.

El plan de este edificio, el de más envergadura de la España de su tiempo, se basó en el de las fundaciones hospitalarias de los Reyes Católicos, aunque aproximándose más al modelo que en ellos se había copiado, el del Hospital Mayor de Milán.

El edificio presenta su fachada principal precedida por un amplio espacio ajardinado dividido en dos zonas bien diferenciadas entre los que se levanta una alta y amplia verja de hierro. la más exterior, más amplia y con arbolado de mayor porte, abierta para su acceso para el público general; y la más cercana al edificio, realizada a base de setos cuidadosamente recortados que se distribuyen según un trazado simétrico y muy ordenado, adecuado a la solemnidad y el clasicismo de la fachada, de acceso restringido.

En este espacio interior se ha incluido posteriormente el grupo escultórico de el Hércules que se realizó para la Exposición Universal (la Expo´92), y que estuvo ubicada durante el evento delante del Pabellón de Andalucía.

Bien de interés cultural, este enorme edificio está catalogado como monumento, y así apareció publicado en La Gaceta de Madrid en el año 1931. 

La construcción del Hospital de las Cinco Llagas o de la Sangre se inició solemnemente el 12 de marzo de 1546. Su construcción se debe a la voluntad de don Fadrique Enríquez de Ribera, que decidió alzar un nuevo edificio para albergar la fundación de caridad que en 1500 creara su madre, doña Catalina de Ribera.

El hospital estuvo dotado de condiciones higiénicas excepcionales en su momento, como cloacas o abastecimiento de agua por medio de un acueducto. 

Durante su existencia realizó una gran labor asistencial, especialmente en épocas de inundaciones o epidemias. Desde su apertura estuvo en manos privadas hasta la Desamortización de Mendizábal. Al asumir la Diputación de Sevilla las ayudas asistenciales y la beneficencia, pasa a ser la titular del mismo hasta su cesión a la Junta de Andalucía.

El cierre del hospital se produce en febrero de 1972 debido a su pésimo estado de conservación, aunque se siguen manteniendo algunos servicios sanitarios. 

El declive fue resultado natural del paso del tiempo y de los avatares históricos y políticos, que lo sumergen en una aguda crisis ya en el siglo XIX, continuada en el siglo XX, donde a pesar de desarrollarse en él los mejores años de la medicina en Sevilla, la lucha por sus recursos y espacios dejan de lado la necesaria conservación.
Diez años después de su desalojo, y sin haber sido ajeno a distintos expolios, se inician los pasos para la generosa cesión del edificio a las instituciones autonómicas por parte de la Diputación de Sevilla, dueña del mismo desde su desamortización en el siglo XIX, y en el que realizó una importante asistencia benéfica. 
En 1986 se elaboran los primeros proyectos y un año más tarde se inician las obras, que concluyen en 1992. El 28 de febrero de ese año el Parlamento de Andalucía estrenó su sede.
Después de tres años de intervenciones y la recuperación de 18.590 metros cuadrados, la nueva superficie rehabilitada fue inaugurada por Sus Majestades los Reyes el día 20 de febrero de 2003.


Asentado sobre antiguos yacimientos arqueológicos que se remontan a tiempos prehistóricos, el Hospital de la Sangre siempre se ha visto rodeado de leyendas sobre ruidos extraños, apariciones sobrenaturales  y todo tipo de fenómenos paranormales. Espectros de soldados que murieron entre horribles sufrimientos como consecuencia de heridas de guerra, niños víctimas de epidemias o mujeres que perdieron la vida al dar a luz,  han sido recordados y recogidos por la tradición popular, siendo trasmitidos de generación entre los habitantes de la ciudad de Sevilla. Relatos, más o menos confusos que hablan de llantos de recién nacidos en estancias vacías, ruidos de pasos en corredores por los que no transita nadie o rostros sin cuerpo en las cristaleras de sus ventanas.

El Hospital de las Cinco Llagas cerró sus puertas en 1972 y hasta finales de la década de los 80 en que se tomó la determinación de utilizar el edificio como Sede del Parlamento Andaluz, los fenómenos siguieron produciéndose, tal y como atestiguaron algunos vecinos del lugar.