miércoles, 7 de noviembre de 2012

Villarcayo. De Villarcayo a Espinosa de los Monteros


Villarcayo en la Merindad de Castilla la Vieja.

Ocupa el centro de la comarca de Las Merindades, en el norte de la provincia. Es una zona llana, limitada al Sur por el río Ebro y la sierra de la Tesla y al Norte por las primeras estribaciones de la Cordillera Cantábrica. La atraviesan los ríos Nela y Trema, caudalosos afluentes del Ebro.


La Merindad de Castilla la Vieja, una de las siete merindades de Castilla Vieja, debe su nombre a que siempre fue considerada como el territorio en el que comenzó a organizarse el condado de Castilla a finales del siglo VIII.


Villarcayo es la actual capital de Las Merindades.








De Villarcayo a Espinosa de los Monteros en la merindad de Montija





Anticlinal de Ojo Guareña. Con cuevas con restos de poblamiento prehistórico

Se encuentran catalogados 28 lugares de interés arqueológico con restos desde el Paleolítico Medio hasta la Edad Media, destacando entre otras, las muestras de arte rupestre de la Sala de las Pinturas, los grabados de la Cueva del Kaite, grabados de la Sala de la Fuente, .... y las improntas de pies descalzos en la Sala de las Huellas (huellas de un grupo humano del Paleolítico) que datan de hace 15.000 a.C.






Bocos, señorío de los Medinila

En el año 1383, el rey Don Alfonso concedio a Don Pedro Martinez de Medinilla, un privilegio de uso de armas y un escudo que se componia de un castillo de oro sobre campo blanco, el cual podian poner los Medinilla siempre sobre el suyo propio, con motivo de haber asistido al combate contra los moros en Algeciras con muchos de sus vasallos, servidores y deudos, y donde fue herido diversas veces de mucha consideracion. Este privilegio rodado fue confirmado el siglo posterior por los reyes Don Enrique, Don Juan y Don Fernando y Doña Isabel. En 1469 dicho privilegio fue confirmado a Hernan Martinez de Medinilla, descendiente de Pedro, por los Reyes Catolicos.


Pedro Martinez de Medinilla fue Ballestero Mayor de a caballo del Rey Don Alfonso.

Los Medinilla tenian bienes en la Quintana, Campo, Remolino, Mozares, Villacomparada, Fresnedo, Torre, Medina de Pomar, Villataras, Rosales, Santa Cruz de Ondino, Valladolid, Moneo y Bocos. Tambien poseian dos juros: uno sobre las alcábalas de la Bureba.

Tenian el privilegio de la pesca exclusiva en el rio Nela (regalia) y sus vasallos les pagaban 210 aves al año.

Ademas de bosques de chopos, olmos, robles y alamos, la casa principal y un molino de dos ruedas poseian en el lugar de Torme, la ermita de San Miguel, perteneciente a la casa y señorio de Bocos.

Las primitivas armas de los Medinilla fueron: de azur, con tres bandas de oro.