martes, 15 de octubre de 2013

En la Explanada de la Liberación


El 25 de agosto, la Segunda División blindada del general francés Leclerc y las tropas aliadas entraron en París. 


Por primera vez desde 1940, la bandera tricolor fue izada en lo más alto de la Torre Eiffel.  Por la tarde, el general von Choltitz firmó la rendición del invasor, mientras que el general de Gaulle hizo su entrada en París y estableció la sede del Gobierno provisional de la República Francesa en el Ministerio de Guerra.  A las 19 horas, pronunció en el balcón del Hôtel de Ville su célebre discurso:  «¡París ultrajado!  ¡París martirizado!  Pero ¡París liberado!».
A pesar de las escaramuzas que duraron todavía algunos días, el 26 de agosto, los parisienses  asistieron al desfile del general de Gaulle y los ejércitos de liberación en los Campos Elíseos.