martes, 22 de octubre de 2013

En tren por la LLanura de Flandes. De Lille a Brujas

La llanura de Flandes (en francés: Plaine de Flandre) es una llanura o planicie del noroeste de Europa, en territorios de Francia y Bélgica, parte de la cuenca belgo-neerlandesa.

Las principales ciudades de la llanura de Flandes, belga o francés, son, entre otros:

Calais o Kales en flamenco (Francia, Flandes francés);

Douai o Dowaai en flamenco (Francia, Flandes francés);

Dunkerque o Duinkerke, en flamenco (Francia, Flandes francés);

Hazebrouck o Hazebroek en flamenco (Francia, Flandes francés);

Lille o Ryssel en flamenco francés o Rijsel en neerlandés (Francia, Flandes francés);

Brujas o Bruges en francés o Brugge en flamenco (Bélgica, Región Flamenca);

Gante o Gand en francés o Gent en flamenco (Bélgica, Región Flamenca);


Tournai o Doornik en flamenco (Bélgica, Región Flamenca).


Por tren el viaje apenas dura una hora, hay unos 80 Kilómetros.










Paisajes y pueblos de la Llanura Flamenca












































La llanura de Flandes (en francés: Plaine de Flandre) es una llanura o planicie del noroeste de Europa, en territorios de Francia y Bélgica, parte de la cuenca belgo-neerlandesa.

Las principales ciudades de la llanura de Flandes, belga o francés, son, entre otros:

Calais o Kales en flamenco (Francia, Flandes francés);

Douai o Dowaai en flamenco (Francia, Flandes francés);

Dunkerque o Duinkerke, en flamenco (Francia, Flandes francés);
Hazebrouck o Hazebroek en flamenco (Francia, Flandes francés);

Lille o Ryssel en flamenco francés o Rijsel en neerlandés (Francia, Flandes francés);

Brujas o Bruges en francés o Brugge en flamenco (Bélgica, Región Flamenca);

Gante o Gand en francés o Gent en flamenco (Bélgica, Región Flamenca);

Tournai o Doornik en flamenco (Bélgica, Región Flamenca).

Bujas está  hermanada con Salamanca y  Burgos

La Región Flamenca o simplemente Flandes es una de las tres regiones que componen Bélgica, junto con Valonia y la región de Bruselas

Reinando Balduino II (conde desde 879 hasta 918), se creó el Condado de Flandes, en el año 892. Sin embargo, quedó dividido cuando los distritos pasaron a dominio francés en el siglo XII. Las restantes partes de Flandes cayeron en poder del vecino condado de Henao, en 1191.

Durante la Baja Edad Media, las ciudades comerciantes (especialmente Gante, Brujas e Ypres) hicieron de Flandes una de las regiones más urbanizadas de Europa, tejiendo lana de las tierras vecinas, fabricando tejidos tanto para uso doméstico como para la exportación.

Toda la zona pasó a los duques de Borgoña en 1384, en 1477 a la dinastía de los Habsburgo y, con Carlos I, se incluyó en el Imperio español. En 1512 formaron una circunscripción propia, la Circunscripción de Borgoña. El Condado de Flandes siguió siendo un feudo francés en sus territorios occidentales, y un señorío del Sacro Imperio Romano en la parte oriental. En 1526, Francisco I de Francia cedió el condado de Flandes a Carlos I por el tratado de Madrid. Esto se confirmó en la Paz de las Damas de Cambrai de 1529.

En 1568 las Diecisiete Provincias que firmaron la Unión de Utrecht comenzaron una revuelta contra Felipe II: la Guerra de los Ochenta Años. Las tropas españolas rápidamente comenzaron a combatir a los rebeldes, pero antes de que la revuelta pudiera ser totalmente derrotada, había estallado la guerra entre Inglaterra y el Imperio español, forzando a las tropas españolas de Felipe a detener su avance. Mientras tanto, los ejércitos españoles ya habían conquistado las importantes ciudades comerciales de Brujas y Gante. Amberes, que era uno de los puertos más importantes del momento, también tenía que ser reconquistada. El 17 de agosto de 1585, cayó Amberes. A partir de 1568 y hasta 1648 se desarrolló la Guerra de los Ochenta Años entre lo que a partir de 1585 eran los Países Bajos de los Habsburgo al Sur y las Provincias Unidas del norte.


Los distritos occidentales de Flandes pasaron finalmente a Francia tras diferentes tratados de 1659 (Artois), 1668, y 1678. Así, la región de Dunkerque pasó a formar parte de Francia desde 1662 y la de Lille en 1668. El Tratado de Utrecht (1713) dejó el resto de Flandes a los Habsburgo de Austria.
Durante la Revolución francesa, las tropas republicanas invadieron este Flandes austriaco. En el Congreso de Viena (1814), Flandes fue declarado como provincia de los Países Bajos.
Reino de Bélgica[editar · editar código]

En 1830 se creó el Reino de Bélgica, y Flandes fue una de las provincias que lo formó



Escudo de armas de Felipe II con las armas del condado de Flandes


1467-1477: Carlos II de Borgoña (1433-1477) llamado Carlos el Temerario
Duque de Borgoña (1467-1477), conde de Borgoña (1467-1477), conde de Artois (1467-1477), conde de Flandes (1467-1477)


Armas de los duques de Borgoña

1477-1482: María de Borgoña (1457-1482)
Hija del anterior
Duquesa de Borgoña (1477-1482), condesa de Borgoña (1477-1482), condesa de Artois (1477-1482), condesa de Flandes (1477-1482)
1477-1482: Maximiliano I (1459-1519)
Esposo de la anterior
1°) De su propio feudo: archiduque de Austria
2°) por matrimonio: duque de Borgoña (1477-1482), conde de Borgoña (1477-1482), conde de Artois (1477-1482), conde de Flandes (1477-1482)
2°) por elección: emperador del Sacro-Imperio.
1482-1506: Felipe IV el Hermoso (1478-1506)
Hijo de los anteriores
1°) De su propio feudo: Soberano de los Países Bajos: conde de Flandes y otros dominios, archiduque de Austria.
2°) por matrimonio con Juana la Loca: rey de León y de Castilla (1504-1506).
1519-1555: Carlos III de Gante (1500-1558)
Hijo del anterior y de Juana de Castilla
1°) De su propio feudo: Soberano de los Países Bajos: conde de Flandes; rey de España (Carlos I); Emperador de las Indias.
2°) por elección: Emperador del Sacro-Imperio, Carlos Quinto.

1555-1598: Felipe V (1527-1598)
Hijo del anterior
Rey de España.

1598-1621: Isabel Clara Eugenia, hija de Felipe II, casada con el archiduque Alberto de Austria
1621-1665: Felipe IV de España
1665-1700: Carlos II de España, Carlos IV de Flandes, hijo de Felipe IV
Entre 1706 y 1714 el condado fue ocupado por las tropas angloholandesas durante la Guerra de Sucesión Española. En 1713, el Tratado de Utrecht estableció que el condado fuese cedido a la rama austriaca de la casa de Habsburgo.


Brujas (Brugge): es una ciudad con obras arquitectónicas notables, siendo algunos polos de atracción turística los canales medievales, la plaza mayor, el ayuntamiento del siglo XIV, el palacio del Brugse vrije, la catedral de San Salvador, la basílica de la Santa Sangre y el Beaterio.

Amberes (Antwerpen): a orillas del río Escalda, es la ciudad natal de pintores como Rubens o Van Dyck. También conocida por su trabajo con los diamantes. Algunas de las posibilidades más destacadas para visitar son: la Plaza Mayor, el Ayuntamiento, su Catedral Gótica, la casa de Rubens, el Museo Plantin Moretus, el museo de Bellas Artes y el Museo Provincial del Diamante.

Gante (Gent): establecida en el cruce de los ríos Lys y Escalda. Geográficamente situada a escasos 30 minutos de otras ciudades como Brujas, Amberes y Bruselas. Contiene muchos puntos de interés como el Castillo de los Condes, el Muelle de los herboristas y el del trigo, el barrio de Patershol y la catedral de San Bavón.

Cortrique (Kortrijk): la ciudad Cortrique (o Courtrai) se sitúa en la zona del Flandes occidental con una situación privilegiada, entre Brujas, Gante y Lille. Es una preciosa e histórica población de aspecto medieval, en las estribaciones del río Leie. La vida de Courtrai ha estado siempre íntimamente ligada a su río, ya que éste alimenta con sus aguas las fábricas de tejidos de lino en los que se realizan los famosos paños de Flandes.

Lovaina (Leuven): es la ciudad universitaria de Flandes por excelencia. Su universidad fue fundada en 1425. Lovaina también es conocida por su Grote Markt o Plaza Mayor, la Iglesia de San Pedro, el imponente Ayuntamiento, el Salón de los Tejidos (De Lakenhallen), el Colegio Van Dale, la Iglesia de San Miguel y el Gran Beaterio.

Malinas (Mechelen): ciudad muy importante a consecuencia de diferentes condiciones históricas como ser la capital de los Países Bajos (durante el periodo de los duques de Borgoña), centro neurálgico del poder clerical y ciudad en la que el emperador Carlos V vivió un largo periodo. Por todo esto y mucho más Malinas posee la preciosa catedral de San Romualdo, la iglesia de San Juan y la de San Pedro y San Pablo. También presenta gran interés cultural la escuela de carrillones y los talleres de restauración de tapices.