miércoles, 10 de diciembre de 2014

Los Pecha, los Valdes y los Orozco. Señores en la Alcarria de Guadalajara



 Alvar Fáñez reconquista Hita cuando tambien se toman  Talavera, Madrid, Ribas, Caracuey, Atienza, Riba de Santiuste, Uceda y Guadalajara.

En 1119 Ferrán García y su mujer Estefanía Ermegot recibieron de doña Urraca en el año en que casan los lugares de Hita y Uceda. Son padres del fundador de la Orden Militar de Santiago y de Martín Fernandez que se titula señor de Hita y de Buitrago, en el sentido de tener aquí propiedades, señores en  y parece que fue alcalde de Hita como su padre en cuya sucesión siguen las posesiones de Hita y se les da el título de señores. También señores en Beleña

Debió pasar a poder real Hita, pues Alfonso X le dio fueros en 1256. 

En 1274 es señora de Hita la infanta doña Berenguela, hija de Alfonso X. 

A ésta le sucedió en el señorío la infanta doña Isabel, hija de Sancho IV y doña María de Molina. 

En 1311, siendo regente esta última, don Juan Manuel, enemistado en ese tiempo con la Corona, arrasa las villas de Huete, Hita, Guadalajara y Uceda. 

En 1361 era señor de Hita don Iñigo López de Orozco, mandado matar por el rey Cruel, por haberse pasado al bando de su hermano Enrique. 

El señorío pasa entonces a don Pedro González de Mendoza, quien

en 1380 funda el mayorazgo de Hita. 


De los Orozco decir igualmente que tenían propiedades en el valle Alaves de Orozco como los Ayala y los Avendaño.

Pecha, señores de Atanzón y por casamiento con los Valdés de Beleña. Ambos lugares luego de los Mendoza

Esteban Pérez Pecha  casa con Mayor Rodríguez de Balboa. Padres de Fernán Rodríguez Pecha al servicio de Alfonso XI. Casó con doña Elvira Martínez, y se avecinan en la ciudad de Guadalajara, hacia el año 1330.


Pedro Fernández de Pecha fue el fundador de la Orden de San Jerónimo en España y su padre Fernán Rodríguez de Pecha estuvo  al servicio de Alfonso XI de quien fue su camarero mayor.


Fernán Rodríguez de Pecha recibe de Alfonso XI el señorío de Atanzón. Casa con Elvira Martínez, Camarera de la reina doña María, de la cual tuvo dos hijos y tres hijas:

Pedro Fernández de Pecha, gentil-hombre de la cámara de Pedro I renunció a todos sus derechos de primogenitura al tomar el hábito de ermitaño y fue el fundador de la Orden de San Jerónimo en España.

Alonso de Pecha, obispo de Jaen.

María de Pecha. Recibe el mayorazgo de su casa por haber renunciado a él sus hermanos. Casa con  Pedro González de Mendoza, Mayordomo Mayor y señor de Hita y Buitrago. De este matrimonio nació un hijo, que murió siendo un niño, y al poco tiempo doña María.

Elvira, Beatriz, de Pecha. Según los autores.


Juan García casa con una Pecha de los señores de Atanzón, sin dejar descendencia. Es sucedido en el señorío de Beleña por su hermano Arias Gómez Valdés que se casó con una hermana de su cuñada llamada Mayor Fernández de Pecha de los señores de Atanzón que tenían propiedades en Marchamalo. Arias González de Valdès, que vino a suceder en la Casa de Veleña.

Juan Garcia de Valdès, como primogénito, heredó por muerte de su padre los Estados de Veleñá, con los Mayorazgos nuevamente fundados, y fué casado con Doña Beatriz Fernandez Pecha; pero haviendo fallecido sin sucession, pasò esta Casa à fu hermano segundo.

La hermana primogénita de Mayor es María Pecha, aunque casó con su pariente Pedro González de Mendoza, Mayordomo Mayor de el Rey Don Juan Primero, no tuvo sucesión. Doña Beatriz, hermana segunda, casó con Juan García de Valdès, y tampoco dejo descendencia, y así vino heredar los Vínculos, y bienes de la familia de Pecha la última hermana Mayor Fernández Pecha, y es la que casó con Arias González de Valdés. Padres de Men Rodríguez de Valdès que sucedió à su padre en los Estados de Veleña,y Atanzon , y quando su tío Don Pedro Fernandez Pecha fe retiró à mejor vida, sucedió por el derecho de fu madre en los Mayorazgos de la familia de Pecha. 

Fernán Martínez de Alarcón, alcaide de Alarcón por su padre y I señor de la villa de Valverde por su madre. Casa con Beatriz Fernández Pecha, hija de Fernando Ruiz Pecha, canciller mayor de Castilla; camarero mayor de Alfonso XI, y de su mujer Elvira Martínez, a su vez camarera de la reina doña María. Sucede su hijo Martín Fernández de Alarcón, señor de las villas de Valverde y Talayuelas, y de los heredamientos de Barchín del Hoyo, Buenache, La Roda, Cañavate, Hontecillas y Torre del Monje en Villares del Saz.


Mayor Fernández de Pecha. Heredera definitiva del mayorazgo de Atanzón al haber renunciado sus hermanos al mayorazgo de su casa por su
condición de clérigos y morir su hermana doña María sin herederos
legítimos. Casó con Arias González de Valdés, señor de Beleña. Hereda  los patrimonios de Pecha y Valdes su heredero, Men Rodríguez Valdés.

Men Rodríguez de Valdés. Fue señor de las villas de Beleña y Azañón. Casa con su pariente María Fernández de Orozco, señora de la mitad de la villa
de Pinto, hija de Iñigo López de Orozco. De este matrimonio nacieron
seis hijos: Iñigo López Valdés, Pedro Meléndez Valdés, Men Rodríguez
Valdés, Arias González de Valdés, Fernán Pérez de Pecha y Beatriz
Fernández de Pecha,  fue señora de Meco y murió sin sucesión.Casa con Mosen Arnao de Solier, señor de Villalpando y con Ñuño Freile de Andrade, señor de la casa de Andrade y señor de Puentedeume y Ferrol muerto en 1431.

Iñigo López Valdés. Señor de la villa de Beleña, se casó con Juana de Guzmán, hija de Pedro Nuñez de Guzmán, y tuvieron una hija, María Pecha y Valdés. Esta señora estuvo casada con don Gastón de Guevara y Valdés, pero
murió sin haber tenido sucesores. María pierde el mayorazgo de su casa para darlo a su tío Pedro Meléndez Valdés.


El III conde de Medinaceli y señor del Puerto de Santa María en tiempos de Juan II y Enrique IV. Casa con Juana Sarmiento, hija de Diego Pérez Sarmiento, señor de Salinas y Adelantado Mayor de Galicia, y de María de Zúñiga. Padres de tres hijos, 


Gastón de la Cerda, IV conde de Medinaceli.

Juan de la Cerda. Señor de Torrecuadrada, casa con Violante de Zúñiga, hija de Juan de Zúñiga y de Isabel de Valdés y Pecha, pero este matrimonio fue decretado nulo.


Juan de la Cerda, señor de Torrecuadrada, de sus relaciones con una labradora de Torrecuadrada
tuvo un hijo llamado Antonio de la Cerda que fue legitimado  por los Reyes Católicos y sucedió a su padre en este señorío. Intercambió con el conde de Cifuentes este lugar por unos juros en la ciudad de Toledo. 
Estuvo casado con  Inés Gómez de Ciudad Real, secretario de Enrique IV y señor de las villas y lugares de Pioz, El Pozo, Atanzón y Yélamos. Padres de tres hijos:
- Francisco de la Cerda.
- Leonor de la Cerda. Casa con don Pedro Arias Dávila.
- Isabel de la Cerda. Casa con Francisco Zapata de
Alarcon.


El panteón familiar de los Pecha estaba en la capilla de la Trinidad de la iglesia de Santiago, en la ciudad de Guadalajara, que antiguamente se llamaba del Salvador,


San Bartolomé de Lupiana. Monasterio perteneciente a la orden de San Jerónimo fue fundado por Pedro Fernández de Fecha y dotado por Elvira Martínez, madre del fundador, por su hermana  Mayor Fernández de Pecha y su hijo Men Rodríguez Valdés y por el I marqués de Santillana.

Aldonza de Mendoza, medio hermana del I marqués de Santillana, fue enterrada en este monasterio  

Fernán Rodríguez de Pecha, Camararo de Alfonso XI, y su esposa Elvira Martínez, Camarera de la reina, con licencia y autorización del monarca constituyeron  mayorazgo a favor de su hijo primogénito, Pedro Fernández. Entre los bienes incluidos en el mayorazgo  están las casas principales de la colación de Santiago en  Guadalajara, con la huerta que les había cedido el concejo, el portal labrado y todas sus pertenencias. Incluyeron en este mayorazgo, los molinos que tenían en la orilla del río Henares con todas sus rentas, que les pertenecía por merced regia. También incorporaron diversas tierras situadas en términos próximos a la villa de Guadalajara como eran  Daganzo,  Cabanillas, Marchamalo, Cañizar, aldea de Hita, Sillabajos de Samuel de Ávila,  Taracena, Iriepal. Aunque según lo establecido en las cláusulas de este mayorazgo le debía corresponder a don Pedro Fernández, su condición de clérigo, así como la de su hermano Alonso de Pecha, determinó que el patrimonio familiar de los Pechas recayese primero en María de Pecha
y al fallecer ésta sin descendencia en doña Mayor Fernández de Pecha.
Como resultado de su matrimonio con  Arias González de Valdés, señor de Beleña, su hijo Men Rodríguez se convirtió en el heredero de estos dos mayorazgos: el de Atanzóa y el de Beleña.

Melen Pérez Valdés funda  mayorazgo con  Beleña, su fortaleza, aldeas, términos, montes, vasallos, tierras, prados, aguas y ríos, para su hijo promogénito Juan García Valdes, contando para ello con la licencia y conformidad de Alfonso XI. Armado caballero en la coronación de Alfonso XI. Es su hijo,

Juan García Valdés muere sin descendencia  y su hermano Arias González Valdés es el heredero del mayorazgo de Beleña. Por su matrimonio con  Mayor Fernández de Pecha fue señor de Atanzón. En su
hijo, Melén Pérez Valdés, se depositaron los mayorazgos de Beleña y Atanzon.


Iñigo López de Valdés pone Beleña como garantía de un préstamo que le otorgó el marqués de Santillana. Pero el incumplimiento en el pago hace que el Marqués, Iñigo López de Mendoza, tome posesión de Beleña. En cuanto al mayorazgo de Atanzón  cuando muere  Iñigo López de Valdés pasa a su única heredera Maria, Teresa, de Valdés. Su tío, Pedro Meléndez Valdés, actuando como su tutor toma posesión del mayorazgo de Atanzón. Al morir  Pedro Mélendez Valdés deja como herederos de estos bienes a  Isabel de Valdés, su hija, y a sus nietos Mendo Rodríguez de Zúñiga y Pedro Meléndez. 


María, Teresa, de Valdés no pudo defenderse de este despojo como consecuencia de la delicada situación de su matrimonio con don Beltrán de Guevara, sus hijos no sólo emprendieron un pleito en la Chancilleria de Valladolid por la villa de Beleña, sino que también presentaron las alegaciones pertinentes contra sus primos Mendo de Zúñiga y Pedro Meléndez respecto a los bienes que habían pertenecido a su abuelo, Iñigo López de Valdés, y los vinculados al mayorazgo de Atanzon. Pleito que se planteé ante la Chatncilleria de Valladolid, entre don Beltrán de Guevara y doña Juana, su hija de una parte, y don Juan de Mendoza y sus herederos de otra por la posesión de la villa de Beleña. Los RRCC resolvieron que Men Rodríguez de Zúñiga restituyese a don Carlos de Guevara algunos de los  bienes que le habían pertenecido a don Iñigo López de Valdés por vínculos de mayorazgo.

Gonzalo Yañez casa con  Juana Orozco. Su hijo Pedro González de Mendoza casa con  María Fernández de Pecha, pero la muerte de su único hijo y la de doña María después no posibilitó la fusión patrimonial de estos linajes.

El matrimonio de Arias González de Valdés, señor de Beleña, con Mayor Fernández de Pecha, última destinataria del mayorazgo de su casa, determinó que su hijo Men Rodríguez Valdés fuese titular de estos dos linajes y casa con una parinete, una de las hijas de don Iñigo López de Orozco llamada Mencia Fernández de Orozco.



Lope Iñiguez de Orozco, señor de Valle de Orozco en Álava, nieto de otro Lope,  casa con Juana Ruiz, señora de Hita y Buitrago. Padres de, 

Iñigo López de Orozco.

Mencia Iñiguez de Orozco. Casa con Melén Pérez Valdés, II señor de Beleña, hijo de Pedro Meléndez Valdés, 
señor de la casa de la casa y lugar de Salas en Asturias, hermano del señor de Valdés,  y por su matrimonio de Beleña. Participa en la conquista de Sevilla en 1248, y de Sancha Ruiz, señora de Beleña y hermana de Gonzalo Ruiz, señor de Hita y Buitrago, hijos ambos de Ruy Martínez y doña Urraca, señores de Hita, Buitrago y Beleña, así como nietos de Martín Fernández, señor de estas villas y hermano del fundador de la Orden de Santiago. Con sucesión los Valdés que son señores de Beleña hasta los primeros años del siglo XV.


1, Iñigo López de Orozco. Rico-hombre de Castilla y ayo de Fernando III el Santo participó en la conquista de Sevilla. Señor de Valle de Orozco y por su madre de Hita y Buitrago. Fueron sus hijos: Lope Iñiguez, Martín  Iñiguez de Orozco y Fortún Iñiguez de Orozco.

2, Lope Iñiguez de Orozco. Rico-hombre de Alfonso X y VII señor del valle de Orozco, casa con su pariente Juana Ruiz, V señora de Hita y Buitrago, sucesora de Ruy González, señor de estas villas y hermano de doña Sancha Ruy, señora de Beleña, mujer de Pedro Meléndez Valdés, hijos de Ruy Martínez y doña Urraca, así como nietos de Martín Fernández, señor de las villas de Hita, Buitrago y Beleña. 

Padres de, 

3, Ruy López de Orozco.  Padre de Iñigo Lopez de Orozco
, primogénito y heredero de Lope Iñiguez no tiene sucesores y las posesiones de Orozco se venderán a los Ayala al padre del Canciller de Castilla Pedro López de Ayala siendo un sobrino de este quien casará con una Orozco.


A la muerte del último descendiente de los Aiara-Ayala por línea directa,
Juan Sánchez “el negro”, ocurrida en 1332, la poderosa favorita de Alfonso
II de Castilla, doña Leonor de Guzmán, compró el señorío de Orozko. Fernán
Pérez, - de los Aiara-Ayala cortesanos de la casa de Haro y
descendiente colateral - concertó en 1349 una operación de compra con
doña Leonor de Guzmán, recuperando el señorío y sus bienes en Orozko y
completando el dominio sobre él por permuta con los Avendaño, que
participaban con un tercio de la propiedad. El rey Enrique II de Castilla le
confirmó su posesión del Valle en 1370 y Fernán Pérez consolidó su posición
en 1373 constituyendo el mayorazgo en favor de su hijo Pedro, el famoso

Canciller.


y de un segundo hijo llamado Lope Iñiguez que de su madre Juana Ruiz hereda Hita y Buitrago. Estuvo casado con su pariente Mencia de Valdés; hija de Juan Fernández de Valdés, III señor de Beleña, y de doña Teresa Arias Quijada. 

Ruy López de Orozco, hijo de Lope Iñiguez y Juana Ruiz se casó con su prima por los Orozco y los Valdes  Mencia de Valdés, hija de Juan Fernández Valdés, III señor de Beleña, y de doña Teresa Arias Quijada. Y  su hijo, puede que nieto, Diego Fernández de Orozco casa su prima hermana Mencia Valdés,
hija de Melén Pérez Valdés, señor de Beleña, y de  Violante Garcia Trillo.

 Diego Fernandez de Orozco, señor de Hita, Buitrago y Talamanca . 

Es su hijo,

Iñigo López de Orozco. Señor de Escamilla. Casa con doña Marina Gómez de Toledo, 
hermana de Fernán Gómez de Toledo,  Notario Mayor del Reino de Toledo, camarero mayor y valido de Fernando IV. Es su hijo, 

Iñigo López de Orozco,  señor de Galve de Sorbe,  Santa Olalla, II señor de Escamilla, señor de Pinto. Fue apresado por Pedro I y ajusticiado por sus propias manos en 1367, así como se procedió a la confiscación de todos sus bienes, incluido el señorío sobre la villa de Orozco.  E después de presos, mató el rey don Pero por sus manos, luego que la batalla fue vençida, a Sancho Sánchez de Orozco e a su hermano Ínigo López de Orozco 

Mayordomo de su prima doña Blanca, señora de Villena, gran privado de Alfonso XI, así como señor de Escamilla, Torija, Cogolludo y alcalde y entregador mayor de la Mesta y cañadas de Castilla y León

En 1350 era mayordomo de Pedro I lo que le valdría muy pronto a numerosas mercedes, algunas de ellas en las tierras que pertenecieron a don Juan Manuel, como la de la villa de Galve, que le fue concedida por Pedro I en octubre de 1354. Estuvo al servicio de don Juan Manuel y de su nieta Blanca, huérfana de padre a los dos años y que muere en 1361 con trece años. A la muerte de Blanca su tía Juana Manuel tomó este patrimonio, uniéndolos posteriormente a la corona al subir su esposo Enrique II de Castilla al poder. Podemos encontrar que Juan Fernandez de Orozco, tío de Iñigo, casa con Beatriz Manuel, medio tía de Blanca. Juan Fernández de Orozco, señor del Valle de Orozco y de otros muchos estados en el reino de Toledo, en tiempo del rey Alfonso XI, y Adelantado
Mayor del reino de Murcia, por don Fernando Manuel, príncipe y señor de
Villena, hijo de don Juan Manuel. Casado con Juana Manuel- hija natural-, puede que con Beatriz Manuel, hija legitima de don Juan Manuel, príncipe y señor de Villena.


Es su hermana Juana de Orozco, Iñigo López de Orozco, hermano de Juana de Orozco y por tanto tío de Pedro González de Mendoza, muere por orden de Pedro I. Estos hechos serán recordados una y otra vez porlos Mendoza para obtener el reconocimiento de Enrique II.


Iñigo López de Orozco casa con Mariana de Meneses. Padres de cuatro hijas


María de Orozco: Señora de Santa Olalla, Escamilla,
Mandayona, Muduex, Villaseca, Villar del Fresno y el portazgo
de Madrid. Se casó en tres ocasiones, primero con Juan Rodríguez
de Castañeda, luego con don Martín Fernández de Guzmán y Toledo,
señor de Orgaz, alguacil mayor
Notario Mayor de Castilla y Andalucía y Canciller Mayor del
Sello de la Poridad y por último, con don Lorenzo Suárez de
Figueroa, maestre de Santiago.

Juana Meléndez de Orozco: Señora de las villas y lugares de
Pinto, Castilbíanco, Villaverde, Villar del Aguila y Villar del
Prado. Estuvo casada con don Pedro Suárez de Toledo, II señor
de Gasarrubios, alcalde mayor y notario mayor de Toledo.

Mencia Fernández de Orozco: Señora de las villas y lugares
de Galve, Fuentelpez, Jirueque, Miralrío, Cutanilla, Diezma,
Tapiniello y Casa de Valdejudios. Contrajo matrimonio con su pariente Men
Rodríguez Valdés, señor de Beleña y Atanzón.

Teresa López de Orozco: Fue señora de una parte de Santa
Olalla, Tamajón, Espinosa, Villaierde, Cespedosa y Mazafil. Su
tutor fue su primo hermano  Pedro González de Mendoza, señor de las villas de Hita y Buitrago, y acatando sus deseos se casó con don Juan
Rodríguez de Biedma

otra Juana, hija natrual,  Juana de Orozco: Señora del Repartimento de Sevilla y de 
Alafanco de Cuevas. Contrajo matrimonio con Iñigo Ortiz de Stúñiga, Camarero Mayor de la reina doña Blanca de Borbón.

Además de estas hijas Iñigo López de Orozco tuvo dos
hijos, Juan Fernández de Orozco e Iñigo de Orozco, pero debieron
de ser ilegítimos puesto que no participaron en el reparto de
los bienes, que quedaron a la muerte de su padre.



VALDES.-

Procede este linaje también del Norte de la Península de los valles de Asturias en el reino de León  y se asentaron en estas tierras en el siglo XIII. 

Al igual que había 
sucedido con los Orozco, su consolidación en esta comarca se produce como consecuencia del matrimonio de Pedro Meléndez Valdés con doña Sancha Ruiz, hija de Ruy Martínez, hijo de Martín Fernandez, y de doña Urraca, señores de la villa de Hita, Buitrago y Beleña. Pedro Meléndez Valdés casa con Sancha Ruiz que recibe de sus padres el señorio sobre Beleña. Padres de,

Melén Pérez Valdés, II señor de Beleña, casa con Mencia Iñiguez de
Orozco, hija de Lope Iñiguez de Orozco, V señor de Orozco, y tia abuela del VII señor que casa con Juan Ruiz, señora de Hita y Buitrago, que es nieta de Gonzalo Ruiz, hermano de Sancha Ruiz y señor de Hita y Buitrago. Primos los que serán IV señores de Beleña por los Valdes y por los Orozco  

Padres de,

Juan Fernández Valdés, III señor de Beleña, murió luchando contra los musulmanes en Martos, en 1275, durante el reinado de Alfonso X. Casa con Teresa Arias Quijada. Padres de Gonzalo Arias Valdés, 
Mencia Valdés, casada con su primo por los Valdés y los Orozco Ruy López de Orozco, señor de Hita y Buitrago, así como del Valle de Orozco y de Melén Pérez Valdés, que sucede en Beleña.

Melén Pérez Valdés, IV señor de Beleña y caballero de la banda con facultad real de Alfonso XI. Fundó un mayorazgo con esta villa el 12 de Enero de 1339
y se casó con  Violante García. Padres de, Juan García Valdés, Arias Valdés, Melén Valdés y Mencia Valdés, que estuvo casada con Diego Fenández de Orozco, señor de las villas de Hita y Buitrago. Juan García Valdés, V señor de Beleña, muere sin hijos y le  sucede en el mayorazgo de su casa su hermano, Arias González Valdés.

Arias González Valdés, VI señor de Beleña, casa con Beatriz o doña Mayor Fernández de Pecha, según unos u otros autores, y por este matrimonio se convirtió también en señor de Atanzón. Sucede su hijo,


Melén Pérez Valdés, señor de Beleña y Atanzón, casa con Mencia de Orozco, hija de Iñigo López de Orozco. Padres de Iñigo López Valdés, Beatriz de Valdés, señora del heredamiento de Marchamalo y Meco y casada con Nuño Freile de Andrada, y de Pedro Meléndez Valdés, fue también señor del heredamiento de Marchamalo y de su unión con doña Beatriz Pacheco nació doña Isabel Valdés, que estuvo casada con Juan de Zúñiga, vecino de Guadalajara.


Iñigo López de Valdés. Es el último Valdés señor de la villa de Beleña, ya que la vendió a don Iñigo López de Mendoza, I marqués de Santillana. Estuvo casado con  Juana de Guzmán, hija de Pedro Núñez de Guzmán y de este matrimonio nació doña Teresa de Valdés. El I marqués de Santillana pretendió casarla con su hijo el I conde de Tendilla, asimismo aunque el matrimonio no se consumó. Teresa Valdés estuvo desposada con  Fernán Alvar hijo de Garcí Alvar, señor de Oropesa. Por último, Teresa de Valdés casa con  Beltrán de Guevara y con él tuvo dos hijos: Carlos y Beltrán de Guevara.

Don Iñigo López de Valdés además de su hija y heredera Teresa Valdés  tuvo un hijo ilegítimo llamado Fernando de Valdés.


De la unión entre Isabel de Valdés y Pecha y Juan de Zúñiga nacieron: Fernando de Zúñiga, Men Rodríguez de Zúñiga, alcaide de Hita y Mayordomo de Marchamalo, Pedro MeLéndez de Zúñiga, Iñigo López de Zúñiga, vecino de Alcalá, y Violante Valdés, casada con Juan de la Cerda, hermano del IV conde de Medinaceli. 


Juan de la Cerda, señor de Torrecuadrada, hermano del IV conde de Medinaceli. Funda mayorazgo sobre este lugar. Casa en Guadalajara con 
Violante de Zúñiga, hija de Juan de Zúñiga y de  Isabel de Valdés
y Pecha, pero este matrimonio por alguna razón fue decretado nulo.
Sin embargo, de sus relaciones con una labradora de Torrecuadrada
tuvo un hijo, don Antonio de la Cerda, que merced a la legitimación
concedida por los Reyes Católicos sucedió a su padre en este señorío. Este caballero intercambió con el conde de
Cifuentes este lugar por unos juros en la ciudad de Toledo. Asimismo
estuvo casado con doña Inés Gómez de Ciudad Real, secretario de
Enrique IV y señor de las villas y lugares de Pioz, El Pozo, Atanzón
y Yélamos. Naciendo de esta unión tres hijos
- Francisco de la Cerda.-
- Leonor de la Cerda: Se casó con don Pedro Arias Dávila.
- Isabel de la Cerda: Estuvo casada con Francisco Zapata de
Alarcon.

En el siglo XVII era señor de Atanzón Francisco de la Cerda y Ciudad Real, caballero de Santiago, y a mediados del XVIII ostentaba el señorío  José de la Cerda y Granada Gómez de Ciudad Real, de la misma familia, en la que permaneció Atanzón hasta la abolición de los señoríos.




Atendiendo a las repuestas y pruebas aportadas por los testigos en el pleito que se plantea por Beleña ante la Chancilleria de Valladolid, entre don Beltrán de Guevara y doña Juana, su hija de una parte, y don Juan de Mendoza y sus herederos de otra por la posesión de Beleña, podemos indicar que don Iñigo López de Valdés utilizó esta villa como garantía de un préstamo que le otorgó el marqués de Santillana. Pero el incumclimiento en el pago del mismo determinó a don Iñigo López de Mendoza a tomar posesión de Beleña.



En cuanto al mayorazgo de Atanzón decir que cuando muere Iñigo López de Valdés dejaba como única heredera a su hija Teresa de Valdés. Su tío, Pedro
Meléndez Valdés, actuando como su tutor se apropió del mayorazgo de Atanzon. Al morir  Pedro Mélendez Valdés dejó como herederos de estos bienes a Isabel de Valdés, su hija, y a sus nietos Mendo Rodríguez de Zúñiga y Pedro Meléndez. 



Si bien doña María, Teresa, de Valdés no pudo defenderse de este despojo como consecuencia de la delicada situación de su matrimonio con don Beltrán de Guevara, sus hijos no sólo emprendienron un pleito en la Chancilleria de Valladolid porBeleña, sino que también presentaron las alegaciones pertinentes contra sus primos Mendo de Zúñiga y Pedro Meléndez respecto a los bienes que habían pertenecido a su abuelo, Iñigo López de Valdés, y los vinculados al mayorazgo de Atanzón.



Los RR.CC resolvieron que Men Rodríguez de Zúñiga restituyese a  Carlos de Guevara algunos de los bienes, que le habían pertenecido a don Iñigo López de Valdés por vínculos de mayorazgo. 


Juana de Orozco, nieta de Diego Fernández de Orozco y de su prima hermana Mencia Valdés, casa con Gonzalo Yáñez, Montero Mayor de Alfonso XI, con los que los Mendoza entran en los dominios señoriales de la Alcarria de Guadalajara y con ellos se harán

En el reinado de Pedro I se produjo la unión de dos importantes linajes de estas tierras los Biedma y los Coronel, ambos provienen de la nobleza de
servicio que se asentó en esta comarca a finales del siglo XIII. De
este modo el matrimonio entre doña Elvira Alfonso de Biedma, señora
de Mondéjar, y don Alfonso Fernández Coronel, señor de Torija, supuso
la unión de estos dos linajes y sus fortunas patrimoniales.


Al ser ajusticiado Iñigo López de Orozco y al carecer de hijos
varones legítimos, su sobrino Pedro González de Mendoza ocupó el
vacio de poder que dejo este magnate no sólo en la ciudad de
Guadalajara sino también en la Alcarria. Por tanto, la unión de
Gonzalo Yañez y Juana Orozco resultó del todo ventajosa para la Casa
de Mendoza, que pasó de ser un linaje vinculado al de los Orozco a
tener una notoriedad y prestigio reconocidos.  Pedro González de Mendoza buscando una mayor reafirmación de su linaje en estas tierras se casó con doña María Fernández de Pecha, heredera del mayorazgo de su casa como
consecuencia de la renuncia de sus hermanos al dedicarse a la vida
eclesiástica, pero la muerte de su único hijo y la de doña María
después no posibilitó la fusión patrimonial de estos linajes.


El matrimonio de  Arias González de Valdés, señor de Beleña, con Mayor Fernández de Pecha, última destinataria del mayorazgo de su casa, hizo que su hijo Men Rodríguez Valdés fuese titular de estos dos linajes y casa con su pariente una de las hijas de Iñigo López de Orozco,  Mencia Fernández de Orozco.


El Rey Don Fernando III de Castilla el Santo, tuvo en su esposa, 

Doña Beatriz de Suabia al Infante Don Enrique, llamado el Senador, 

Señor de Écija y Medellín y tutor del Rey Don Fernando IV el Emplazado, 

que casó con Doña Mayor Rodríguez Pecha (hija del Señor de Atanzón), y 

procrearon a
Enrique Enríquez, 

primer Señor de Villalba, de los Llanos, villa de la provincia de Salamanca



Fruto de la relación del infante Enrique de Castilla con la dama Mayor Rodríguez Pecha, hija de Esteban Pérez Pecha, señor de San Román de la Hornija y alcaide de Zamora, nació un hijo:
  • Enrique Enríquez. Señor de la Puebla de los Infantes y ricohombre de Castilla. Contrajo matrimonio alrededor del año 1300 con Estefanía Rodríguez de Ceballos, señora del Vado de las Estacas y de Villalba de los Barros. Fruto del matrimonio de ambos nació Enrique Enríquez el Mozo, señor de Villalba de los Barros, Adelantado mayor de la frontera de Andalucía, Justicia mayor de la Casa del Rey, Caudillo mayor del obispado y reino de Jaén, y caballero de la Orden de la Banda.








Leonor de Guzmán por su relación amorosa con Alfonso XI es madre, entre otros, de Enrique II de Castilla. El patrimonio de esta Señora lo encontramos en la Meseta Norte y en  la Andalucía Occidental. En la Meseta  Norte en torno a Valladolid y Palencia lograría reunir Víllagarcía de Campos,
Baltanás, Pozuelo de Cabreros, Palenzuela y sus aldeas, Villaurnbrales, Paredes de Nava, Monzón, Tordesillas con sus aldeas, San Miguel del Pino y
Castroponce. En Andalucía, Alcalá de Guadaira, Medina Sidonía. Huelva,
Cabra. Lucena y diversos bienes en Córdoba y Algeciras. Además, como punto
de intersección entre ambas regiones, en el centro peninsular, adquirirá
Manzanares el Real. Guadalíx de la Sierra, Oropesa y Beteta.