lunes, 23 de junio de 2008

Nacimiento del río Tajo. Montes Universales. Teruel.


Nace el Tajo a 1.593 m de altura, en el paraje conocido como Fuente de García, dentro del término municipal de Frías de Albarracín, en la provincia de Teruel Su fuente se sitúa entre la muela de San Juan (1.830 m) y el cerro de San Felipe (1.839 m), en la Sierra de Albarracín, que pertenece a los Montes Universales, en la rama occidental del Sistema Ibérico. En un punto de cota inferior se ha instalado el Monumento al nacimiento del río Tajo, en el que se representan la personalización del río y las provincias de Teruel, Cuenca y Guadalajara. Esta formación montañosa alberga uno de los nudos hidrográficos más importantes de la Península Ibérica, al separar la vertiente atlántica de la mediterránea. El Júcar, que desemboca en el Mar Mediterráneo, tiene su origen a pocos kilómetros de su fuente, así como el Guadalaviar, que da lugar posteriormente al Turia.
Discurre, en un primer momento, en dirección sur-noroeste, marcando la línea divisoria entre Aragón y Castilla-La Mancha, a través de las provincias de Teruel y Cuenca, respectivamente. Entra después en Guadalajara y, a unos diez kilómetros de su nacimiento, recibe por la derecha al río de la Hoz Seca. Se trata de su primer gran afluente, con un caudal incluso mayor que el que presenta el propio Tajo en su tramo inicial. El Hoz Seca, que recoge las aguas de las sierras de Orihuela del Tremedal (Teruel), en los Montes Universales, tributa en el término municipal de Peralejos de las Truchas (Guadalajara). Aquí el Tajo ya ha descendido a una altitud de 1.140 m, después de vencer pronunciadas pendientes y formar diferentes cañones, enclavados en áreas fuertemente despobladas. Su caudal vuelve a incrementarse posteriormente con las aportaciones de los ríos Cabrillas, Gallo, Bullones y Arandilla, que provienen del Sistema Ibérico. De todos ellos, el más destacado es el Gallo. En toda esta zona, el río atraviesa parajes de alto valor ecológico, que se encuentran protegidos por su inclusión dentro del Parque Natural del Alto Tajo, constituido en el año 2000. Cerca de Zaorejas, el Tajo gira bruscamente y toma rumbo oeste. Deja a su derecha el pueblo de Ocentejo, donde vuelve a cambiar de sentido, esta vez hacia el suroeste, y recibe por la derecha al río Ablanquejo. Se dirige después hacia Valtablado del Río y Trillo, cuya central nuclear utiliza sus aguas como sistema de refrigeración, a través del pantano de La Ermita. A esta altura, se le une el río Cifuentes. Antes de abandonar la provincia de Guadalajara, el Tajo es retenido en cinco grandes embalses. Los más importantes son el de Entrepeñas, en los términos de Sacedón y Auñón, y el de Buendía, éste construido sobre el río Guadiela poco antes de su confluencia, el último de los grandes afluentes que proceden del Sistema Ibérico. Más adelante vuelve a ser represado en el embalse de Bolarque, situado en Almonacid de Zorita y Pastrana, y en el de Zorita, en cuyas orillas fue construida la central nuclear del mismo nombre, que fue clausurada en 2006. En el término municipal de Zorita de los Canes, rodea los restos arqueológicos de la ciudad visigótica de Recópolis. El Tajo deja Guadalajara formando un nuevo embalse, el de Estremera, que toma su denominación del pueblo madrileño del mismo nombre. El Tajo entra en la Comunidad de Madrid a través de su extremo sudoriental, por la comarca histórica de la Cuesta de las Encomiendas. Bordea los cascos urbanos de Fuentidueña de Tajo y Villamanrique de Tajo. Tras ser retenido en un nuevo embalse, el de Valdajos, se adentra en el municipio de Aranjuez, la primera localidad de importancia con la que se encuentra, donde pasa al lado de su Palacio Real. En esta población forma el embalse del Embocador, levantado en el siglo XVI y remodelado en el siglo XVIII para garantizar el abastecimiento de agua a las huertas colindantes. Además, su curso es regulado mediante una serie de canales artificiales, utilizados como sistemas de riego y ornamento de los Jardines de Aranjuez. Dentro de este término municipal, recibe por la derecha al río Jarama, el primero de sus afluentes procedentes del Sistema Central y uno de los más importantes de todo su curso. En Aranjuez también le tributa el río Algodor, que llega por su izquierda, desde los Montes de Toledo. El Tajo continúa rumbo suroeste marcando la linde entre las provincias de Madrid y Toledo, para adentrarse definitivamente en ésta. Tras pasar por el término de Añover de Tajo, llega a Toledo, la única capital española por la que pasa, a la que rodea en uno de sus meandros. En esta ciudad, atraviesa los puentes monumentales de Alcántara y de San Martín. Antes de llegar a La Puebla de Montalbán, es represado en el embalse de Castrejón. Sigue hacia El Carpio de Tajo, Malpica de Tajo y en Talavera de la Reina se le une por la derecha el río Alberche, que nace en la Sierra de Gredos. A partir de Talavera, el río toma rumbo suroeste. Forma el embalse de Azután, situado en el municipio del mismo nombre, donde vuelve a cambiar de sentido, esta vez hacia el oeste. El río sale de la provincia de Toledo por Alcolea de Tajo y El Puente del Arzobispo, donde se topa con un puente monumental de ocho arcos de estilo gótico. El Tajo se adentra en Extremadura por la provincia de Cáceres, donde enseguida forma el embalse de Valdecañas, uno de los de mayor superficie de su cuenca. Pasa cerca de Almaraz. Aquí sus aguas son utilizadas como sistema de refrigeración de la central nuclear, labor que se desarrolla por medio del embalse de Arrocampo-Almaraz, construido para ello. Vuelve a ser represado en el embalse de Torrejón, que se asienta sobre el Parque Nacional de Monfragüe. El embalse de Torrejón también inunda parte del curso bajo y la desembocadura del Tiétar, dando lugar a un pantano adicional que, para diferenciarlo del principal, es conocido como embalse de Torrejón-Tiétar. Este río procede de la Sierra de Gredos y confluye por la derecha en el Tajo, cerca de Villarreal de San Carlos, A partir de esta localidad, el Tajo se inclina hacia el suroeste, pero vuelve a redireccionarse hacia el oeste mientras forma el embalse de Alcántara, una de las obras de infraestructura hidráulica más importantes de toda su cuenca. Por la margen derecha de este pantano desemboca el Alagón, a la altura de la localidad de Alcántara, que llega al Tajo procedente de la Sierra de Herreros, cerca de Béjar (Salamanca), con las aguas de los ríos Arrago y Jerte, dos de sus principales afluentes. Por la ribera izquierda del embalse, reporta el Almonte, que nace en la Sierra de Guadalupe. En la confluencia del Alagón y el Tajo, se encuentra la ciudad de Alcántara, y su puente romano. Pasado Alcántara, se le une el río Salor. El Tajo marca después los límites políticos entre España y Portugal, en un tramo caracterizado por la ausencia de núcleos urbanos relevantes, con la excepción de Herrera de Alcántara y Cedillo, muy cerca de la frontera portuguesa. Este último pueblo da nombre al pantano de Cedillo, que el río forma antes de abandonar definitivamente el suelo español. En la zona fronteriza, se encuentra con dos nuevos afluentes, el Erjas, que llega de la Sierra de Gata, y el Sever, procedente de la Sierra de San Mamede, situada en Portugal. Vila Velha de Rodao es la primera localidad de importancia que el río se encuentra en Portugal. Cercano a su desembocadura, su ancho va incrementándose poco a poco y va formando diferentes islas sedimentariasA su paso por Portugal, buena parte del recorrido del río es navegable, si bien sólo para barcazas de escaso calado, excepción hecha de su desembocadura, donde es apto para embarcaciones de mayor envergadura. Afluentes por la derecha Jarama, Guadarrama, Alberche, Tiétar, Alagón y Zézere. Por la izquierda Guadiela, Algodor, Ibor, Almonte y Salor.






El Tajo (en portugués, Tejo) es el río más largo de la Península Ibérica, Nace en los Montes Universales, en la Sierra de Albarracín, sobre la rama occidental del Sistema Ibérico y, después de recorrer 1.008 kilómetros, llega al océano Atlántico en la ciudad de Lisboa. En su desembocadura forma el estuario del Mar de la Paja (en portugués, Mar da Palha). En sus primeros 816 kilómetros atraviesa España, donde discurre por cuatro comunidades autónomas; Aragón, Castilla-La Mancha, Madrid y Extremadura, y un total de seis provincias; Teruel, Cuenca, Guadalajara, Madrid, Toledo y Cáceres. Después de formar frontera entre España y Portugal a lo largo de 47 kilómetros, entra en este último país. Aquí recorre 145 kilómetros. Las ciudades más importantes por las que pasa son Aranjuez, Toledo y Talavera de la Reina, en España; y Abrantes, Santarém y Lisboa, en Portugal. Su Cuenca es la tercera de mayor superficie de la Península Ibérica, después de la del Duero y de la del Ebro. Su curso alto está incluido dentro del Parque Natural del Alto Tajo, en la provincia de Guadalajara. También su curso medio-bajo está protegido legalmente, mediante el Parque Nacional de Monfragüe, localizado en la provincia de Cáceres. En su desembocadura se encuentra la Reserva Natural del Estuario del Tajo. El río era conocido como Tagus durante la dominación romana. Esta palabra, que proviene de la voz latina taliāre (cortar), fue derivando con el tiempo en el actual topónimo tajo. Podría hacer referencia al encajamiento que presenta el río en numerosos tramos de su curso, en los que desfila formando una especie de corte sobre la tierra. Se localizan en su curso cerca de una veintena de embalses.













4 comentarios:

  1. esta informacios me ha servido para un trabajo gracias

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. a mi para 2 ¿como te llamas ? que eres chico o chica

      Eliminar
  2. a mi me ha servido para 2 trabajos y unas fichas
    ¡ SAQUE UN 10 !

    ResponderEliminar
  3. Creo que falta el embalse de Almogera , en la provincia de Guadalajara

    ResponderEliminar