martes, 24 de mayo de 2011

Utiel. Valencia


1432, María de Albornoz hace donación a  Álvaro de Luna de las villas de Beteta, Torralba, Albornoz, Casa de Ribagorda, Salmerón, Alcocer y de los heredamientos que poseía en Requena, Utiel y Moya reservándose su usufructo.
1437, licencia y facultad concedida a María de Albornoz para que pudiera hacer donación a Álvaro de Luna de sus derechos sobre las villas de Utiel y Moya.
1440, donación de la villa de Utiel realizada por Juan II a su hijo el Príncipe D. Enrique.
1440, provisión del príncipe Enrique para que la villa de Utiel le reconociera como señor en virtud de la merced recibida por su padre Juan II. De este mismo año es la licencia de Juan II para que el príncipe Enrique pudiera hacer donación a Juan Pacheco, marqués de Villena, del señorío de Utiel junto con las villas de Villanueva, El Bonillo, Lezuza y Munera, eximiéndolas de Alcaraz. 
1441, Juan Pacheco, marqués de Villena, toma posesión de Utiel.
1442, el príncipe Enrique dispone que la villa de Moya ayude a Juan Pacheco a tomar posesión de Utiel y Juan II ordena al Concejo de Utiel a que reciba por señor a Juan Pacheco, Marqués de Villena.
1442, Juan II ordena que todas las ciudades y lugares reales queden para siempre en la Corona, excepto Jumilla y Utiel de las que puede libremente disponer.
1444, el marqués de Villena toma posesión definitiva de la villa y aldeas de Utiel. Utiel reconoce su señorío y el pago de 30.000 maravedíes por los tributos de servicio, pedido y martiniega.
1445, Juan II confirma su privilegio de 1440 y del príncipe Enrique haciendo donación a Juan Pacheco, marqués de Villena, de las villas de Utiel y de los lugares de Villanueva de Alcaraz, El Bonillo, Lezuza y Munera, eximiéndoles de la jurisdicción de Alcaraz.
1449, Juan II secuestra las villas y lugares del marqués de Villena  por haberse posicionado a favor del príncipe Enrique y en contra del propio Juan II.
1456, Enrique IV confirma anteriores privilegios de 1440, 1445 y 1446 concediendo a Juan Pacheco las villas de Utiel y los lugares de Villanueva de Alcaraz, El Bonillo, Lezuza y Munera.
1459, Juan Pacheco instituye Mayorazgo de Villena con título de marqués, incluyendo la ciudad de Chinchilla y las villas de Utiel, Belmonte, Castillo de Garcimuñoz, Alarcón, San Clemente, Iniesta, Alcalá del Júcar, Jorquera, Ves, La Roda, Albacete, Hellín, Tabarra, Jumilla, Sax, Tecla y Almansa.
1463, concesión del Señorío de Moya a Andrés Cabrera.
1476, Isabel I concede un nuevo día de mercado para el Concejo de Utiel. A partir de ahora serían dos: miércoles y jueves. Confirma que la villa de Utiel no será enajenada nunca más de la corona real, liberándola de la obediencia de Diego López Pacheco, marqués de Villena y confirmándola en sus buenos usos y costumbres. Se le concede también franquicia del tributo de pedidos por diez años por los servicios prestados a la Corona en la guerra mantenida.
1476, capitulaciones entre el marqués de Villena y los Reyes Católicos por el que Requena recupera su condición de villa real y Utiel se separa del señorío del Marqués. Utiel recibe la licencia real para la restauración del recinto amurallado que había sufrido importantes daños tras levantamiento de utielanos contra el marqués de Villena, destinando 160.000 maravedíes para la obra.
1480, los Reyes Católicos confirman a Diego López Pacheco, marqués de Villena, la posesión de la villa de Escalona, renunciando entre otras el Marqués a Utiel, Villena, Almansa, Albacete.