viernes, 13 de enero de 2012

Jardines de Murillo. Sevilla.


Son los  Jardines de Murillo desde el siglo XIX lo que eran  la Huerta del Retiro de los jardines del Alcázar de Sevilla. En 1911 el rey Alfonso XIII cedió a la ciudad estos terrenos.

Es el Alcázar de Sevilla  ya un emplazamiento romano y luego visigodo sobre el que los moros construyeron un palacio fortificado o alcázar en el s. X. Su extensión aproximada es de 60.000 m2 (6 Ha).

Patios hispano-árabes; zona más antigua, formada por una sucesión de pequeños patios escalonados adosados a los palacios.

Jardines renacentistas, que ocupan una posición central y datan del siglo XVI.

Jardines modernos, los más extensos, construídos en las huertas periféricas


El arquitecto municipal Juan Talavera y Heredia se encargó de diseñar la estructura de paseos y glorietas de estos jardines, y por ello se le comenzó a llamar "jardines de Talavera".

En 1918, José Laguillo, director del diario El Liberal, propuso el cambio de nombre, dedicando los jardines al pintor Bartolomé Esteban Murillo.

En el lado norte de los jardines, lindando con las casas del Barrio de Santa Cruz, se conserva una torre y algunos trozos de lienzo de la antigua muralla de la ciudad, en los que se ven las canalizaciones que llevaban el agua desde los caños de Carmona hasta el Alcázar.En el centro de los jardines se encuentra la Glorieta dedicada al pintor costumbrista José García Ramos, construida en 1923.