jueves, 29 de marzo de 2012

Navalcarnero. Madrid.





 
Casa de la Cadena.

La fachada que vemos es una reproducción realizada a partir de un grabado de mediados del siglo XIX. 

De los dos escudos que adornan esta fachada, el único que conserva una parte original, es el que ocupa la parte superior, lugar de honor, es un escudo real, aparece cuartelado de Castilla y León, carece de escusón y en punta no se halla Granada, está orlado con el Toisón de Oro y timbrado por la base con la corona real cerrada.











El 7 de octubre de 1649 el rey Felipe IV de España y la archiduquesa Mariana de Austria se casaron y recibieron las Bendiciones Nupciales en Navalcarnero. Sobre la fachada de la casa particular, donde se celebró la boda, se colocó un escudo real. En realidad, eran dos casas contiguas pertenecientes al licenciado y presbítero don Miguel González Ollero, que se habilitaron como palacio para la ocasión. Pasados los años, debido a que se colocó delante de la puerta la cadena de privilegio, dicho edificio fue conocido popularmente como la “Casa de la Cadena ”. La vivienda, con el tiempo fue demolida y la cadena desapareció.