domingo, 25 de marzo de 2012

Santa Cruz de la Zarza, Toledo



En época romana recibe el nombre de Belcinia o Velsinia y en época de los godos Castelforte de Valcominoso.

Más tarde, y según cuenta una leyenda local, pasando un día el rey godo Recaredo por la calle de la Cava, que por aquel entonces era un arroyuelozarzas, y entre las llamas apareció sin daño alguno una cruz de madera. Tras este hecho, el pueblo empezó a llamarse Santa Cruz entre Zarzas, y de ahí evolucionó al nombre que hoy tiene. cubierto de maleza, los vecinos quemaron las

El origen del nombre de Santa Cruz de la Zarza puede proceder de su situación geográfica entre dos valles, entre los cuales había una montaña de zarzales.









Iglesia de San Miguel Arcángel. De 1185, por entonces extramuros de la villa.




Fuente de los Caños y el Encaño.

La Fuente de los Caños es una obra hidráulica tradicional con caños y lavaderos, donde acudían antaño las mujeres de la villa a lavar la ropa. El Encaño es una conducción de aguas subterráneas del siglo XVI que discurre bajo tierra por la calle de la Zanja y que llega hasta la Fuente de los Caños. Está formada por una conducción visitable construida con una bóveda de cañón ascendente de ladrillo. El agua discurre por el suelo por un canal hecho de piedra de sillería interrumpido por arquetas de decantación donde se sedimenta la arena diluida en el agua. Antiguamente, sobre cada arqueta había una piedra labrada que tapaba la arqueta (a nivel de la calle) y permitía, destapando, acceder a la arqueta y limpiarla sin necesidad de bajar a ella.

Los restos más antiguos de este municipio se remontan a la segunda Edad del Hierro, concretamente a la necrópolis de Las Esperillas.

El primer maestre de la orden de Santiago don Pedro Fernández de Fuentencalada coloca en lo más alto,  su estandarte de la Santa Cruz.

Santa Cruz de la Zarza fue desde la Antigüedad un importante centro de comunicaciones y lugar defendido en época romana y también en la visigoda y árabe, dada su posición dominante. 

Santa Cruz fue cedida a la orden de Santiago antes de 1175, estableciéndose allí, después de la confirmación del papa Alejandro III en esta fecha, una encomienda. Se menciona a Santa Cruz de la Zarza de nuevo en 1241, con motivo del deslinde habido entre las tierras del arzobispo de Toledo y las de la orden de Santiago.

 En 1242 su creciente importancia la hizo, bajo el maestrazgo de Rodrigo Íñiguez, cabeza de la encomienda de su nombre. 

En 1253, el maestre de la orden de Santiago don Pelayo Pérez Correa le concedió fuero.