lunes, 12 de noviembre de 2012

Plazas de Burgos.


Burgos y el Cid Campeador




Calle de Fernán González

Se trata de una de las calles con más historia de la ciudad, por ella discurre la mayor parte del camino de Santiago. Comienza en las cercanías de la iglesia de San Gil, discurriendo hacia el oeste cuesta arriba, rodeando la catedral.

Entre el gran número de edificios singulares e históricos que se encuentran a lo largo de su recorrido, destaca el Arco de Fernán González, pasada ya la catedral. Fue construido por el maestro Juan Ortega de Castañeda en 1586. Está formado por un arco de medio punto escoltado por dos columnas circulares.



Ayutamiento en la Plaza Mayor



Se trata de una construcción en forma de polígono irregular, situada colindante al Paseo del Espolón, en pleno casco viejo

Primeramente llamada plaza de mercados semanales, concedida por los reyes Fernando el Católico y Carlos I, se convirtió en el mayor centro de actividad comercial de Burgos. 

En ella se abría la Puerta de las Carretas, por donde entraban los carros a los mercados que abastecían la ciudad y en su contorno se distribuían los puestos de venta, bajo los soportales que rodean la plaza. 


Con la reforma  de 1791, se produjo la definitiva implantación como centro administrativo de la ciudad. Se derribó la puerta de las Carretas y la muralla contigua, dando luz verde para que se fueran construyendo nuevos edificios, alineados con el entorno de la plaza mediante fachadas porticadas. De esta manera, quedaba al sur, fuera de la muralla y junto al río y el paseo, la carretera que unía Francia con Madrid y al norte el espacio mercantil.






Plaza Mayor


Plazas en torno a la Catedral








Plaza del Rey San Fernando