viernes, 18 de junio de 2010

Despoblados, pozos, fuentes, ramblas, vallejos, corrales y chozas. Cañadas Mesteñas.


Si hechamos un vistazo al mapa topográfico de los pueblos del municipio de Campos del Paraíso sorprende el gran número de pozos y fuentes que podemos rastrear. Los podemos buscar en las inmediaciones de lo que ahora es el casco urbano de estos pueblos y otros muchos diseminados por las tierras o bien a lo largo del trazado de la cañada de Molina de Aragón. El cruce de esta Cañada con la actual autovía ha sido señalizado. La cañada de Molina viene desde las tierras ahora de Guadalajara y antes de Cuenca y baja atravesando los terminos municipales de Huete, Vellisca y los de Alcazar del Rey y Carrascosa del Campo.
El recorrido de la cañada de Molina de Aragón marca casi en su totalidad el límite entre el término de Carrascosa y Alcazar y el de Loranca con Vellisca y Alcazar.

En tierras de Alcazar situado junto al río de la Vega, entre el corral que aparece en el mapa con el nombre de Esquinado y la cañada de Molina, se situa el despoblado de Arbolete, ya casi junto al límite con el término de Rozalén del Monte. Pero no sólo podemos encontrar este despoblado cuya existencia se encontró ligada las actividades mesteñas. Podemos acercarnos desde Loranca a Alcazar siguiendo el camino de El Pozo de la Fuente llamado también de Las Peñas y que aparece en el mapa topográfico con el nombre de Juan Guerra.

En tierras entre Vellisca y Loranca ocurre lo mismo en tierras de Los Cotos, junto a la Cañada, y en el paraje de El Ranchuelo, que veremos después, y no lejos del Corral de la Lamparilla. Al noroeste de este Corral pasa el camino de Huete a Tarancón concocido en estos pueblos como Senda Civilera. En Los Cotos situamos el despoblado de Navahermosa. Se localiza en unas tierras que eran de agua abundante y no siempre bien encauzada. El desagüe de Navahermosa recoge estas aguas y las lleva al río Riánsares . El Desagüe y el Río se unen junto a la estación de RENFE de Vellisca en tierras conocidas como La Pelaya. Junto a Navahermosa el Prado Grande y el Prado Nuevo. Restos de habitación y poblamiento igualmente en Los Casares y Los Villares, donde hasta hace unos años se podían ver paredes de construcciones que aún se mantenían en pie y entre ellas la que se podía identificar como perteneciente a una iglesia o ermita. Se abastecían de agua estos asentamientos por el cercano arroyo de la Pila. Junto a Los Villares el Corral del Muerto.
Las chozas que podiamos encontar antes en número bastante elevado han desparecido practicamente en su totalidad. Aun quedan algunas por estos parajes, la choza llamda Nueva, junto al Corral de la Lamparilla, la de Las Peñasy San Pedro junto al camino de Pedro Guerra o del Pozo de La Fuente, Las Peñas, que nos lleva de Loranca a Alcazar tras pasar el Alto de los Asperones por parajes del Cerro de La Morrilla y Las Veletas. El vallejo de la Pila lo podemos seguir entre la choza de Las Peñas y la Choza Nueva y la de la Sierra de Naharros. A mitad de camino en tierras de La Retama no encontramos con el Pozo Pelos y la Fuente del Portillejo en La Retama y junto a la choza de El Horcajo, y un poco más al este la fuente del Carnero.
Pervive claramente el paso de la cañada de Molina de Aragón en el nombre de parajes como el de Las Cañadas en Carrascosa atravesado precisamente por la Cañada, igualmente ocurre con los parajes que vemos en el Mapa situados al norte del citado y que se llaman Navarredonda y El Ranchuelo en tierras de Loranca.

Si seguimos el camino de El Pozo de la Fuente o Las Peñas hacia Alcazar del Rey viniendo desde Loranca del Campo y una vez rebasado el Pozo de la Fuente y la choza de Las Peñas podemos ver a la izquierda el cerro de La Morrila y el de Las Veletas. Antes de llegar nos encontramos a la derecha del camino importantes amontonamientos de piedra que nos hablan de anteriores construcciones a los que tenemos que añadir corrales para el ganado y restos de abrevaderos. La cañada de Molina pasaba a la caida por el oeste de los dos cerros mencionados.

El río Riánsares es el principal afluente del Gigüela, una de las fuentes del río Guadiana que discurre por Castilla-La Mancha. Tiene una longitud de 99,26 km y drena una cuenca de 1.501 km². El Riánsares nace en la sierra de Altomira, provincia de Cuenca, y desemboca en la Laguna de Taray en el río Gigüela, al sureste de la provincia de Toledo. Es su afluente el río Bedija, que pasa por Uclés.
Varias son las poblaciones que se sitúan bajo sus faldas, destacando las de Sacedón, Albalate de Zorita, Almonacid de Zorita e Illana, en Guadalajara, y Buendía, Jabalera y Vellisca, en Cuenca.