lunes, 21 de junio de 2010

Loranca del Campo. Parajes en el camino de Las Peñas y de la Sima Blanca.



Desde el Pozo de la Fuente se tiene una amplia panorámica de las tierras del paraje de El Horcajo.

Desde el Pozo de la Fuente y mirando hacia el norte veremos las tierras donde podemos localizar antiguos lugares de asenamaiento y habitación como son Los Villares, Los Casares y más al oeste Navahermosa en tierras con abundantes aguas recogidas en el Vallejo de La Pila o del Portillejo y en la acequia de Valdeloranca y en el desgüe de Navahermosa y donde no faltan pozos y fuentes. Fueron estas tierras lugares por donde discurría la calzada romana de Cañaveruelas a Segóbriga y aprovechando su trazado la cañada mesteña de Molina de Aragón , coincidente en parte de su recorrido con el camino de Huete a Tarancón, la Senda Civilera como se conoce por aquí, y que sirve de limite igualmente entre los términos de Loranca, Huete, Vellisca y Alcazar. Pasaba la Calzada y luego la Cañada a los pies de los cerros de las Veletas y de la Morrilla que presiden el paisaje y son la vista que mantenemos una vez que se rebasa el Pozo de la Fuente. La cañada de Molina pasaba no lejos de la de Beteta, ésta por tierras de Olmedilla del Campo. Confluían ambas en tierras de Rozalén del Monte y Ucles.

Podemos imaginar un territorio articulado por calzadas y cañadas, sembrado de aldeas y lugares que se fueron despoblando y de los que ya no queda apenas recuerdo físico en estas tierras.
El cerro de la Morrila al lado izquierdo de la foto y junto a él el de Las Veletas

El cerrillo Hillera, el cerro de la Morrilla y el de Las Veletas nos sirven de referencia al seguir por el ahora llamado camino de Pedro Guerra , una vez rebasado el Pozo de La Fuente. Si lo seguimos cruzamos a sus pies por el lado del oeste la cañada de Molina de Aragón y podemos llegar a Alcazar del Rey. Hacia el norte el camino llamado de El Regato nos llevaría hasta Vellisca. Camino de el Regato tal vez por discurrir junto al río Riánsares, que más que río es un "regato".
Se ven en el sembrado a los pies del cerro de Las Veletas las señales de las bajadas de las aguas en un invierno y una primavera muy lluviosos. Son estas aguas recogidas en las tierras baja por ramblas que las llevan hasta el Vallejo de la Pila que este año se ha visto bastante cargado de agua. En el centro de la foto lo podemos localizar a lo largo del arbolado que cruza por medio de las tierras.








Las tierras de ambos lados del camino de las Peñas y las que se encuentran bajo los Altos de los Asperones en las inmediaciones del Pozo de la Fuente muestran abundantes mojones de piedras de construccción y restos de paredes.

Pasado el Pozo de la Fuente y el camino de la Sima Blanca nos encontramos con los restos de un abrevadero y paredes de cimentación.

Destacan por su conservación los corrales y chozas de ganado que podemos ver al lado derecho del camino. Su orientación al oeste y protegidos del norte suponian un emplazamiento inmejorable para la estancia del ganadao en el campo en los meses de otoño y primavera, a lo que se une la abundancia de agua y pastos.




Fotografías tomadas el 19 de junio de 2010.