miércoles, 7 de mayo de 2008

Monasterio y Santuario de la Virgen de Riánsares. Tarancón.

Se encuentra en las inmediaciones del río Riánsares-"Río de Ansares" por la abundancia de esta especie de patos en su cauce-, a unos 3 kilómetros de Tarancón por la Autovía A-40 de Madrid a Cuenca; no lejos de lo que fue el camino de Tarancón a Uclés. La Ermita, origen del actual edificio, fue construida en el siglo XVII pero de su estructura original no queda nada.
Con el nombre de Riánsares existió un asentamiento que fue cabeza de sexmo a mediados del siglo XIII. Quedó despoblado y dejó de mencionarse en los siglos XV-XVI. Podemos ver las ruinas de un puente romano. Tarancón figura documentado como repoblado en un escrito de 1209 en que se cita a “…hijo de Gómez El Cano, de Tarancón”. En 1377 el Maestre de Santiago concede una dehesa al Concejo de Tarancón. Fue aldea de Uclés hasta 1537 en que obtuvo el privilegio de villazgo.
El Duque de Riánsares, natural de Tarancón y esposo morganático de la reina Maria Cristina; viuda de Fernando VII, construyó aquí a mediados del siglo XIX un palacio. El conjunto fué destruido, casi en su totalidad, por la aviación en la guerra civil y reconstruido con posterioridad. En el edificio existe un Panteón para los duques de Riánsares y los taranconeros acuden en la romería de su Patrona, una imágen de la Virgen del siglo XVIII. Aún se utiliza el viejo puente romano, resto de la vía que unía Segóbriga con Complutum.
En el mes de septiembre se celebran las fiestas y ferias en honor a la patrona, la Virgen de Riánsares, entre los días 7 y 13. En el Retablo de Nuesta Señora de Riánsares de la Iglesia Parroquial de Nuestra Señora de la Asunción se deposita la imagen de la Virgen, Patrona Principal de Tarancón desde el siglo XVII, cuando está en el pueblo, del 15 de agosto al 28 de enero. El resto del año permanece en el Santuario. Esta costumbre de la alternancia de lugar data de la segunda mitad del siglo XIX, cuando Fernando Muñoz, esposo morganático de la reina María Cristina de Borbón, obtuvo el titulo de Duque de Riánsares. La imagen actual de Nuestra Señora de Riánsares es del escultor Luis Marco Pérez y sustituye a la antigua, del siglo XIII, desaparecida en 1936. Cuando no está en el pueblo se coloca en el retablo un lienzo del siglo XIX, de escaso valor artístico, pero si recuerdo de la Patrona.