sábado, 5 de marzo de 2011

Oropesa. Toledo.

Decir lo facil que resulta visitar Oropesa siguiendo el plano que se puede obtener en la Oficina de Turismo. Se callejea estupendamente siguiendo el itinerario que marca y la visita resulta muy agradable y "no te dejas nada". Fue un paseo estupendo sobre todo siguiendo el itinerario de la muralla que rodea al Parador.
El Castillo Nuevo, la Iglesia Parroquial, San Bernardo y los Jesuitas desde el Parador.


Patio de Armas y Palacio de los condes de Oropesa.

Antiguo Museo de Cerámica.



Convento de las Clarisas de la Misericordia
. Se educaban aquí las niñas de Oropesa.


Plaza Mayor o Plaza del Navarro. El Ayuntamiento a la derecha. Era el antiguo Silo. Destaca la Torre del Reloj de 1901. De estilo neomudejar. Estuvo aquí la Real Fábrica de Seda.

Biblioteca Popular en la Plaza Mayor. La azulejeria es del maestro talaverano Ruiz de Luna. El mismo al que debemos los que ponen nombre a las calles de Madrid.

Capilla de San Bernardo junto al Parador. Enterramientro de Francisco de Toledo, Virrey del Perú. Junto a ella el Colegio de los Jesuitas. A finales del siglo XVI y comienzos del XVII, en que se pone en ejecución el testamento del Virrey Toledo, con la fundación del Convento y Colegio de la Compañía de Jesús y su magnífica Capilla de San Bernardo, conocida popularmente como "La Compañía". Se trata de una hermosa iglesia de estilo herreriano, trazada por Francisco de Mora, y construida a comienzos del siglo XVII.




Frente al Colegio de los Jesuitas el Convento de las Concepcionistas, fechado en 1523.



Casas Consistoriales del siglo XV. Junto a ella la glesia de Nuestra Señora de la Asunción. Era la plaza que delimitan la antigua Plaza Mayor, ahora en la Plaza del Navarro.

Hospital de San Juan Bautista. Levantado sobre la sinagoga judía. Alberga la Oficina de Turismo. El primero creado por los Condes en la Villa.

Por esta calle se deplazaban los condes de Oropesa desde su Palacio a la Iglesia.






Iglesia Parroquial de Nuestra Señora de la Asunción.

Abundaron los conquistadores de Indias como el capitán Bernardino Vázquez de Tapia (compañero de Hernán Cortés en la conquista de México, primer alcalde de la ciudad), Rodrigo Orgoñez (lugarteniente de Diego de Almagro, conquistador en el Perú y primer alcalde de Cuzco), Fray Vicente Valverde (pariente y capellán de Francisco Pizarro en la conquista de Chile, primer obispo de Cuzco)... Uno de los más eminentes de cuantos españoles colonizaron Las Indias fue Don Francisco de Toledo, hijo del Conde de Oropesa, que alcanzó la dignidad de Virrey del Perú, y ha pasado a la historia como el supremo organizador del Virreinato y modelo de gobernante, legislador y administrador.

Monumento al agustino Alonso de Orozco en la plaza de la parroquia de Oropesa, su villa natal.

Fue nombrado beato por el papa León XIII el 15 de enero de 1882 y canonizado por Juan Pablo II el 19 de mayo de 2002.

En el siglo XV el jerónimo Fray Alonso de Oropesa se destaca por sus escritos en defensa de los conversos y de la conciliación entre los cristianos.


En Oropesa nació el Beato Fray Alonso de Orozco, cuya hidalga casa solariega se conserva, fue fraile agustino en el siglo XVI, confesor de Felipe II.
Casa de San Juan de Dios.
En Oropesa vivió más de treinta años, y se inició en la vida de santidad, Juan Ciudad, más tarde, San Juan de Dios, apóstol de los enfermos en Granada.

En Oropesa era siempre bien recibido por sus amigos los Condes el santo varón San Pedro de Alcántara, que pasaba temporadas en la pobre celda que tenía reservada en un hueco del muro del Palacio. También fueron oropesanos Fray García de Toledo que fue confesor de Santa Teresa de Jesús en Ávila y del Virrey Toledo en el Perú y el humanista Francisco de Herrera Maldonado.






Calles de Oropesa.
Calle de Oropesa, paralela a la Muralla. Tenía la Muralla cuatro puertas Condal,Talavera, Vega y Villa.