jueves, 10 de octubre de 2013

Las Galerías del Rey y la Reina. Las Galerías Saint Hubert. Bruselas





De la Catedral a las Galerías Reales














Las Galerías Saint Hubert, diseñadas en 1847, fueron las primeras galerías comerciales de Europa y, hoy en día, continúan siendo las más elegantes. Miden alrededor de 200 metros de largo, y están cubiertas por una enorme cúpula de cristal que deja pasar la luz pero no la lluvia.
Las Galerías Saint Hubert, también conocidas como Galeries Royales Saint-Hubert‎, están divididas entres zonas: la Galería de la Reina, la Galería del Rey y la Galería de los Príncipes.
En el interior reina una gran tranquilidad y se pueden ver decenas de escaparates decorados con todo lujo de detalle; numerosas joyerías, grandes chocolateros, tiendas exclusivas de moda,restaurantes y cafeterías de calidad e incluso un pequeño teatro y un cine.
Las galerías comunican prácticamente la zona del Teatro de la Monnaie con la Grand Place, creando una conexión entre la parte histórica de Bruselas y una parte más moderna.
Se puede acceder a las galerías desde la Rue du Marché aux Herbes, la Rue des Bouchers o desde la Rue de l´Ecuyer.
Entre los años 1820 y 1880 se construyeron en Bruselas siete galerías comerciales cubiertas. Hoy en día sólo se conservan tres de ellas: las Galerías de St. Hubert, las Galerías Bortier y Northern Passage.
Desde 1850, las Galerías St Hubert son un punto de encuentro para artistas e intelectuales y también para los turistas que las recorren y fotografían una y otra vez.

Las calles que rodean las Galerías Reales son un buen sitio para tomarse un descanso y tomar  mejillones y patatas fritas 







y ver a la niña meona

Jeanneke Pis, la niña meona de Bruselas