miércoles, 2 de marzo de 2011

Griñón y Cubas de la Sagra. Madrid



Durante el siglo XVI, el antiguo Alcázar de Madrid fue remodelado para convertir lo que había sido una fortaleza, en un palacio real para albergar al rey y a su corte. Para ello sus dependencias fueron extendiéndose por los alrededores: al sur con la construcción de las Caballerizas Reales, al norte con la plaza del Picadero y los jardines de la Priora, y hacia el Este, con la construcción de las Casas de Oficios, las cocinas nuevas y la Casa del Tesoro. En cuanto a estas últimas, fueron construidas a partir de 1568 tras la compra a don Bernardino de Mendoza de lo que en lo sucesivo se llamará la Casa del Tesoro. Posteriormente, se adquirió el espacio que quedaba entre la Casa del Tesoro y el Alcázar para construir las nuevas dependencias de las cocinas y oficios. Todo este nuevo complejo tenía comunicación directa con el Alcázar mediante un pasadizo. Con la fundación del Monasterio de la Encarnación en 1611, esta zona sufrió una ampliación importante, ya que se construyó un nuevo pasadizo que unía el Monasterio con la Casa del Tesoro. Con esta nueva construcción, los reyes podían acceder directamente a la Encarnación desde palacio. Durante el reinado de Felipe V, la Casa del Tesoro fue remodelada para instalar en su interior la Biblioteca Real, antecedente de la Biblioteca Nacional. Todo el complejo fue derribado por José Bonaparte y hoy su lugar lo ocupa la plaza de Oriente. Enterrados bajo esta plaza estaban los sótanos y lienzos de las fachadas del edificio, así como el pavimento de la calle del Tesoro, en la fachada sur, que desaparecieron al construirse el aparcamiento subterráneo y el túnel de la calle Bailén.
Juan Hurtado de Mendoza, hermano del I duque del Infantado, señor de Colmenar, El Vado, Cardoso y Fresno de Torote en Madrid, tuvo sus casas junto a la parroquia de San Ginés. Juan de Mendoza, señor de Beleña por derecho propio y de Cubas y Griñón por su mujer, hijo del I duque del Infantado, casado con una hija de Pedro Núñez de Toledo en su primer matrimonio, fue sucedido por su hijo Bernardino de Mendoza, regidor de la villa y poseedor de dos extensas huertas, situadas la una en los barrancos del Arenal, junto a la puerta de Valnadú, y la otra en el Pozacho, hacia la vaguada de la calle de Segovia.
A fines del siglo XIV, en 1372, Griñón y Cubas de la Sagra son aldeas del señorío de don Juan Ramírez de Guzmán concedidas por Enrique II. Dos años después, se subastan ambas aldeas que son adquiridas por el Concejo madrileño por 280.000 maravedíes. Diez años más tarde don Juan Ramírez pretende recuperarlas ya que las tuvo que enajenar para hacer frente a las deudas que había contraído al ser fiador del judío toledano Mayr Abendaño, Tesorero Mayor de Castilla, recaudador de impuestos de la Hacienda Real, que malversó ciertos fondos.

Fue Cubas, Fuentes Claras y en 1982 celebró el milenario de su fundación. Fundación árabe como Griñón y reconquistadas por Alfonso VI en su marcha hacia Toledo.

Los Reyes Católicos fijan los límites de Madrid en “El Pardo y las Rozas, hasta el Guadarrama, por el oeste; más abajo, el dominio segoviano traspasaba este río, llegando a Madrid a las inmediaciones de Villaviciosa y Móstoles; luego avanzaba hasta los aproximados límites de la actual provincia, comprendiendo Parla, Griñón, los Torrejones y Cubas, parte conflictiva bajo los Trastámaras. Aquí partía lindes con el segoviano sexmo de Valdemoro, alcanzando en determinados lugares el río Jarama: se respetaron los mojones colocados por Fernando III. Más arriba traspasaba Madrid el río, hasta Paracuellos -de la Orden de Santiago-, cercanías de Ajalvir y Cobeña, en frontera con Toledo. Volvíase luego a cruzar el curso, hacia San Sebastián de los Reyes y Viñuelas, también más tarde disputados a Madrid"

Entre los años de 1400 y 1407, Enrique III les da la condición de VILLA.

En 1442, Juan II da Cubas Griñón villas su trinchador, “oficial del cuchillo”, Luis de la Cerda y Rojas, primo del duque de Medinaceli, “por los muchos e buenos e leales servicios que me ha fecho e me face cada día”. Este de la Cerda, infante de Castilla, vendió en 1450 ambos lugares a Alonso Álvarez de Toledo. Era III señor de Villoria, señor de Castrillo, Ventosilla, Valtablado del Río, Cubas y Griñón, alcaide y alcalde Mayor de Toledo y juez mayor de sus Alzadas, alcaide y señor de Escalona y del Consejo de Juan II. Nieto del primogénito del infante Juan Alfonso de la Cerda y de María Álvarez de Albornoz. Fallece en 1469. A la muerte en 1503 de Pedro Núñez de Toledo, “señor de horca y cuchillo del rey”, su hijo Luís Núñez de Toledo hereda el Señorío. Diecinueve años después Luís hace trueque con su sobrino don Bernardino de Mendoza y Toledo, hijo de su hermanastra Beatriz, pasando a ser este último el nuevo señor de Cubas y Griñón. Juan II da derechos de feria en Madrid a cambio de que el Concejo acepte que el monarca de Cubas y Griñón de la jurisdicción de Madrid a su oficial de cuchillo. Al oponerse el Concejo, Juan II retira los privilegios de feria a Madrid.
Juan Alfonso de La Cerda. Nieto en tercera generación de Alfonso de la Cerda “el Desheredado”, nieto de Alfonso X “el Sabio“. Muere en 1393. Infante de Castilla y señor de Punhete y Sardoal. Hijo del infante Alfonso Fernández de La Cerda, señor de Almendra, Sardoal, Punhete, Sobreirafermosa, Golegam, Baralla y Almidón- hijo de María de Portugal hija del Rey Dinis de Portugal-, y de Luisa de Meneses. Fue mayordomo mayor de su pariente el infante Fernando de Antequera, hijo de Juan I de Castilla y futuro Fernando I de Aragón.
Se casó con María Álvarez de Albornoz, señora de Villoria en Cuenca; hija de Alvar García de Albornoz, señor de Albornoz, y mayordomo mayor del Enrique II de Trastamara, y de Teresa Rodríguez. De este matrimonio nacieron tres hijos:
Luis de La Cerda, Juan de La Cerda y Antonio de La Cerda que muere en 1415.
Luis de la Cerda, II señor de Villoria, capitán de Lanzas de Fernando I de Aragón 1412. Casó con Isabel de Rojas, hija de Fernán García de Herrera, Señor de Ampudia, Mariscal de Castilla, y de Inés de Rojas. Padres de luis de la Cerda y Rojas, III señor de Villoria, señor de Castrillo, Ventosilla, Valtablado del Río, Cubas y Griñón, alcayde y alcalde Mayor de Toledo, y juez mayor de sus Alzadas, alcayde y señor de Escalona, del Consejo de Juan II; fallecido en 1469. Casó con Francisca de Castañeda, señora de La Palma y Peñalba, fallecida después de1503 en Sevilla; hija de Juan Rodríguez de Castañeda, señor de las Homazas, alguacil mayor de la Reina Catalina, y de Juana de Guzmán, señora de Palos. Padres de Juana de la Cerda y Castañeda, hija-única, IV señora de Villoria, Valtablado del Río, Ventosilla, La Palma, San Lúcar de Alpechín y Traspinedo; fallecida en 1503. Casó con Diego de Zúñiga “el Duque de Oro”, señor de Traspinedo, comendador de los Bastimentos, hijo del I duque de Béjar y tío del II Bejar. Con sucesión.
En 1447 Juan II ofrece a Madrid dos ferias francas de quince días de duración a cambio de Cubas y Griñón. El Concejo madrileño lo rechaza.

Casa el señor de Villafranca por primera vez con Isabel Enríquez de Zúñiga hija del mariscal Iñigo Ortiz de Zúñiga y Leiva de la Casa de Navarra, con quien tiene a Beatriz Enríquez. Escritura de capitulaciones otorgadas por Diego Hurtado de Mendoza, II marqués de Santillana, después I duque del Infantado, con Pedro Núñez de Toledo, señor de Villafranca, para el matrimonio de Juan de Mendoza, señor de Beleña de Sorbe en Guadalajara, hijo del duque y de doña Brianda de Luna, su primera mujer, con doña Beatriz de Toledo, hija de Pedro y de doña Isabel Enríquez, su mujer.

Por segunda vez casa Pedro Núñez de Toledo con Leonor Arias Dávila, que puede ser miembro de la también familia de los Arias Dávila, conversa de Segovia como los eran los toledo de Cuenca. Con Leonor Arias tuvo Pedro a su heredero Luís Núñez de Toledo, señor de Villafranca del Castillo en Madrid y de Cubas y Griñón en Toledo cuyo señorío pasa a su sobrino Bernardino cuyo bisnieto, Alonso de Toledo, es el primer marqués de Villamagna.


Diego Hurtado de Mendoza, segundo hijo de Bernardino de Mendoza, señor de Cubas y Griñón en sucesión de su tío, y de María de Toledo, hija de Alonso Gutiérrez de Toledo, contador mayor de Carlos V, casa con Bernardina Ponce de Luna, hija de Antonio de Luna, señor de Cedillo. Una sobrina de Bernardina Ponce de Luna, de la Casa de los señores y condes de Cedillo del Condado, casa con el I marqués de Villamagna que es primo tercero de los hijos de Bernardina como bisnieto el Villamagna de Luís Núñez de Toledo y los hijos de Bernardina serlo de su hermanastra Beatriz de Zúñiga y Toledo.
En algunas referencias a Pedro Núñez de Toledo no se le reconoce este segundo matrimonio y se habla de Luis Núñez de Toledo como de hijo bastardo.
Diego Hurtado de Mendoza y Bernardina Ponce de Luna sólo tiene una hija llamada María de Mendoza que casa con su primo hermano por la Casa de Toledo Pedro de Mendoza y Vozmediano. Ambos eran también terceros nietos de los I duques del Infantado por la Casa de Mendoza.
En Pedro de Mendoza y Vozmediano continúa el señorío de Cubas y Griñón como hijo de Iñigo Hurtado de Mendoza que es titular del señorío de Cubas y Griñón en sucesión de sus hermanos mayores que son Alonso y Diego Hurtado de Mendoza, al no tener sucesión Alonso y al tenerla solo femenina Diego y casar precisamente la hija de Diego con su primo hermano el hijo de Iñigo que casa con Isabel de Villafuerte y Vozmediano hija de Pedro de Vozmediano y de María de Villafuerte y Sotomayor.
Pedro de Mendoza y Vozmediano vende el señorío de Cubas y Griñón a un primo de su primo el I marqués de Villmagna en 1627 al I marqués de Povar, capitán de la guardia de Felipe IV. Cuando uno de los descendientes de Pedro Núñez de Toledo vende el señorío de cubas y Griñón otro descendiente suyo y primo del señor de Cubas y Griñón es nombrado I marqués de Villamagna.
Es el I marqués de Povar, Enrique Dávila y Guzmán, nieto materno de los IV condes de Alba de Liste en Zamora, parientes de los señores de Bolaños de Campos en Valladolia, Casa a la que pertenece la I marquesa de Villamagna.
Bernardino de Mendoza, señor de Cubas y Griñón en sucesión de su tío, casa con María de Toledo, hija de Alonso Gutiérrez de Toledo, contador mayor de Carlos V, padres de Diego Hurtado de Mendoza que casa con Bernardina Ponce de Luna, hija de Antonio de Luna, señor de Cedillo. Una sobrina de Bernardina Ponce de Luna, de la Casa de los señores y condes de Cedillo y de los señores de Bolaños, casa con el I marqués de Villamagna que es primo tercero de los hijos de Bernardina como bisnieto el Villamagna de Luís Núñez de Toledo y los hijos de Bernardina serlo de su hermanastra Beatriz de Zúñiga y Toledo.
El señorio de Griñóny Cubas de la Sagra continua en los Povar tambien marqueses de Mirabel, Cáceres, luego también Malpica- la I marquesa consorte de Povar es hija de los II marqueses de Malpica- Toledo, y luego también duques de Medina de Río Seco y marqueses de Manceray despues duques de Arión.

Cubas y Griñón se convierten en marquesado a mediados del siglo XIX.


El Marquesado de Cubas es un título nobiliario español concedido el 25 de febrero de 1862 por la reina Isabel II de España a María de la Blanca Fernández de Córdoba y Álvarez de las Asturias Bohórquez, hija del VI duque de Arión. I marquesa de Cubas María de la Blanca Fernández de Córdoba y Álvarez de las Asturias Bohórquez. Casó con Andrés Plácido Lasso de la Vega, VIII conde de Casa Galindo. Sin descendientes. Le sucedió su sobrino bisnieto,
Joaquín Fernández de Córdoba y Osma (1870-1957), II marqués de cubas, VIII duque de Arión, II duque de Cánovas del Castillo, XI marqués de Mancera, XV marqués de Povar, IV marqués de Griñón, XII marqués de Malpica, X marqués de Valero, II marqués de la Puente, V marqués de la Puente y Sotomayor, II marqués de Alboloduy y X conde de Berantevilla y II conde de Santa Isabel. Casó con María de la Luz Mariátegui y Pérez de Barradas, IV marquesa de Bay. Le sucedió, de su hija, Hilda Fernández de Córdoba y Mariátegui, marquesa de Mirabel y III condesa de Santa Isabel, y de su esposo, Manuel Falcó y Escadón IX duque de Montellano. Sigue su nieto como III marqués y actual Fernando Falcó y Fernández de Córdoba. Casó en primeras nupcias con Marta Chávarri de Figueroa. En segundas con María Esther Koplowitz Romeru de Jeseú, marquesa de Casa Peñalver, quien ostenta en la actualidad esta dignidad.
El Marquesado de Griñón, es un título nobiliario español, creado el 25 de febrero de 1862, por la reina Isabel II, para doña María Cristina Fernández de Córdoba y Álvarez de las Asturias Bohórquez, hija de Joaquín Fernández de Córdoba Pacheco y Téllez-Girón, VI duque de Arión y de María Encarnación Álvarez de las Asturias Bohórquez y Chacón.

I marquesa, María Cristina Fernández de Córdoba y Álvarez de las Asturias Bohórquez. Casó con Fernando Manuel Ramírez de Haro, conde de Villariezo. Sin descendientes. La heredó su hermano como II marqués, Fernando Fernández de Córdoba y Álvarez de las Asturias Bohórquez, VII duque de Arión. Casa con Blanca Rosa de Osma y Zavala. Le heredó su nieto como III marqués, Gonzalo Joaquín Fernández de Córdoba y Mariátegui (1906-1938), XVI marqués de Povar. Casa con Natalia Leopoldina Larios y Fernández de Villavicencio. Sin descendientes. Le sucedió su padre como IV marqués, Joaquín Fernando Fernández de Córdoba y Osma (1870-1957), VIII duque de Arión, II duque de Cánovas del Castillo, XI marqués de Mancera, II marqués de la Puente, II marqués de Cubas, XII marqués de Malpica, X marqués de Valero, por rehabilitación en 1925; V marqués de la Puente y Sotomayor, XV marqués de Povar , II marqués de Alboloduy, X conde de Berantevilla y II conde de Santa Isabel.
Casa primero con María de la Luz Mariátegui y Pérez de Barradas, IV marquesa de Bay. Le sucedió, de su hija Hilda Joaquina Fernández de Córdoba y Mariátegui, XIII marquesa de Mirabel y III condesa de Santa Isabel, X condesa de Berantevilla y de su esposo Manuel Falcó y Escandón, IX duque de Montellano , XI marqués de Castel-Moncayo y X marqués de Pons. Sigue su nieto como V marqués: Carlos Falcó y Fernández de Córdoba (1937-), nieto del anterior marqués, XII marqués de Castel-Moncayo. Casa tres veces,
1. Casó con María del Pilar Juana Girod del Avellanal.
2. Casó con María Isabel Preysler Arrastia.
3. Casó con María de Fátima de la Cierva y Moreno, hija de Alfonso de la Cierva y Osorio de Moscoso, XVII marqués de Poza, y de Ymelda Moreno y Arteaga, hija, a su vez, del VII conde de los Andes y de la actual marquesa de la Eliseda
Joaquin Fernández de Córdoba y Hohenlohe es el actual marqués de Povar que casa en Hall, Tyrol, en 1996 con Diana María Langes-Swarovsky.