martes, 17 de mayo de 2011

Francisca Pizarro.



 Juan Arias Dávila, 1436, Segovia – 1497, Roma. Político y religioso nombrado obispo de Segovia, protonotario apostólico y del Consejo Real de Enrique IV de Castilla y los Reyes Católicos. Fue un mecenas de las artes y las letras y está considerado el introductor de la imprenta en España, de la mano de Juan Parix de Heidelberg, quien imprimió en Segovia el Sinodal de Aguilafuente en 1472.


 Diego Arías de Avila. Judío converso y  vendedor ambulante. Señor de Puñoenrostro. castillo de Seseña en Toledo. Muere en 1466, casó, según parece comprobado, en tres ocasiones. Su segunda mujer es Elvira González, de ascendientes judíos. Tienen tres hijos. 
   
Pedro Arias. Padre del I conde de Puñoenrostro.
Juan Arias. Obispo de Segovia.
Isabel Arias de Avila. Casó con Gómez González de la Hoz, regidor de Segovia, del que tuvo a,
Diego Arias de Avila.
Pedro Arias de Avila, señor de Hermoso,
Juan de la Hoz, llamado el de Armuña, y acusado también de retajado. Casó en Burgos.
Alonso ¿o Antonio? Arias,
Isabel Arias. Primero fue esposa de Juan de Luna, y luego monja clarisa.


El primer conde de Puñonrostro es abuelo del II conde que es padre de Pedro Arias Portocarrero, que casó hacia 1581 con Francisca, hija del conquistador Francisco  Pizarro que priemro cas con su tio paterno Hernando Pizarro.  


Francisca Pizarro nace en Jauja, Perú, en 1534. Al fallecer su hermano Gonzalo, se convirtió en la más rica heredera del país, razón por la que su tío Gonzalo Pizarro maquinó casarse con ella, cosa que evitó su tía Inés, que la escondió en un barco y la llevó lejos de Lima. En 1549, muerto ya Gonzalo Pizarro, Pedro La Gasca la envió a España, “alejando así del Perú a un símbolo en quien se reunía lo más lato de la dignidad imperial incaica cono el poder material y político heredado de su padre”. Inducida por su tío y tutor Hernando Pizarro, Francisca Pizarro se estableció en Medina del Campo, donde aquél la cortejó y al fin se casó con ella, en 1552; contaba la novia 18 años de edad y el novio 49. La novia accedió a compartir prisión con su esposo (encarcelado por la muerte de Almagro, en el castillo de la Mota, en Valladolid), y así vivieron durante nueve años en un ala del castillo. Hernando recobró la libertad en 1561, y junto a su esposa e hijos pasó a Trujillo, donde se hizo construir el palacio llamado de la Conquista, disfrutando allí de su título de marqués de la Conquista, heredado de su hermanastro vía matrimonio con la hija de éste. Francisca enviudó en 1578 y tres años después casó con Pedro Arias Portocarrero, arruinado viudo extremeño.


El castillo de Puñoenrostro, despoblado desde fecha remota. Está fechado en el siglo XIV y fue cedido por Enrique IV a Diego Arias de Ávila, su contador y secretario. Nombrados condes de Puñoenrostro sus sucesores bajo Carlos I, en 1862 lo vendieron con su dehesa.