viernes, 13 de enero de 2012

Parque de María Luisa y Palacio de San Telmo. Sevilla.


Antes de ser el "parque de Sevilla" eran unos terrenos 

que formaban parte de los jardines del Palacio de San 

Telmo, naranjales y huertas cercanas pertenecientes 

los Montpensier.


Fue donado a la ciudad en 1893 por la Infanta María 
Luisa Fernanda de Borbón, duquesa de Montpensier. 


El ayuntamiento en agradecimiento lo bautizó con su 
nombre.


Hasta 1911 no se incorpora al patrimonio urbano. 

En este año el Comité Ejecutivo de la Exposición 
Iberoamericana encarga al famoso jardinero y 
paisajista francés Jean Claude Forestier la  
remodelación del parque para adaptarlo al 
certamen internacional.

Las obras ocuparon los años de 1912 a 1922, pero 
desde 1914 estaba abierto al público.

Antonio María de Orleans, duque de Montpensier, 1824 – Sanlúcar de Barrameda4 de febrero de 1890. 

Príncipe francés, miembro de la familia real francesa, y española por matrimonio. Era el hijo menor de Luis Felipe de Orleans, rey de Francia hasta que la barricadas de 1848 le apartaron del poder, dando paso a la II República y descendiente de un hermano de Luis XIV, y de María Amalia de Borbón-Dos Sicilias, princesa de las Dos Sicilias, prima de su marido como nieta de Carlos III que casa con una hermana de la reina María Antonieta de Francia, esposa de Luis XVI. 

Casa el duque de Montpensier con su prima con María Luisa Fernanda de Borbón, que era hija del difunto rey Fernando VII y María Cristina de Borbón y a su vez, hermana de la reina española Isabel II. 

El 10 de octubre de 1846  se celebra la boda, contando la novia, Luisa Fernanda de Borbón, 15 años y él 22. Ese mismo día se casaron la reina Isabel II y su primo hermano Francisco de Asís de Borbón, nieto de Carlos IV como hijo del Infante Francisco de Paula.

Los duques de Montpensier tiene diez hijos. Entre ellos María de la Mercedes,1860–1878, primera mujer de su primo Alfonso XII.

A la caída del rey de Francia los duques de Montpensier se instalan en Sevilla en el palacio de San Telmo.

El palacio de San Telmo es un edificio de estilo barroco. Su construcción se inició en 1682 para instalar la sede del colegio-seminario de la Universidad de Mercaderes, y en la actualidad alberga la Presidencia de la Junta de Andalucía.

En 1849 fue adquirido por Antonio de Orleans y Luisa Fernanda de Borbónduques de Montpensier, que lo convirtieron en su residencia oficial. El salón principal del palacio fue escenario el 12 de diciembre de 1877 de la pedida de mano de su hija María de las Mercedes de Orleans. 


En 1849 los duques de Montpensier, adquirieron el 

Palacio de San Telmo, hoy sede de la Presidencia de la 

Junta de Andalucía.  Encargaron al jardinero francés 

Lecolant la ejecución de un gran jardín. Compraron 


terrenos colindantes como la Huerta del Naranjal y 

aquéllos sobre los que se asentó el antiguo convento 


de San Diego. Lecolant diseñó un gran   jardín que 

acorde con la moda del momento seguía los dictados 

del paisajismo a la inglesa.  El diseño incluyó también 

algunas  composiciones del jardín francés


En mayo de 1893 una gran parte de ese jardín fue 

cedido por la duquesa viuda: la Infanta María Luisa de 

Borbón a la ciudad. 


Con anterioridad el Ayuntamiento le había   

pedido permiso para poder trazar una calle que por 

esta zona hiciera posible la conexión con el río de la 

parte situada más allá del antiguo convento de San 

Diego, con lo que  surge el Paseo de María Luisa.



En Junio de 1909, se lanza por vez primera la idea de 

celebrar una Exposición Hispanoamericana en Sevilla.



El Ayuntamiento ofrece el parque de  María Luisa y 

terrenos adyacentes de su propiedad como posible 

ubicación de la misma.


El Comité para la organización del certamen decide, 

en abril de 1910, que los terrenos ofrecidos por el 

Ayuntamiento serán los de ubicación de la Exposición. 

En ellos quedan incluidos el Parque de María Luisa y 

los Jardines de las Delicias. 



Se piensa entonces en una adecuada adaptación del 

parque para que sin que se deteriore sirva 

correctamente como marco para la celebración de la 

Exposición. 

Como director de los trabajos de planificación general 

y de las obras de edificación se elige al arquitecto 

Aníbal González. Para las necesarias obras 

específicamente de jardinería se busca a un 

especialista de reconocido prestigio y la elección recae 

en J.C. N. Forestier, ingeniero francés que era 

conservador de los parques y jardines de París y autor 

de numerosas obras fuera de su país. 



El centro de toda la composición del parque es una 

gran parte del núcleo del jardín anterior diseñado por 

Lecolant.



El parque se abrió al público finalmente el 18 de Abril 

de 1914 constituyendo desde entonces y hasta 1973 

en que se inauguraría el Parque de Los Príncipes el 

parque por antonomasia de la ciudad.



Gran parte de sus glorietas han sido cuidadosa y 

detalladamente restauradas en un largo y costoso 

proceso desarrollado durante el año 2002.