jueves, 26 de enero de 2012

Plaza del Triunfo. Sevilla, Alcázares, Catedral y Archivo de Indias.



La Plaza del Triunfo se encuentra en el Distrito "Casco Antiguo" de Sevilla.

Vemos la Puerta del León de entrada a los Reales Alcázares, el monumento de El Triunfo y el Archivo General de Indias.

De forma irregular, hacia el norte linda con la Catedral y el Convento de la Encarnación; hacia el este se sitúa el edificio de la antigua Diputación Provincial, convertido hoy en la Casa de la Provincia y los muros del Alcázar, que siguen hacia el sur; al oeste está el Archivo de Indias.

Convergen en esta plaza las calles Ceferino González, Joaquín Romero Murube, Santo Tomás, Miguel Mañara y la plaza de la Virgen de los Reyes.

Hasta en siglo XVIII se llamó "Plazuela de la Lonja", en referencia al actual Archivo de Indias.

A consecuencia del Terremoto de Lisboa de 1755 se levantó un Monumento o Triunfo en el lugar donde se terminó la misa catedralicia, que quedó interrumpida por el movimiento sísmico. Desde entonces quedó la costumbre de celebrar una Misa de acción de gracias anualmente en esta plazuela, delante de dicho monumento.

El Triunfo se levantó en 1757, y es obra de José Tomás Zambrano. En el templete que lo corona hay una figura de la Virgen con el Niño, llamada Virgen del Triufo y también Virgen del Patrocinio.

A principios del siglo XX se remodeló la plaza según un proyecto de Juan Talavera y Heredia, y se colocó  el monumento a la Inmaculada Concepción en 1918, con esculturas de Lorenzo Coullaut Valera.




El edificio del Archivo General de Indias a la izquierda.



El Archivo General de Indias se creó en 1785 por deseo del rey Carlos III, con el objetivo de centralizar en un único lugar la documentación referente a las colonias españolas hasta entonces dispersa en diversos archivos, Simancas, Cádiz y Sevilla.

El Archivo conserva unos 43.000 legajos, con unos 80 millones de páginas y 8.000 mapas y dibujos que proceden, fundamentalmente, de los organismos metropolitanos encargados de la administración de las colonias. 

Tras el descubrimiento de América, y la elección de Sevilla, como puerto exclusivo del comercio con este continente, se incrementó la actividad comercial de la ciudad. El lugar utilizado por los comerciantes para llevar a cabo sus actividades mercantiles eran las gradas de la Catedral.


Durante la segunda mitad del siglo XVI, el Cabildo de la Catedral, para evitar los excesos cometidos por los comerciantes, que no dudaban en culminar sus acuerdos en el interior del templo, en los días de lluvia, instaló columnas con cadenas en los alrededores del templo y contrató alguaciles que evitaran el paso por la calle, de animales de carga. Antes las quejas del Cabildo Metropolitano, Felipe II decidió la construcción de un edificio para sede de la Lonja, que se llevaría a cabo en la misma Avenida, junto a la Catedral, y terminaría siendo sede del Archivo de Indias. Su construcción se inició en 1584, no abriéndose al uso hasta 1598.

La Casa Lonja de Mercaderes de Sevilla, construida en época de Felipe II entre 1584 y 1598, por Juan de Mijares, sobre planos de Juan de Herrera, fue elegida como sede del Archivo.




Monumento a la Inmaculada junto a las murallas del Alcázar.