viernes, 9 de marzo de 2012

Fernán Gonzalez.


Bardulia. 

Tierra de los Várdulos. 

Tierras fronterizas alejadas del núcleo asturiano.


Fredinandus Gundisalviz. Nace hacia el 910 y muere en Burgos en el 970.

Condado de Castilla fijamos suscomienzos del siglo IX. 

En el año 1037 PASA A SER REINO.





Era Bardulia los territorios de las actuales provincias de Burgos, Cantabria, Álava, Vizcaya, Segovia y partes de las de Palencia, Soria, Valladolid y La Rioja.


En el año 929, Fernán González aparece documentado con el título de conde al frente del alfoz de Lara, en  la organización administrativa de la marca oriental del reino de León. 

En el 931, Fernán González gobierna los condados de BurgosLaraLantarónCerezo y Álava.

Lantarón-Álava, al norte de Miranda de Ebro en Burgos-, Álava, y posiblemente el cercano de Cerezo-Cerezo del Río Tirón en Burgos, al sur de Miranda de Ebro y junto a Santo Domingo de la Calzada- por su boda con Sancha, que había quedado viuda de Álvaro Herrameliz, anterior conde de estos  condados.

Álvaro Herrameliz estuvo casado con Sancha de Pamplona que había quedado viuda tras la muerte de Ordoño II y que tras morir Álvaro casó con Fernán González. Con Sancha tuvo como hijo a Herramel Álvarez fundador de Villarramiel en la Tierra de Campos, Valladolid. Participó en la conquista de Nájera y Viguera con el rey de Ordoño II de León, confirmó la fundación del monasterio de Santa Coloma  en La Rioja en el año 923.

A mediados del siglo X el noble alavés Herramel Álvarez, hijo de Álvaro Herrameliz y de Sancha de Pamplona, que se encontraba enfrentado a su padrastro el conde castellano Fernán González, se refugió en la corte leonesa, donde el rey Sancho I, su primo, le concedió una serie de tierras para ser repobladas. En ellas funda una villa a la que da su nombre "Villa Herramel". Permaneció en poder de esta familia hasta la muerte de María Álvarez, última de la estirpe. En el libro Becerro de las Behetrías figura como behetría de Juan Alfonso de Alburquerque quien, junto con su mujer Isabel Téllez de Meneses, era señor solariego de las cercanas localidades de Meneses, Ampudia y Torremormojón, y asimismo de las behetrías de Capillas, Castromocho, Fuentes de Nava, Becerril de Campos y Frechilla.



Documentado Fernán Gonzalez como conde de Castilla por primera vez en un documento del año 932.


En el 932, con  Ramiro II de León pudo estar en el ataque a la fortaleza de Magerit que fue retomada por los musulmanes tras ser abandonada por el monarca leonés.


En el 933, Como represalia Abderramán III cerca Osma y San Esteban de Gormaz, Ramiro II acude en ayuda de Fernán González levantando el cerco trás vencer cerca de Osma

La plaza de Osma, junto con la de San Esteban de Gormaz, protegían el flanco oriental del frente del Duero.

La guarnición cristiana de Osma había sido reforzada después de la expedición a Madrid del año anterior, por lo que pudo hacer frente al ejército musulmán durante unos días.

Un año después, en el 934 Abderramán III  ataca Álava,  y  Burgos y ocurre la matanza de 200 monjes en el monasterio de San Pedro de Cardeña, que es incendiado.  Ramiro II y Fernán González se enfrentan de nuevo con él en los alrededores de Osma donde le derrotan de nuevo. En el choque de Hacinas,  junto a Salas de los Infantes en Burgos los moros fueron cogidos por sorpresa y obligados a dejar su botín. Fueron perseguidos durante tres días por los castellanos hasta que entraron en las llanuras del Duero en las cercanías de Osma donde les derrotan.


En el 939, Fernán Gonzalez juega un importante papel en la batalla de Simancas en la que son derrotadas de nuevo las tropas del califa Abderramán III. Afianzó el dominio sobre las tierras del Duero. 

Después de la batalla de Simancas es donde San Millán adquiere el carácter de patrono de Castilla, y donde nacen los Votos de San Millán, a semejanza del voto de Clavijo a Santiago, llegando a favorecerse enormemente el monasterio de San Millán de los privilegios y donaciones de Fernán González.

En el 940,  conquista en tierras de Segovia los enclaves de Sepúlveda, Riaza y Fresno de Cantespino y las repuebla. Ese mismo año concede fuero a Sepúlveda para atraer repobladores a esta zona de frontera.


En el año 955 Fernán González vuelve a derrotar a las tropas musulmanas en San Esteban de Gormaz.

Para reforzar su posición frente a los demás territorios cristianos, casó a su hija Urraca Fernández con el hijo de Ramiro II, Ordoño III. Urraca sería repudiada por Ordoño III. A la muerte de Ordoño III, Urraca casa  con Ordoño IV que por entonces era aliado de Fernán González, y tras la muerte de Ordoño IV se casó con Sancho Garcés II de Navarra. Su hermana Muniadona (o Nuña) casa con Gómez Díaz, hijo del conde de Saldaña, Diego Muñoz.

En el 963 pacta una tregua con Alhakén II tras la destrucción de San Esteban de Gormaz por los musulmanes, el conde castellano actuaba al margen de la debilitada autoridad real. En tal situación de desorden, Fernán González fue asegurando lentamente su posición como señor hereditario del condado de Castilla, llegando a gobernar un extenso territorio desde el mar Cantábrico hasta más al sur del río Duero. 

Al morir, dejó el condado a su hijo García Fernández, estableciendo así el principio de la sucesión hereditaria en el título condal de Castilla.



Los restos de Fernán González fueron enterrados en el Monasterio de San Pedro de Arlanza y posteriormente trasladados en 1841 a la Colegiata de San Cosme y San Damián de Covarrubias junto con los de su esposa Sancha.









El alfoz de Lara. 

La existencia del alfoz de Lara como división jurisdiccional se remonta al menos al año 912, cuando un documento ya lo menciona. En el siglo XI era el más antiguo y extenso de los alfoces de Castilla. Un documento, aparentemente falsificado, del cartulario del Monasterio de San Pedro de Arlanza le asigna límites mucho más amplios que los que pueden deducirse de otras fuentes.
La tenencia del Alfoz de Lara fue la base del poderío de la Casa de Lara en la Castilla de los siglos XI a XIV.


Municipio de Salas de los Infantes.

Arauzo de Miel,  Arauzo de Salce, Arauzo de Torre, Barbadillo de Herreros, Barbadillo del Pez,Cabezón de la Sierra, Carazo, Cascajares de la Sierra, Castrillo de la Reina, Contreras, Hacinas, Hontoria del Pinar, Huerta de Arriba, Huerta de Rey, Jaramillo de la Fuente, Jaramillo Quemado, La Gallega, La Revilla y Ahedo, Mamolar, Monasterio de la Sierra, Monterrubio de la Demanda, Pinilla de los Moros, Rabanera del Pinar, Ríocavado de la Sierra, Salas de los Infantes, San Millán de Lara, Valle de Valdelaguna, Vizcainos, Palacios de la Sierra.



El castillo de Lara en Lara de los Infantes, apenas unas piedras, fundado en el 902 por Gonzalo Fernández, padre de Fernán GonzálezFue reconstruido por Fernán González, que nació allí. El castillo de Lara  fue entregado por Alfonso X a Burgos en 1255.



Lara de los Infantes es la sede del ayuntamiento de la Jurisdicción de Lara. Se encuentra situada en la comarca de Sierra de la Demanda a 45 kilómetros de Burgos.
Jurisdicción que forma parte del partido de Can de Muñó. 

Son de la jurisdcción de Lara la villa de Lara, con sus Granjas de Oriyuelos y Cuatrales, y los siguientes lugares: La Aceña, Campo, Cubillejo, Cubillo del César, Mambrillas, Mazueco, Paúles de Lara, Quintana, Quintanilla Cabrera, Quintanilla de las Viñas, Torre, La Vega y Villoruebo.

En la antigüedad la zona formaba parte del Alfoz de Lara, donde la casa de Lara tenía su base patrimonial.

Can de Muñó era uno de los catorce partidos que formaban la Intendencia de Burgos, durante el periodo comprendió entre 1785 y 1833. Formado por la Abadía y Jurisdicción de Lerma, así como por las Jurisdicciones de Lara, de Quintanilla Somuñó y de Salas de los Infantes, y otros "pueblos solos".


El castillo de Muño, del que poco se sabe, pasó a depender como antes el de Lara, al menos desde el siglo XIV de la ciudad de Burgos, que desde los castillos cercanos a la capital controlaba el tráfico comercial. También como en el caso de Lara apenas quedan unas piedras.

En Villavieja de Muño podemos ver la ermita de Santa María de Muñó.


San Pedro de Arlanza.

El río Arlanza pasa por municipios  de  CastrovidoSalas de los InfantesHortigüelaTordómarQuintanilla del AguaCovarrubias y Lerma. Desemboca en el Pisuerga poco antes de la localidad de Torquemada  en tierras palentinas.




Las ruinas del monasterio benedictino de San Pedro de Arlanza se hallan a unos 45 kilómetros al sureste de Burgos. Casi equidistante de las localidades de Hortigüela y Covarrubias a orillas del rio Arlanza y en la sierra de las Mamblas. Junto a Salas de los Infantes y Lara de los Infantes al sur de la ciudad de Burgos. 

La Cuna de Castilla es una ruina en lugar que hay que visitar y en un paraje que invita a la leyenda.

el conde Gonzalo Fernández  persiguiendo un jabalí, se encuentra con los monjes eremitas que viven en cuevas próximas y que le auguran victorias sobre los musulmanes en su labor de reconquista. En 912 promueve la fundación de un monasterio en este lugar junto con su esposa Muniadona.

Su hijo, Fernán González, primer conde independiente de Castilla,  continuó su devoción por el lugar al que hace numerosas donaciones. 

Se hace enterrar en San Pedro de Arlanza al igual que su esposa Sancha. Aquí reposaron hasta que en 1841, tras la desamortización de Mendizabal tuvieron que ser trasladados a Covarrubias.



San Pedro de Cardeña.



No existen fuentes documentales directas que hablen de la fundación de Cardeña. Historiadores benedictinos han considerado este monasterio como el primer cenobio de monjes negros, benedictinos, fundado en España. Algunos han apuntado  que pudiera haber existido ya en el siglo VIII.  




Segunda repoblación de Cardeña, "Era DCCCC.XXX.VII (año 899) fue poblado el monasterio de Cardeña por el rey Alfonso de León" (Antigüedades de España I, 175).  Del mismo año se habla en el Cronicón de Cardeña. Y en los Anales Compostelanos se lee: "Era DCCCC.XXX.VII fuit Cardena populata". A partir de esta fecha, en particular desde el año 902, en el que consta una donación hecha al monasterio por Don Gonzalo Téllez y su esposa, es posible seguir con suficiente objetividad la historia de Cardeña, abandonado desde el año 1835, cuando las leyes de desamortización de Mendizabal y la exclaustración de los religiosos. En el año 1942 se restaura la vida monástica.

El Cid Campeador dejó a su esposa y a sus dos hijas al amparo del monasterio con su abad Sisebuto  en el año 1081 al ser desterrado por Alfonso VIII. Aquí fue enterrado cuando muere en Valencia en el año 1099.




Gonzalo Fernández, padre de Fernán Gonzalez,  confirma el Fuero de Brañosera en el  912, "Yo, Gonzalo Fernández, conde, he visto una carta escrita para el pueblo y la villa de Brañosera, copia de la que hicieron mis abuelos Nuño Núñez y Argilo, señalando los fueros y los términos de la dicha villa; y yo, reconociéndola, la restauro y confirmo para los vecinos de Brañosera. Lo firmo en la era 950". Después lo volverían a confirmar Fernán González en el 968 y su nieto Sancho García en el 998.

Nombrado por primera vez en 899 como conde de Burgos. Es Lara la base de su poder que llega por el norte hasta Espinosa de los Monteros y Escalada y por el sur hasta el río Arlanza.
Desaloja de Carazo, junto a Salas de los Infantes, Lara y Hacinas, a su guarnición musulmana y hace de este territorio la base del señorío de Lara.

Hay en Carazo restos de la  Edad del Hierro y en la peña de Carazo desde donde podemos ver las riberas del Arlanza burgalés está  la ruina del torreón medieval del castillo de Carazo.
Gonzalo Téllez desalojó a los moros de este lugar. Lo que sí está documentado es su existencia en tiempos de Fernán González. Entre 1047 y 1054, aparece como tenente de la fortaleza Nuño Álvarez. En 1380 era  posesiónde los Castañeda, por concesión del rey. La fortaleza controlaba el paso del alfoz de Lara por el suroeste. En 1458, el conde de Haro era su propietario.

El nombre de Gonzalo Fernández  nombre aparece por primera vez en la carta fundacional del monasterio de San Pedro de Cardeña en el 899. En el 912 participó en la expansión castellana hasta el río Duero repoblando Haza, Clunia y San Esteban de Gormaz. Aparece como conde en Burgos en un documento del 1 de agosto de 914 y como conde de Castilla el 1 de mayo de 915. Parece ser que después pasa a la corte leonesa donde figura en una asamblea de magnates y nobles antes de la derrota de Valdejunquera  del 920. Después pudo pasar a la corte navarra donde entre los años 924 y 930.

La batalla de Valdejunquera o Campaña de Muez, así llamada por los musulmanes, tiene lugar  el 26 de julio del año 920 entre el ejército del emir cordobés Abderramán III y el formado por las fuerzas conjuntas de los reyes Ordoño II de León y Sancho Garcés I de Pamplona, que tuvo lugar en la fortaleza de Muez en el valle de Junquera, situado a unos 25 km al suroeste de Pamplona. termina con una gran victoria de califa cordobés. De la derrota se culpó a  Nuño FernándezAbolmondar Albo y su hijo Diego, y Fernando Ansúrez, por no haber acudido al combate.

Es Nuño Fernández, conde de Castilla y de Burgos del 920 al 926, probablemente hermano de Gonzalo Fernández.

Gonzalo Fernández sería enterrado en el monasterio de San Pedro de Arlanza.



La madre de Fernán González es condesa consorte de Castilla (909-915), fue esposa del señor fundador de Lara, el conde de Burgos y Castilla, Gonzalo Fernández.

Nada se sabe sobre sus padres. Encontramos,

GONZALO FERNÁNDEZ. (GUNSISALVO FERDINANDIZ)
Conde de Castilla y de Burgos 899, Señor Lara y de Amaya; fallecido en 931. Casó  hacia el 910 con:

NUÑA FERNÁNDEZ (MUNIA DOMNA), Señora de Lara y Amaya, hija-única del conde Fernán González de Lara y de Sancha.

Su otro hijo de nombre Ramiro González muere en el año 936 en combate contra los musulmanes.

Después de la batalla de Valdejunquera en el 920  Gonzalo Fernández no aparece en la documentación de Castilla, no se sabe si fue hecho prisionero en León o huye a la corte Navarra donde aparece un conde Gonzalo, Gundisalvus comes

Muniadona queda al frente de la familia y de las tierras de Lara. Su nombre aparece en la documentación que hace referencia a su hijo.




En un documento del año 929 aparecen las firmas de sus hijos Ramiro y Fernán, apareciendo este último como conde de Lara. Más tarde con Fernán González,ya como conde de Castilla, apareciendo Muniadona como "Comitissima". Su última aparición documental es del año 935; en dicho documento dona al monasterio de San Pedro de Cardeña sus propiedades en el monte de Valzalamio, situado al noroeste de Lara. Era una enorme extensión de encinares y robledos en la que la abadía llegó a tener varios miles de ovejas. 

Fue enterrada en el monasterio de San Pedro de Arlanza.




Gonzalo Fernández, desde su centro de Lara, se titula conde de Castilla y de Burgos; Gonzalo Téllez, desde sus fortalezas orientales, se hace llamar conde de Lantarón y Cerezo. Y esta situación es cuando las diversas crónicas se hacen eco de que "en el año 912 poblaron los condes Nuño Núñez, Roa; Gonzalo Téllez, Osma; y Gonzalo Fernández, Aza, Clunia y San Esteban, junto al río Duero".