martes, 27 de marzo de 2012

Villanueva de la Cañada. Madrid.


La Desperna.


La Comunidad y Tierra de Segovia, o la Universidad de la Tierra, es una organización de carácter colectivo, cuyo origen se remonta al siglo XI y  que alcanza su plenitud a lo largo de los siglos XIII al  XV, estabilizándose su desarrollo a lo largo de toda la Historia Moderna, y sufriendo una profunda crisis durante el siglo XIX. Su revitalización, ya como una institución y organización moderna, se origina a finales del siglo XIX, y con cambios de poca importancia, subsiste hasta la actualidad.
 
La Comunidad de Villa y Tierra de la Ciudad de Segovia, además de cumplir la función de administrar los restos de su antiguo patrimonio colectivo, se ha convertido en un testigo de la vieja historia,

De acuerdo con los intereses de la Ciudad, cada uno de los sexmos, tuvo una denominación especifica, y aunque algunas de estas divisiones territoriales, han cambiado de nombre, todavía hoy son vigentes, los siguientes sexmos:

-         Sexmo de las Posaderas.
-         Sexmo de Santa Eulalia
-         Sexmo de San Martín.
-         Sexmo de Cabezas
-         Sexmo de San Millán
-         Sexmo  de Valdelozoya, hoy, Sexmo de Lozoya
-         Sexmo de San Lorenzo.
-         Sexmo de la Trinidad.
-         Sexmo de Casarrubios.
-         Sexmo de El Espinar.
-         Sexmo de la Ciudad de Segovia.


 La salida de Casarrubios del sexmo de su nombre, hizo que El Escorial, siempre interesado por sus viejos vínculos, reclamara la cabecera del sexmo, por lo que hoy constituye la base organizativa del sexmo de Casarrubios, en el que se hayan integrados, los siguientes pueblos:

-         Aldea del Fresno.
-         Colmenar del Arroyo.
-         Chapinería.
-         Fresnedillas de la Oliva.
-         Navalagamella.
-         Navalcarnero.
-         Robledo de Chavela.
-         Santa Maria de la Alameda.
-         Sevilla la Nueva.
-         Valdemorillo.
-         Villamantilla.
-         Villanueva de la Cañada.
-         Zarzalejo.



Los seis originales con sus cabezas de sexmo fueron:

    * Sexmo de San Lorenzo, Brieva.
    * Sexmo de Santa Eulalia, Bernardos.
    * Sexmo de San Millán, Valverde del Majano.
    * Sexmo de la Trinidad, Villoslada.
    * Sexmo de San Martín, Ituero.
    * Sexmo de Cabezas, Mozoncillo.

A estos se añadieron:

    * Sexmo de El Espinar (1297), El Espinar.
    * Sexmo de Posaderas (1399), Muñoveros.
    * Sexmo de Lozoya, Lozoya.
    * Sexmo de Casarrubios, El Escorial.

La Comunidad llegó a tener, antes de 1480, otros tres sexmos más que perdió por diversos motivos en tierras madrileñas: Tajuña, Manzanares y Valdemoro.

En cada sexmo había un procurador de Tierra que recibía también los nombres de procurador común o sexmero. En el sexmo de Villa se llamaba procurador síndico. Todos estos procuradores o sexmeros eran los representantes y portadores de la voz de todas las aldeas. Eran su representación ante la ley.


Sus orígenes son anteriores al siglo XV bajo el nombre de La Despernada o Espernada. Fue rebautizada en el XVI en el afán de delimitar los caminos de tránsito para las cañadas que se dirigían y bajaban de las montañas en dos ocasiones al año, la trashumancia.

En sus inmediaciones se libro la Batalla de Brunete del 6 al 25 de julio de 1937 durante la Guerra Civil Española.

A consecuencia de esta batalla el pueblo fue practicamente destruido y permanecio desierto durante el resto de la guerra, siendo reconstruido tras finalizar esta.


Los testimonios más antiguos acerca de Villanueva de la Cañada se remontan al siglo XIV, ya que en el tercero de los volúmenes del 'Libro de la Montería'Alfonso XI, de que data de mediados de dicho siglo, se citan hasta sesenta y dos cacerías que se desarrollaban en la zona del río Guadarrama, localizándose alguna de ellas en el entorno geográfico de la Cañada Real donde, sobre todo, abundaba el guarro o jabalí. Allí construyeron los reyes castellanos los refugios, palacios y demás edificaciones necesarias para esa afición cinegética.

En las "Relaciones histórico-geográficas de los pueblos de España" de Felipe II, podemos leer que "los reyes don Juan y don Enrique... tenían a un cuarto de legua deste lugar una dehesa y un bosque entre medio de este lugar y el lugar de Valdemorillo..., y en el dicho bosque tenían unos palacios antiguos, que al presente están despoblados y caídos", y más adelante indicaban que a media legua de distancia existió también "otro sitio, donde se dice El Castillejo, que debiera ser castillo o fuerza donde los dichos reyes andando por este bosque se recogían, y sus monteros y criados".

Villanueva de la Cañada se llamaba por aquel entonces 'La Despernada' y fue aldea de Valdemorilloestatua de una mujer sin piernas, pero es más probable que fuera porque allí tuvo que pasar una temporada una dama de la nobleza, sino de la Casa Real, herida en las piernas durante una de las cacerías.

Sobre el año 1628, el municipio alcanzó el rango de Villa al comprar tal privilegio a la Corona, como hicieron muchos otros pueblos madrileños y de toda España desde mediados del siglo XVI. Para que quede claro su nuevo título cambia su nombre y 'La Despernada' pasa a ser 'Villa Nueva de la Cañada', que es el origen de su actual nombre.