miércoles, 1 de agosto de 2018

Matanza de Soria. Soria




Está situada en la Ruta de la Lana y el Camino del Cid.








Existen varias leyendas sobre el origen toponímico de Matanza de Soria. Una de ellas cuenta que aquí tuvo lugar una sangrienta escaramuza entre gentes de la zona y algunas tropas rezagadas que acompañaban a Almanzor a su regreso de Calatañazor.

Los heridos de la batalla construyeron el actual pueblo.
En Matanza de Soria se halla la iglesia de San Juan Bautista, románica, con un parte gótica y la Ermita de la Virgen de la Guía, dentro de la villa, de que dice textualmente el padre Janáriz: "El rey Ramiro II de León, persiguiendo al ejército moro, libró batalla y lo derrotó delante de la ermita; en recuerdo, la población próxima que se llamaba La Guía, cambió el nombre por el de Matanza".
Pese a ello, existe otra crónica más acorde recogida por Don Rodrigo Jiménez de Rada (1170-1247), quién también se hace eco de la leyenda por la cual el rey Vermudo II de León, promoviendo la unión de su reino con la corona de Navarra y de Castilla —la primera bajo mando de García el Temblón y la segunda bajo el gobierno del conde castellano García Fernández—, obtuvo junto a estas notable victoria frente al ejército de Almanzor en la conocida batalla del lugar de Calatañazor. Así, en la misma crónica, Jiménes de Rada se hace eco de la posterior huida de parte de los militares andalusíes y el consecuente acosamiento por parte del conde castellano García Fernández, quién una vez los tuvo ante sí, los despachó: «Pero el conde García Fernández, persiguiendo esforzadamente a los que habían escapado de la matanza los aniquiló hasta el exterminio».