sábado, 15 de diciembre de 2018

Hospital de la Concepción de Nuestra Señora. Madrid



Situado sobre un terreno próximo al Alcázar conocido como “Campo del Rey”, –hoy Plaza de la Armería-, fue fundado hacia 1420 por Garcí Álvarez de Toledo, obispo de Astorga e hijo de Alonso Álvarez de Toledo, contador mayor de los reyes Juan II y Enrique IV. 

Dedicado a Nuestra Señora de la Concepción, se trataba de un hospital dedicado a la cura de mujeres y contaba con 12 camas.

También conocido como Hospital de la Merced, o del Campo del Rey, el nombre de la “Caridad” le viene de una hermandad que en este hospital y bajo dicha advocación fundaron Juan II y su mujer, doña María de Aragón, y cuya misión era enterrar a los muertos que se hallaban en las calles, a los ajusticiados, y casar tres huérfanas cada año, dando a cada una 23.000 maravedíes de dote.

Aunque fue mandado suprimir por Felipe II en 1566, siguió funcionando durante algunos años más.

En 1580 se trasladaron a la parroquia de Santa Cruz las imágenes y la hermandad antes mencionada, siendo reducido definitivamente en 1587.









El Campo del Rey, denominada igualmente Plaza del Rey, fue la única plaza medieval de Madrid en el periodo medieval. 
Se trataba de un solar ubicado en frente del antiguo Alcázar, y hacía las funciones de plaza de armas.
​Se ubicó en sus cercanías un refugio de mendigos denominado Hospital del Campo del Rey, denominado posteriormente como Hospital de la Merced. 
El espacio de la plaza pasó a ser, ya en época de Carlos III, la plaza de Armería del palacio Real de Madrid.
Se trataba de un espacio abierto ubicado entre la cava y el Alcázar de Madrid. 
Trancurría por la diagonal del mismo el arroyo del Arenal. 
Paralelo a la cava del Alcázar y al río Manzanares transcurría un camino que hacía de enlace entre la puerta de la Vega, adyacente al campo del Rey, con la de la Sagra, adyacente a una zona de cultivo.​ 
Durante el reinado de Enrique IV a la villa se le concedió el privilegio por el cual se celebraba mercado franco todos los martes en dicha plaza. 
Con la llegada de Felipe II se produjo la rehabilitación del lugar pasando a ser propiedad del Alcázar.

El Alcázar de Madrid se quema en la Nochebuena de 1734

El Alcázar tenia su fachada principal mirando al Sur y se extendía hacia la Plaza de Oriente. El Palacio Real tiene su fachada  principal mirando al Este


todo lo que quedaba en pie fue demolido ya que Felipe V se empeñó en construir su nuevo Palacio Real sobre los escombros del antiguo Alcázar, aunque este no fuera el solar más adecuado.


Vista del viejo Alcázar según Jan Cornelisz Vermeyen. 

La imagen corresponde, aproximadamente, al año 1534, antes de la ampliación emprendida por Carlos I en 1537, la primera de envergadura realizada en el edificio. Es probable que éste fuera el aspecto que presentaba el castillo musulmán, cuya estructura y muros sirvieron de base al palacio real promovido por el emperador.


Fines del siglo XVI



Pintura del siglo xvii del Real Alcázar de Madrid y San Gil. 

La fachada meridional- sur-a la derecha, presenta el aspecto que finalmente le confirió el arquitecto Juan Gómez de Mora, en las obras realizadas en 1636. La occidental, a la izquierda, corresponde a una estructura muy anterior, tal vez la del primitivo castillo musulmán que sirvió de base a las diferentes ampliaciones acometidas.


San Gil es el edificio inmediato al Alcázar

Felipe II también se debió la construcción de la Armería Real, derribada en el año 1894. Ocupaba el lugar donde hoy se alza la cripta de la catedral de la Almudena y formaba parte del complejo de las Reales Caballerizas, dependiente del Alcázar.

Los Borbones sitúan las caballerizas al norte de Palacio. Estaban donde ahora se encuentran los Jardines de Sabatini.

Al sur del Alcázar fueron levantadas las Caballerizas Reales, donde se integraron las dependencias de la Armería Real. 

En su parte septentrional y occidental, se extendían la plaza del Picadero y los Jardines o Huerto de la Priora, que comunicaban el palacio con el Real Monasterio de la Encarnación

Hacia el este, se edificó la Casa del Tesoro.


Hacia 1710. 

Tras la reforma de Gómez de Mora que le confiere el aspecto característico de sus edificios como podemos ver en la Plaza Mayor. 



Iglesia de San Gil el Real

Era la parroquia de Palacio.

Cuando Carlos V ordenó el derribo de la primitiva iglesia de San Miguel de la Sagra -situada frente a la entrada del Alcázar- debido a su mal estado se construyó una nueva un poco más alejada de la residencia real.

Esta se llamó de San Miguel y San Gil, más conocida por San Gil el Real y se trasladó la parroquial de aquélla a ésta.

La nueva iglesia conservó la mayor parte del mobiliario de la antigua.

Sin embargo, duró poco.

Su desaparición fue provocada por la marcha de la población menos pudiente de las cercanías del Alcázar, cuyas casas fueron compradas poco a poco por ilustres familias que decidieron establecerse cerca de la residencia real.

En 1582, el Capellán del Rey y cura de San Gil, expuso a Felipe II el estado de pobreza en que se hallaba la parroquia debido a la demolición de tantas casas para el servicio real, por este motivo, en 1606 se integró a la cercana parroquia de San Juan.

Entonces Felipe III fundó el convento de San Gil de franciscanos descalzos y para ello les cedió la iglesia.


Los religiosos se trasladaron al convento de San Cayetano.







Las Murallas de Madrid





En este enlace se pueden consultar  diferentes planos de la ciudad de Madrid.