miércoles, 1 de abril de 2009

Juana "la Beltraneja". La triste historia de una posible reina de España y Portugal.

Nace en Madrid, el 28 de febrero de 1462 y muere en Lisboa en 1530. Infanta de Castilla y reina consorte de Portugal destituida de su rango, hubo de renunciar por tratado a todos sus títulos y señoríos, incluso a su calidad de infanta castellana y de Alteza, quedando llamada oficialmente, por real decreto portugués, "a Excelente Senhora".

Hija y heredera de Enrique IV y de su segunda esposa y prima hermana Juana de Portugal, hija de don Duarte y de su prima Leonor, infanta de Aragón, ambos de la Casa Real de España y Portugal. Todos descendientes de Alfonso X de Castilla.

Parte de la nobleza castellana no la aceptaba como hija biológica del rey, a quién acusó de obligar la reina su mujer a tener un hijo con su favorito, Beltrán de la Cueva, I duque de Alburquerque, a pesar de que ambos habían jurado solemnemente que no había sido así. Había motivos más que suficientes para sospechar la impotencia de Enrique IV ya que previamente había estado casado con Blanca de Navarra y el matrimonio se anuló porque nunca llegó a consumarse. Enrique IV no tuvo más hijos ni con su mujer ni con ninguna de sus amantes.

El mismo año de su nacimiento las cortes de Toledo de ese mismo año la proclaman heredera al trono. Dos años más tarde la nobleza se subleva poniendo su legitmidad en tela de juicio. En junio de 1465 los nobles reunidos en Ávila deponen a Enrique IV y proclaman rey al príncipe Alfonso, hermano menor de Isabel. Con la muerte de Alfonso, en 1468, empieza el proceso político que va hacer de doña Isabel la reina de Castilla. Los nobles reunidos, en 1468, permiten en acatar la autoridad de Enrique IV, pero exigen de él una concesión capital: que desherede por segunda vez a doña Juana y proclame heredera al trono a su hermana doña Isabel. Por lo que Enrique IV se vio obligado a desheredar a doña Juana. Doña Isabel sacó ventaja para ascender a la categoría de heredera de la Corona y ceñirla. En 1468 se pone fin a la revuelta mediante el Pacto de Guisando, por el cual Enrique IV reconocerá como sucesora a su hermanastra Isabel. Dos años más tarde, un enfrentamiento entre los partidarios de Isabel y de Juana en Val de Lozoya hará que el rey reconozca nuevamente los derechos al trono de Juana.

Enrique IV en 1471 confirma la entrega del Infantado de Guadalajara entre los ríos Tajo y Guadiela a Diego Hurtado de Mendoza, II marqués de Santillana, hermano del cardenal Mendoza. Esta entrega realizada en 1469, se hace en agradecimiento de la ayuda que el Marqués prestó al rey, apoyando la causa de su hija Juana y su juramento como princesa de Asturias- tuvo lugar la ceremonia en Valdelozoya el 26 de octubre, en una pradera no lejos de Buitrago.

Al fallecer Enrique IV en diciembre de 1474 comienza la guerra, siendo ayudada Juana por su tío materno Alfonso V de Portugal, con quien casará. Se pacta su boda con el duque de Guinea, hermano de Luis XI, pero no se llega a realizar al morir el duque.

En 1479, don Fernando, siendo desde algunas semanas rey de Aragón, derrota a los últimos partidarios de doña Juana en las inmediaciones de Mérida, batalla de Albuera. Los tratados de Alcaçovas-Toledo de 1479 supondrán el fin de la guerra y el retiro de Juana al convento de Santa Clara de Coimbra. Posteriormente, se instalará en Lisboa.

Juan II de Castilla casa dos veces, primero con su prima hermana Maria de Aragón, padres de quien será Enrique IV, después con su prima Isabel de Portugal que es sobrina de don Duarte como hija de su hermano Pedro, fruto de este matrimonio nació una hija, la futura reina Isabel, y un hijo, el infante don Alfonso. El testamento de Juan II fijaba así el orden de sucesión al trono:

don Enrique y los hijos de este.
Don Alfonso y los hijos de este.
Doña Isabel.

Alfonso V de Portugal es hijo y sucesor de don Duarte, y de su pariente Leonor, infanta de Aragón, hija de Fernando, primer rey de Aragón de la casa de Trastamara tras el Compromio de Caspe haciendo valer sus derechos al trono aragonés por ser nieto materno de Pedro IV el Ceremonioso. La hija de este, Leonor casa con con Juan I de Castilla y son los padres del propio Fernando y de Juan II de Casilla, hijos de ambos casarán en un intento que ya parece deciso y que en todo caso abre el camino para la unión de los reinos castellano y aragonés. Alfonso V de Portugal casó en primeras nupcias con su prima hermana Isabel, hija de su tío, tutor y regente de Portugal el infante don Pedro. Recibió el nombre de "el Africano" al patrocinar varias las expediciones africanas en las que se descubrieron las islas de Cabo Verde y la Guinea.

Alfonso V casa después con su igualmente prima y sobre todo sobrina carnal la infanta Juana de Castilla. Es Juana sobrina carnal de su marido como hija de su hermana Juana casada con Enrique IV de Castilla. Es el monarca castellano primo hermano de su mujer y por lo tanto igualmente de su cuñado y luego yerno.

Es así que, los implicados en la guerra civil por la sucesión en el trono de Castilla son parientes en primeros grados de consanguinidad. Juana es sobrina de Isabel de Castilla que está casada con su primo segundo Fernando de Aragón. Son Isabel y Fernando bisnietos de Juan I de Castilla. De este monarca es también bisnieto Alfonso V de Portugal y su hermana Juana así como lo son y por ello primos hermanos suyos Enrique IV y su hermanastra Isabel al igual que lo es Fernando de Aragón, quien es y como vermos primo segundo de Isabel y no primo hermano.

Ya hemos visto que Juana de Portugal casa con su primo hermano Enrique IV, padres de la conocida como La Beltraneja, y que Isabel lo hace con su primo segundo Fernando de Aragón.


Isabel y Alfonso V de Portugal son primos hermanos y Alfonso medio sobrino de Isabel por el matrimonio del rey portugués con La Beltranja, medio sobrina de Isabel.

Fernando de Aragón es primo hermano de Alfonso V de Portugal y de su hermana Juana de Portugal.

Enrique IV de Castilla y Alfonso V de Portugal además de primos hermanos son cuñados por el matrimonio del castellano con la hermana del portugués.

Juana la Beltraneja será también medio sobrina de Fernando.

Juan II de Aragón y Juan II de Castilla son primos hermanos y cuñados al casar María de Aragón con Juan II de Castilla.


Juan I de Castilla, hijo de Enrique II, es padre de Enrique III de Castilla y del infante Fernando de Antequera que tras el compromino de Caspe será Fernando I de Aragón lo que supone la casa de Trastamara en la corona de Aragón, bajo la que se unificará España. Fernando de Antequera casa con una prima hermana de su padre, Leonor Urraca de Castilla, hija de Sancho que es hermano de Enrique II de Castilla.


Se puede hablar de un momento clave para la unificación bajo una sola Corona de los reinos peninsulares ya que Leonor y María las hijas de Fernando I de Aragón casan la primera con su primo el monarca portugés don Duarte y la segunda con su primo hermano el castellano Juan II, que viudo casa con su tambien pariente Isabel de Portugal sobrina de don Duarte y que será la madre de la reina Isabel y del principe Alfonso.

Fernando I de Aragón y y su prima Leonor Urraca de Castilla son padres como hemos visto de María de Aragón que casa con Juan II de Castilla. Si Isabel hubiera sido hija de este matrimonio sería prima hermana de su esposo Fernando que es hijo de Juan II de Aragón, hermano de la primera mujer de su padre de quien si es hijo su hermanastro Enrique IV y que es así primo hermano de Fernando que será también su cuñado. Igualmente Fernando es primo hermano de Alfonso V de Portugal y de su hermana Juana, hijos de don Duarte y de Leonor de Aragón siendo Leonor hermana de María de Aragón, de Alfonso V de Aragón y de Juan II de Aragón que sucede a su hermano en la corona aragonesa. Recordemos que Juana de Portugal casa con su también primo hermano Enrique IV.


Enrique IV, rey de Castilla nace en Valladolid en 1425 y muere en Madrid en 1474. Hijo de Juan II de Castilla y de su prima hermana María, infanta de Áragón, hija de Fernando I de Aragón y de su prima Leonor Urraca de Castilla, condesa de Alburquerque, sobrina de Enrique II de Castilla. Son Fernando y Leonor Urraca también padres de Leonor que casa con su también primo don Duarte y de Alfonso V de Aragón que casa con su prima hermana María de Castilla, hermana de Juan II de Castilla. Este último matrimonio no tiene sucesión, pero hubiera podido ser un buen intento de unificación de las coronas castellana y aragonesa.

Casa Enrique IV primero en 1440 en Valladolid con su prima tercera Blanca, infanta de Aragón y Navarra, sin hijos, y en 1445 con su prima hermana Juana de Portugal. Padres de la princiesa Juana que casa en 1462 con su tio carnal además de primo Alfonso V de Portugal.

A la edad de 15 años, Enrique IV, casa con la que es su prima tercera e infanta Blanca de Navarra, hija de Blanca de Navarra y de su primo segundo Juan II de Aragón, de la cual no tuvo descendencia. En 1453 y después de comprobar que Enrique IV no había tenido ninguna relación con su esposa, el Papa Nicolás V anuló el matrimonio. Es Enrique IV bisnieto de Juan I de Castilla y Blanca de Navarra lo es de Leonor de Castilla, hermana de Juan I y ambos hijos de Enrique II.

La reina Blanca de Navarra casada con Juan II de Aragón es una infanta de Castilla, Leonor, hija de Enrique II y de Juan Manuel de Castilla, hija de don Juan Manuel.


Vemos aqui la intervención en este proceso del otro de los reinos peninsulares que es el de Navarra.
Juan II de Aragón casa con Blanca, reina de Navarra, en lo que son segundas nupcias para ella. Un intento de unir ambos reinos. La hija de ambos también de nombre Blanca casa con Enrique IV de Castilla. De nuevo una posibilidad de unir Castilla y Aragón que no llega a ser como hemos visto.

Tambien hay que decir que Enrique III de Castilla, hijo de Juan I y asi nieto de Enrique II, y como hemos visto hermano de Fernando de Antequera, luego Fernando I de Aragón, casa con su prima segunda Catalina de Lancaster, nieta de Pedro I de Castilla, hermanastro de Enrique II.

El matrimonio de Enrqiue III y Catalina de Lancaster suma a la linea genealígica de la corona de Castilla a la rama de Pedro I desbancado de la corona de Castilla por su hermanastro Enrique II.

Enrique III y Catalina son padres de María de Castilla que casa con su primo hermano Alfonso V de Aragón, sin sucesión, y de Juan II de Castilla que casa con su igualmente prima hermana Maria de Aragón. Son Alfonso V de Aragón y Juan II de Aragón hijos de Fernando de Antequera, Fernando I, hermano de Enrique III.

Son estos matrimonios algunos de los buenos intentos de unir Castilla y Aragón. De ellos y de otros en los que están implicados hermanos y primos de los aqui citados es de lo hemos venido hablando en esta entrada.