martes, 27 de marzo de 2012

La Costa Dálmata.





Dalmacia ocupa la parte central de la Costa del Adriático, y se extiende - con sus suaves colinas del interior, ríos y cientos de islas - desde el norte de la cordillera Velebit hasta el sur de la frontera con Dubrovnik, en Croacia.


Su costa es irregular, “manchada” por exuberantes islas que forman parte de la razón por la cual la región se ha convertido en un exitoso destino turístico. El espectacular paisaje costero se debe a la robusta cadena montañosa de los Alpes Dináricos, que constituyen una muralla natural que separa Dalmacia de Bosnia y Herzegovina.

Los más notables ríos son el Cetina – de incomparable belleza – el Krka, en un parque nacional, el Zrmanja y el Neretva.

Las ciudades más notables son Split, Dubrovnik, Zadar y Šibenik. También hay algunas pequeñas ciudades como Makarska, Kaštela, Solin, Knin, Ploèe y Metkovic.

Split es la ciudad más grande de la región y un centro de conexión a lo largo del Adriático. Con una larga tradición cultural, política y deportiva, también podrás admirar allí el Palacio de Diocleciano.

La ciudad conocida como la “perla del Adriático”, Dubrovnik, está ubicada en extremo sur de Dalmacia. Rica en cultura e historia, la ciudad está incluida en la Lista del Patrimonio Mundial de la UNESCO, conservando casi intacto su casco antiguo del siglo XIII.

Zadar, entre Rijekay y Split, cerca de Sibenik, fue la capital de Dalmacia durante muchos siglos. La península todavía conserva una antigua red de estrechas y encantadoras calles, así como sus murallas medievales.

Si prefieres estar rodeado de mar, puedes elegir alguna de las islas, como Hvar, Brac, Solta, Vis, Korčula, o Mljet, que también es un parque nacional.
Mientras Brac es una de las mayores islas de Dalmacia, famosa por sus canteras de mármol, Hvar es reconocida por sus campos de lavanda y la arquitectura renacentista.

El célebre casco antiguo de Korčula debe gran parte de su patrimonio arquitectónico a los siglos XV y XVI, cuando era parte de la República de Venecia.

Mljet, un parque nacional, ofrece una exuberante naturaleza a solo dos horas en barco desde Dubrovnik. Vis es la isla más remota en el Adriático croata, famoso por el buen pescado y el vino.



Históricamente, desde los tiempos del Imperio Romano, Dalmacia coincide con el área de los Alpes Dináricos. Actualmente se considera Dalmacia solamente el área costera entre Istría y el norte de Albania, que es parte de Croacia, Bosnia y Herzegovina, y Montenegro.