viernes, 4 de marzo de 2011

El Barco de Ávila.





El Tormes y el puento románico.


Puerta del Ahorcado.

Muralla. Del siglo XII. Partían del Castillo y rodeaban el viejo pueblo del Barco.

Tenía dos puertas románicas, la del Campillo o de la Horcajada, actualmente derribada, y la de Piedrahíta o del Ahorcado, reconstruida; con arco de medio punto y torres avanzadas para su defensa.

Existían también dos puertas más: una enfrente de puente románico, la puerta del Puente, y la otra la puerta de la Villa denominada de la Ribera o de la Regadera. Poseía además tres postiguillos: el postiguillo del río casi enfrente de la Torre de la Iglesias, también denominado Postigo de la Gallareta, con escalera de bajada, y frente al Hospital el Postigo de la Regadera o del Hospital o del Batán y en la Calle del Río.

La muralla dejaba paso a la Regadera de la Villa por un diminuto arco de herradura ya desaparecido. Tenía para su defensa varios cubos o torres avanzadas distribuidas a lo largo del trazado de la muralla.

El señorio de Valdecorneja fue creado por Alfonso VI, dado a su hija Urraca y ordenado repoblar y fortificar a su yerno Raimundo de Borgoña.

Pertenece a este señorío el castillo de Valdecorneja, situado junto a la villa de El Barco de Ávila, sobre un cerro junto al río Tormes, construido por la Casa de Alba, tras la cesión de estas tierras a García Álvarez de Toledo por Enrique II a mediados del siglo XIV.

Antes,

Felipe de Castilla, hermano de Alfonso X " el sabio ", nacido después de 1231, fallecido en 1274. Señor de Valdecorneja, Arzobispo de Sevilla. Casó en 1258 con la Princesa Cristina de Noruega, nacida en 1234, fallecida en 1262 en Sevilla. Su tumba en el claustro de la Colegiata de San Cosme y San Damián de Covarrubias. Su marido, que antes de su matrimonio había sido abad de la Colegiata hasta los 21 años y más tarde obispo de Sevilla, hizo enterrar a su esposa en el claustro de la colegiata de Covarrubias.

Después casó antes de 1269 con Leonor de Castro, fallecida después de 1275 en Santaolalla; hija de Rodrigo Fernández de Castro, Señor de Cigales, y de Leonor González de Lara. Padre-natural de:

Alfonso Fernández, fallecido hacia 1284. Fernando Alfonso, fallecido después de 1284.


Casa del Reloj.
Casa Consistorial hasta que se derribó en el siglo XVIII. Se alzó de nuevo con paredes de piedra labrada y mampostería de inconfundible traza castellana, Sobre el balcón que da al "Arvejo", se colocó el Reloj de la Villa y la torreta metálica que sostiene su campana. Actualmente está instalada la oficina de Turismo.


Casa de Recaudación. Posee tres grandes ventanales, en lo que se llamó “Carnicería alta” y fue conocido como Fielato.

Plaza Mayor.








Iglesia parroquial de La Asunción de Nuestra Señora.
Puerta del Ahorcado. En la confluencia del Cordel de Extremadura con la Calle del Pozo. De estilo románico y reconstruida en el siglo XV.

Inicialmente se denominaba Puerta de Piedrahíta o de Ávila. Hasta que en el siglo XVI ocurrió el hecho que hizo cambiar su nombre. Fue ahorcado en ella un alcalde bastante impopular. Desde entonces siempre se llama a esta Puerta la del Ahorcado


Maqueta del castillo de Valdecorneja.



Ermita del Santísimo Cristo del Caño.

En el siglo XIII, una gran crecida dej Tormes arrastró, no se sabe desde dónde y dejó orillado a la izquierda del río por encima del puente, un Cristo de madera de tamaño natural.

Lo vieron unos caminantes y junto a la gente del pueblo lo condujeron en procesión a la iglesia parroquial, donde se dejó. A la mañana siguiente volvió a aparecer en el mismo sitio, lo llevaron de nuevo a la iglesia. Al día siguiente ocurrió igual.

La gente se convenció de que quería permanecer a la entrada del Puente y allí le erigieron una ermita, denominada del Humilladero inicialmente.

Cuatro siglos después se declaró ruinosa y en el 1672 se reconstruyó. Al hacer los cimientos surgió una corriente de agua que se recogió en una fuente de 3 caños. Desde entonces empezó a llamarse a la fuente y al Cristo del Caño.

Hay fiestas en su nombre, el primer domingo de septiembre y viernes y sábado anteriores. Se lleva al Cristo en solemne procesión por el pueblo hasta la Iglesia Parroquial, lugar en el que permanece hasta el último domingo de octubre, fecha en que se devuelve la imagen a la ermita.