miércoles, 11 de mayo de 2011

Desde los señores de Valtablado del Río a los marqueses de Urquijo.

Diego de Zúñiga y Manrique de Lara, hijo de Álvaro de Zúñiga, I duque de Béjar, y de su primera mujer Leonor Manrique de Lara, fue segundo de la Casa de Béjar, señor de Villoria por matrimonio, quien en 1488 se tituló, a la muerte de su padre, duque de Béjar, llamado en su tiempo, por el color de sus cabellos «el Duque de Oro». Contrajo matrimonio con Juana de la Cerda y Castañeda, IV señora de Villoria, Salamanca; Valtablado del Río, Guadalajara; Ventosilla, Segovia; La Palma y Sanlúcar, Cádiz; Traspinedo, Valladolid, hija única y heredera de Luis de la Cerda, III señor de Villoria y de las villas de Castrillo, Ventosilla, Valtablado, Cubas y Griñón en Madrid, Alcayde y Alcalde mayor de Toledo, Juez Mayor de las Alzadas de esta ciudad, Vasallo y del Consejo de Juan II, señor y Alcaide de Escalona, de la Casa Real de Castilla. Diego de Zúñiga y Juana de la Cerda fueron padres de Francisca Zúñiga y de la Cerda.


Francisca Zúñiga y de la Cerda, cuya filiación queda demostrada en el expediente de la Orden de Santiago de Luis de Córdoba en el año 1556. Llamada algunas veces Francisca de Castañeda, en honor a su abuela, contrajo matrimonio con Diego Fernández de Córdoba, segunda esposa, III conde de Cabra, vizconde de Iznájar, Rico-hombre y Grande de Castilla, V señor de Baena, señor de las villas de Rute, Zambra, Doña Mencía y Albendín, Alcayde y Alcalde Mayor de Alcalá la Real, Virrey y Gobernador de la Monarquía de Castilla. Fueron padres de Pedro Fernández de Córdoba, entre otros hijos, quinto hijo.
Pedro Fernández de Córdoba, hijo quinto de Diego Fernández de Córdoba, III conde de Cabra, y de su segunda mujer Francisca de Zúñiga y de la Cerda, fue señor de las villas de Zubia y Albendín. Contrajo matrimonio con Felipa Enríquez, dama de la infanta de Portugal y emperatríz doña Isabel. Diego Fernández de Córdoba y Felipa Enríquez fueron padres, entre otros hijos, de Ana Fernández de Córdoba.


Ana Fernández de Córdoba casa con Rodrigo Venegas de Córdoba y Mesía, IX señor de la villa y estado de Luque, caballero de la orden de Santiago, Caballero Veinticuatro de Córdoba, hijo segundo de Egas Venegas de Córdoba, VII señor de la villa de Luque, y de Beatriz Ponce de León y Mesía, su mujer, hija mayor del X señor de la Guardia y de Santofimia o Santa Eufemia. Falleció Ana Fernández de Córdoba con sólo 23 años y fue enterrada en el monasterio de Guadalupe de Baena, fundación de sus padres. Sucedió su hijo Egas Salvador Venegas de Córdoba, primer conde de Luque.

Egas Salvador Venegas de Córdoba, XIII señor de la Casa Venegas y sus heredamientos, su Cabeza como Pariente Mayor, X señor del estado de Luque y de las villas del Salobral y el Valle, IV señor de la Torre de Iscar y patronatos de Baena, I conde de Luque, tercer alférez Mayor perpetuo del Reino y ciudad de Granada, Caballero de la Orden de Santiago, Veinticuatro de Granada y de Córdoba, patrono del monasterio de Santa María de las Dueñas de Córdoba, del de Guadalupe de Baena y del de San Nicolás de Tolentino de Religiosos Recoletos de la Orden de San Agustín de Luque, fundación suya en 1626. Casó la primera vez con Mayor Venegas de Córdoba y Figueroa, su tía, prima-segunda de su padre, de la que no tuvo sucesión. La segunda vez casó en la parroquia de la Magdalena de Córdoba, el día 1 de agosto de 1626, con Felipa Manrique de Aguayo, su sobrina, bautizada en la parroquia de la Magdalena de Córdoba el día 2 de diciembre de 1604, hija del tercer matrimonio que Jerónimo Manrique Aguayo Muñiz Godoy, X señor de Villaverde, XII señor de los Galapagares, Veinticuatro de Córdoba, Corregidor de las ciudades de Cuenca y Burgos, había celebrado con Guiomar de Aguayo y Figueroa, IV señora de las villas de Alía, Castilblanco y las Navas, señora de la Torre y Casa Solar de Aguayo, su prima, hija mayor de Pedro Ruiz de Aguayo y Figueroa, primer señor de las mismas villas, Caballero Veinticuatro de Córdoba, Capitán de su gente de a caballo, y de Francisca Aguayo Hoces y Carrillo, señora de la Torre y Solar de Aguayo y del mayorazgo de la Montesina. 

Fueron padres, entre otros hijos, de Rodrigo Matías Egas-Venegas de Córdoba. Padre, entre otros de, Carlos José Venegas de Córdoba y de Villegas casa con Ana Fernández de Córdoba y Lasso de Castilla, hija mayor e inmediata sucesora de Antonio Fernández de Córdoba, III marqués de Valenzuela, señor de la Taha de Orgiva y lugar de Busquístar, caballero de la orden de Santiago, comendador de Estremera y Valdaracete y de las Batundeiras en la provincia de Castilla y de Juana Lasso de Castilla y Villarroel, su prima, que aún no había cumplido los 15 años, bautizada en la parroquia de Nuestra Señora de la Estrella de Villamanrique de Tajo el día 15 de noviembre de 1642, casados en la misma parroquial el día 13 de noviembre de 1657, III condesa de Villamanrique, vizcondesa del Castillo de Tajo, hija de Francisco Lasso de Castilla y Rivera, IV señor de Villamanrique y Villa Castillo, caballero de la orden de Santiago primer vizconde del Castillo de Tajo y primer conde de Villamanrique, y de María de Villarroel y Peralta, su mujer, hija mayor de Alonso de Villarroel y Eván, señor de Eván, caballero de la orden de Alcántara y de Isabel de Peralta y Grimaldo, segunda línea de la de los vizcondes de Ambite 

Fueron padres de Francisco Antonio Egas Venegas Fernández de Córdoba, inmediato sucesor en las Casas de sus padres. Francisco Antonio Egas Venegas Fernández de Córdoba nació en la villa de Priego el día 29 de enero de 1688 y fue bautizado en la parroquia de Santa María de la Asunción el 27 de febrero siguiente. Fue IV marqués de Valenzuela, séptimo Señor de esta villa, señor de la Torre de Dos Barrios Casó en Córdoba, en la parroquia del Salvador y Santo Domingo de Silos, el día 11 de septiembre de 1712, con Doña María Josefa Egas Venegas Fernández de Córdoba Manrique de Lara y Sucre, su prima. 

Sucedió, en esta línea Ana Bárbara Egas Venegas Fernández de Córdova, su hija tercera. Contrajo matrimonio en Córdoba, en la parroquia de la Magdalena, el día 4 de febrero de 1742, con Diego Gutiérrez de los Ríos y Díaz de Morales, IV conde de Gavia la Grande, señor de los Castellones. Sucedió Mariano Gutiérrez de los Ríos. Sucedió su hija Rosario Gutiérrez de los Rios.Sucedió su hijo Pedro Losada y Gutiérrez de los Rios, IX conde de Gavia la Grande y de Valdelagrana. Falleció el IX conde de Gavia en Madrid el día 15 de abril de 1885. Sucedió en esta Casa su hijo Ángel Losada y Fernández de Liencres, primer marqués de los Castellones.  Padre de María Teresa Losada y González de Villalaz que en 1923 vino a ser décimo tercera Condesa de Santiago de Calimaya, marquesa de Zarrel, marquesa de Olias, marquesa de San Felipe el Real de Chile, marquesa de Otero. Contrajo matrimonio con Luis de Urquijo y Ussía, Urrutia y Aldama, primer marqués de Amurrio, hermano entero de Estanislao de Urquijo y Ussía, marqués de Urquijo, Grande de España, de Juan Manuel de Urquijo y Urrutia, y de María de la Encarnación de Urquijo y Ussía, I condesa de la Almudena; hijo de Juan Manuel de Urquijo y Urrutia, natural de Murga, bautizado el 15 de diciembre de 1843, y de María de los Dolores de Ussía y Aldama, natural de Llodio, bautizada el 20 de enero de 1844; nieto por línea paterna de Fulgencio de Urquijo y Landaluce, bautizado en Murga el 16 de enero de 1807 y fallecido en la misma el 9 de septiembre de 1852 bajo disposición testamentaria otorgada ante Francisco de Alday, y de María de Urrutia y Aguirre, natural de Menagaray; por la materna, nieto de Antero de Ussía y Escubi, nacido en Llodio el 3 de enero de 1823, y de Dominica de Aldama y Acha. de la misma naturaleza, bautizada el 19 de octubre de 1817. Doña María Teresa Losada efectuó distribución de sus títulos nobiliarios a favor de sus hijos. El marquesado de Otero recayó en su hijo Ignacio.


Los marqueses de Urquijo fueron dueños en tierras de la serranía conquense, cercanas a Valtablado del Río de la siderurgia de Beteta.