martes, 4 de mayo de 2010

Convento de Nuestra Señora de la Concepción de la Orden de las Mercedarias Descalzas..

El edificio de Telefónica, su fachada trasera ya que la principal da a la Gran Vía, visto desde la acera del convento de las Mercedarias.






Convento de don Juan de Alarcón. En la esquina de la calle de la Puebla con la calle Valverde y la del Barco, no lejos de la calle de Fuencarral y junto a la Gran Vía.


Fundado en 1609 por el sacerdote Juan Pacheco de Alarcón de quien toma el nombre por ser el albacea de María de Miranda, viuda de Juan Arista de Zuñiga, señor de Montalvo, La Rioja. La señora de Montalvo deja a su confesor el dinero necesario para la fundación del convento, uno de slos másfimes deseos de don Juan de Alarcón.

De la construcción del edificio se sabe que en 1656 se terminó la iglesia y que en 1671 se reformó el conjunto por parte del arquitecto Gaspar de la Peña.

La iglesia es un claro ejemplo de la arquitectura barroca. Asímismo mantiene dos coros en el interior así como un gran cuadro de Juan de Toledo, representando a María Inmaculada rodeada de ángeles y en la parte interior, imágenes que aluden a la castidad y al voto mercedario.

Asímismo en la iglesia se encuentra en el cuerpo incorrupto de la Beata Mariama de Jesús , el cual se expone al público todos los 17 de abril.

La iglesia es un buen ejemplo de arquitectura barroca madrileña del siglo XVII. La fachada principal, que recae a la calle de la Puebla, sigue el modelo creado por fray Alberto de la Madre de Dios en el también madrileño Real Monasterio de la Encarnación, aunque simplificando la composición y sustituyendo la piedra por el más económico ladrillo.

Mariana de Jesús. Nació en Madrid el 17 de Enero de 1565. Se llamana Mariana Navarra de Guevara y Romero.

En 1616 a la edad de 23 años rehuso una propuesta de matrimonio y se consagró a Dios, haciendo una vida de retiro y de oración, y profesando en el convento de las religiosas descalzas de Nuestra Señora de la Merced adoptando el nombre de Mariana de Jesús. Murió siendo aún joven el 17 de abril de 1624. Años más tarde su cuerpo fue exhumado para ser trasladado para la Casa Matriz de la Orden y fue encontrado en perfecto estado e incorrupto y fue nuevamente enterrado en Madrid. El pueblo madrileño la venera con el título de "La azucena de Madrid"
.