miércoles, 2 de junio de 2010

Cuartel del Conde Duque. Madrid.

Calle del Conde Duque, 9.

Fue mandado construir por Felipe V en 1717 para albergar a las compañías de los Reales Guardias de Corps, un cuerpo militar de élite que había sido creado en 1704 para la custodia y escolta de los reyes. La realización del proyecto fue encomendada al arquitecto Pedro de Ribera -por entonces maestro mayor de obras -, quien lo concibió como un grandioso cuartel de estilo francés.

De unas enormes dimensiones puesto que albergaría a seiscientos guardias y cuatrocientos caballos. Fue durante mucho tiempo el más grande de Madrid.

Su planta es un paralelogramo rectángulo, y consta de tres patios rectangulares, siendo el central más amplio que los laterales. Destaca la portada principal, de estilo churrigueresco, en donde se puede leer la siguiente inscripción: “Reinando Felipe V. Año de 1720”. Corona la portada el escudo Real. En 1854 fue destinado a cuartel de Caballería. Al producirse un incendio en 1869, se abandonó el edificio pues buena parte de él había sido pasto de las llamas. En 1969 lo adquirió el Ayuntamiento de Madrid con el propósito de devolver al edificio sus trazas originales y de contar con un edificio adecuado para albergar un centro cultural.

Responde a una necesidad militar con proyección internacional que el ejército español había perdido progresivamente con los últimos reinados anteriores. Había fondos de Hacienda reservados para tal efecto. Madrid tenía muchos cuerpos de armas. El cuartel de Conde Duque se construyó para albergar a los Guardias de Corps que se encargaban de la protección del rey. El encargado, una vez más fue el arquitecto Pedro de Ribera que encontraba siempre soluciones para que cada edificio cumpla con su cometido. En este inmenso edificio, hubo que distribuir tres patios interiores, el mayor siendo el patio central. Se gastó bastante dinero para su construcción, dejando de lado la decoración innecesaria para no aumentar los gastos. La decoración aceptada consistió principalmente en la magnífica portada churrigueresca con escudo de armas reales y los óculos dispuestos entre cada una de las ventanas de la primera planta. La portada lleva esta inscripción: Reinando Felipe V. Año de 1720. Después de ser utilizado por el Cuerpo de Guardias de Corps, fue cuartel de Caballería y luego lo ocupó el Colegio General militar. Hasta el año 1969, hubo en él un cuerpo de caballería en uno de los patios. Luego fue adquirido por el Ayuntamiento de Madrid para hacer en él un gran centro cultural.

El edificio es vecino del Palacio de Liria. Como fue construido sobre terrenos de cuatro manzanas, se creyó que en ellas estaba una finca de Gaspar de Guzman, conde duque de Olivares, como lo dice Mesonero Romanos. Luego al estar realmente el solar ocupado por el palacio del conde de Aranda, o de Miranda del Castañar, y duque de Peñaranda de Duero se pensó que era la razón de su nombre. Pero estudios más atentos señalan que probablemente sea debido al conde de Lemos y tercer duque de Berwick y Liria.

Para que la portada sea vista con suficiente espacio, Pedro de Ribera mandó hacer una pequeña plaza delante de ella, mejorando así la perspectiva, ya que la calle es bastante estrecha para tan inmenso edificio.

Rodrigo Álvarez Osorio, IV señor de Cabrera y Ribera, casa con
Aldonza Enríquez, hija de Alfonso Enríquez, I señor de Medina de Río Seco, Almirante de Castilla, y de Juana de Mendoza y Ayala de los señores de Mendoza. Padres de

Pedro Álvarez Osorio, V señor de Cabrera, I conde de LEMOS en 1457, titulado conde de Sarriá. Casa primero con su prima, prima hermana de su madre, Beatriz de Castro, la Vieja, señora de Lemos y Villafranca, heredera de los estados de su hermano mayor, el duque de Arjona, e hija de Pedro Enriquez de Castilla, I duque de Molina y Soria, I conde de Trastámara en 1371, condestable de Castilla, nieto del rey Alfonso XI de Castilla, y de Isabel de Castro, señora de Lemos , hija y heredera de Fernando Rodriguez de Castro, señor de Lemos, medio hermano de Inés de Castro, segunda mujer de Pedro I de Portugal, y hermano de Juana de Castro mujer de Pedro I de Castilla. Casa despues con María de Bazán. Es su sucesor su nieto natural de su primer matrimonio Rodrigo. De su segundo matrimonio Beatriz- Juana- Osorio Bazán que casa con Luis Pimentel, I marqués de Villafranca del Bierzo, de los I duques de Benavente, con sucesión los marqueses de VILLAFRANCA DEL BIERZO. Mencía Osorio que casa primero con Luis de Tovar, señor de Berlanga, y después con Álvaro Pérez Osorio, III marqués de Astorga, IV conde de Trastamara, señor de Villalobos, con sucesión los marqueses de ASTORGA. Constanza Osorio de Bazán que casa con su pariente Bernardino Pimentel Enríquez, I marquesa de Távara, con sucesión los marqueses de TÁVARA.

Fernando Ruiz de Castro Osorio y Portugal, es el I marqués de Sarria y IV conde de LEMOS. Es su nieto Fernando Ruiz de Castro Andrade y Portugal, VI conde de LEMOS, III marqués de Sarria. Casa en 1574 con Catalina de Zúñiga, al Gómez de Sandoval Rojas Zúñiga y Borja, hija de Francisco de Sandoval Rojas y Borja, V marqués de Denia, I. duque de Lerma, I marqués de Cea, sumiller de corps de Felipe III, y de sus Consejos de Estado y Guerra, y de Catalina de la Cerda de los IV duques de Medinaceli, tambien se encuentra Isabel de Borja, hija del IV duque de Gandía. Siendo padrino de boda don Juan de Austria. Sigue su hijo el VII conde de Lemos. Sobrina de éste es Catalina de Portugal Castro y Sandoval, V condesa de Gelves casa en 1624 con su primo, Álvaro Jacinto Colón de Portocarrero y Portocarrero, V duque de Veragua, IV duque de la Vega de la Isla de Santo Domingo, V marqués de la Jamaica, VIII almirante y adelantado mayor de las Indias. Descendiente de Cristobal Colón. Padres de Pedro Nuño Colón de Portugal y Ruiz de Castro, VI duque de Veragua y siguiente en los títulos de su Casa , casa en 1645 con Isabel de la Cueva y Enríquez de Cabrera, hija de Francisco de la Cueva y la Cueva, VII duque de Albuquerque, y de Ana Enríquez de Cabrera y Colonna de Ossivi de los duques de Medina de Río Seco, y despues con su pariente María Luisa de Portocarrero Castro, hija de Francisco Fernando Ruiz de Castro y Portocarrero, duque di Taurisano, conde de Lemos, y de Antonia Girón de los duques de Osuna, sin sucesión. Del primer matrimonio Pedro Manuel Colón de Portugal y la Cueva, VI duque de Veragua, y siguiente en los títulos de su Casa casa en 1674 con Teresa Marina de Ayala Fonseca de Toledo y Fajardo de Mendoza, IV marquesa de la Mota, III condesa de Ayala, IV condesa de Villalonso, hija de Fernando de Ayala Fonseca y Toledo Ulloa Valcárcel, III conde y XXI señor de Ayala, y de Catalina Fajardo y Manrique de los I marqueses de San Leonardo. Padres de Pedro Manuel Nuño Colón de Portugal y Ayala, VIII duque de Veraguay demas de su Casa, casa en Madrid en 1702 con María del Pilar Francisca de Borja Fernández de Córdoba y Aragón, hija de Felix María Fernández de Córdoba y Aragón Folch de Cardona Anglesola y Recqueséns, IX duque de Sessa, y de su primera mujer Margarita María de Aragón y Benavides Folch de Cardona y Corella Dávila. Padres de un hijo y una hija que mueren. Sigue la hermana del VIII duque, Catalina Ventura Colón de Portugal y Ayala, IX duquesa de Veragua y demás de su Casa en 1716 con James Francis FitzJames Stuart y Burgh, II duque de Berwick, II duque de Liria y Xérica, Grande de España de primera clase, hijo de James FitzJames, I duque de Berwick, I duque de Liria y Xérica, hijo natural del rey James II de Inglaterra. Padres de Diego Jacobo, III duque de Berwick, XIV conde de LEMOS, que seguirá.

Alfonso XI con Leonor de Guzmán es padre de Fadrique Enríquez. Padre de Pedro Enríquez de Castilla y de Alfonso Enríquez de Castilla. Es Pedro con Isabel de Castro padre de Beatríz de Castro y Alfonso padre de Aldonza que casa con Rodrigo Osorio. El hijo de este último matrimonio es el I conde de Lemos que casa con Beatriz de Castro, prima hermana de la madre del I conde de Lemos.

Es Isabel de Castro prima hermana de su marido ya que es también nieta de Alfonso XI porque su madre es Juana Alfonso de Castilla, hija de Alfonso XI y así hermana de Fadrique, que casa con Fernando Rodríguez de Castro. Son estos los padres de Isabel de Castro.

Pasa el condado de Trastamara como unica heredera de su padre a Isabel y a su marido que se titula conde de Trastamara, nombre de la dinastia que inaugura Enrique II, tío de Isabel y también de su primo hermano y marido, como se ha dicho.
Enrique II de Trastámara, 1333-1379. También llamado llamado Enrique II de Castilla, El de las Mercedes o El Fraticida. Conde de Noreña y de Gijón. Nació en Sevilla, el 13 de enero 1333, siendo hijo extramatrimonial de Alfonso XI y Leonor de Guzmán, y el cuarto de los hijos que nacieron de esta relación. Rodrigo Álvarez de Asturias, mayordomo mayor de Alfonso XI, fue su custodio, cuando sólo tenía un año y a su muerte en 1335 , le dio en herencia el condado de Noreña. Era su heredero su sobrino Ferrán Rodríguez de Villalobos, al haber muerto sus hijos legítimos. Posteriormente cambia el testamente a favor del príncipe Enrique, Enrique II. A la muerte de su padre en 1286 y de su hermano primogénito en 1296, hereda el señorío de Noreña y Colunga, que incluía extensos territorios en el centro de Asturias y en Castilla y León. Hereda también la destacada posición en la corte de que gozaba su padre. Recibirá como premio a sus servicios el señorío de Gijón, Allande, Llanes, Nava y Ribadesella. Fue adelantado de Asturias y más tarde de Galicia.


El condado de Trastamara le fué dado a Enrique por su padre, el rey Alfonso XI de Castilla algunos años mas tarde.Toma su nombre la sucesión de Enrique II del condado de Trastámara, del latín Tras Tamaris, más allá del Río Tambre en el noroeste de Galicia, título que ostentaba antes de acceder al trono Enrique II el de las Mercedes, 1369 – 1379, tras la guerra civil que terminó con la muerte en 1369 de su hermano paterno Pedro I el Cruel.



La Casa de Trastámara pasó a reinar en Aragón mediante el Compromiso de Caspe (1412), que puso fin a la crisis sucesoria originada por la muerte sin descendencia de Martín I el Humano en 1410.

Enrique II concedió la «merced» del condado de Trastamara a Pedro Álvarez Osorio, primo del conde de Lemos. A sus descendientes sigue perteneciendo el título, aunque no el señorío que quedó convertido en Arcedianato hasta su abolición en 1851.

Los primeros poseedores de los estados de Lemos, Trastámara y Sarria, que ostentaban el título de Conde no podían transmitir los condados, puesto que las “tenencias o condados” tenían un carácter temporal y amovible, pudiendo ser revocados en cualquier momento por el monarca concedente. La creación de los estados de Lemos, Trastámara y Sarria como condados que inicialmente eran no hereditarios se hizo en 1328.

CONDES de TRASTÁMARA, LEMOS y SARRIA, NO HEREDITARIOS

Primer Conde de Lemos, Trastámara y Sarria:

ALVAR NÚÑEZ OSORIO, señor de Cabrera y Ribera, privado de Alfonso XI. Fallece en 1329.

Alfonso XI le confisca los condados y se los entrega a su hijo bastardo ENRIQUE.

Segundo conde de Lemos, Trastámara y Sarria:

ENRIQUE de CASTILLA, ENRIQUE II de Trastámara, dando lugar a la dinastía de Trastámara.

En 1366, el Conde Enrique pierde sus estados gallegos, que les fueron confiscados por su medio-hermano, Pedro I “el Cruel”, quien se los concedió a FERNAN RUIZ DE CASTRO.

Tercer Conde de Lemos, Trastámara y Sarria:

FERNÁN RUIZ DE CASTRO por real cédula dada por Pedro I “el Cruel”, en Santiago de Compostela, a 27 de junio de 1366, siendo su fiel Mayordomo Mayor, e hijo del Rico-Hombre gallego, Pedro Fernández de Castro “el de la Guerra” , primer señor Jurisdiccional de Monforte de Lemos.

En la batalla de Montiel, en las guerras de Enrique II contra su medio-hermano, Pedro I “El Cruel”, Fernán Ruiz de Castro fue hecho prisionero por Enrique II, pediendo también sus condados, y siendo desterrado a Bayona, Francia, donde fallecía en 1375.

Este FERNANDO RUIZ DE CASTRO, a su vez, era cuñado de PEDRO I “el Cruel” y de ENRIQUE II, porque se había casado con la hermanas de ellos, JUANA ENRÍQUEZ DE CASTILLA, hija natural del Rey Alfonso XI.

El nuevo monarca, ENRIQUE II de Trastámara, le confisca los condados y se los concede a su sobrino, PEDRO ENRÍQUEZ DE CASTILLA, hijo de su hermano gemelo el infante Fadrique Enríquez de Castilla y de Leonor Mendoza o Leonor Angulo, siendo

Cuarto Conde de Lemos, Trastámara y Sarria:

PEDRO ENRÍQUEZ DE CASTILLA, condestable de Castilla: Se casó con su prima-hermana, Isabel de Castro Enríquez: hija de Fernán Ruiz de Castro y de la Infanta, Juana Enríquez de Castilla.

Fallece el 2 de mayo de 1400 y los condados vuelven a la Corona.

Quinto Conde de Lemos, Trastámara y Sarria:

FADRIQUE ENRÍQUEZ DE CASTRO, también llamado, FADRIQUE ENRIQUEZ DE CASTILLA Y CASTRO: hijo de Pedro Enríquez de Castilla, condestable de Castilla y de Isabel de Castro Enríquez.

En 1425, Juan II, 1406-1454, le concede los condados.

Con esta concesión, Fadrique aumentó las inmensas posesiones de Galicia y León: Monforte, Villafranca del Bierzo, Ponferrada, Cacauelos, Chantada, Triacastela, Castro Caldelas, Cedeira, Viana lo Bolo. Juan II también le concede el título de duque de Arjona en 1423. En 1429 Juan II, sospechando de su lealtad, lo mandó prender y le confisca todos sus bienes y señoríos, falleciendo en 1430, prisionero en el castillo de Peñafiel.

Pocos años antes, y viéndose sin sucesión legítima de todos sus bienes, Fadrique obtuvo cédulas pontificias para sacar del convento de las Clarisas a su hermana mayor, BEATRIZ ENRÍQUEZ DE CASTRO, con el fin de darla en matrimonio a su sobrino, hijo de su prima hermana Aldonza Enriquez, PEDRO ALVAREZ OSORIO, señor de Cabrera y Ribera, que tenía 20 años, siendo Beatriz su tía, con la finalidad de seguir su sucesión a través de su hermana. Beatriz de Castro tuvo una ardua tarea para ir recuperando nuevamente las propiedades confiscadas a su hermano. Fallece Beatriz Enríquez de Castro en 1455 y su esposo, Pedro Álvarez Osorio en 1483.

Confiscados los bienes de FADRIQUE ENRÍQUEZ DE CASTRO, las dignidades nobiliarias que dan lugar a los condados de Lemos, Trastámara y Sarria, se conceden nuevamente, pero ya con carácter HEREDITARIO y PERPETUO.

EL CONDADO DE TRASTÁMA:

Que constituyen los feudos galaicos regados por el río Tambre, antiguo Támara, en su historia unido al condado de Lemos y al condado de Sarria, después marquesado , se concedió, como I conde de Trastámara con carácter hereditario, el 4 de febrero de 1445, por Juan II, al linaje de los OSORIO DE VILLALOBOS, en la persona de PEDRO ÁLVAREZ OSORIO, señor de Villalobos, primo, de igual nombre, del I conde hereditario de Lemos.

EL CONDADO DE SARRIA:

Que en su historia iba unido al de Lemos y al de Trastámara, fue concedido como MARQUESADO DE SARRIA, con carácter hereditario, por Carlos V por Real Merced de 1 de mayo de 1543, para los primogénitos de la “Casa de Lemos”, siendo ésta representada por el linaje de los CASTRO, y en la persona del IV Conde de Lemos, FERNANDO DE CASTRO y PORTUGAL, también llamado, FERNANDO RUIZ DE CASTRO OSORIO y PORTUGAL. Creado Grande de España de primera clase, el 15 de junio de 1755.

EL CONDADO DE LEMOS:

Que en su historia iba unido al de Trastámara y Sarria, fue concedido con carácter hereditario y perpetuo por Enrique IV, real carta fechada en Sevilla, el 26 de junio de 1456, a la “Casa de Lemos”, siendo esta Casa representada por el linaje de los CASTRO con BEATRIZ ENRÍQUEZ DE CASTRO, casada con PEDRO ÁLVAREZ OSORIO, no confundirlo con el conde de Trastámara, perteneciente a otra rama de los Osorio, como se ha dicho, y fue el I conde de Lemos PEDRO ÁLVAREZ OSORIO. Creado Grande de España por Carlos V en 1520.

Conde de Lemos:

DON PEDRO ÁLVAREZ OSORIO:

Primer matrimonio con BEATRIZ ENRÍQUEZ DE CASTRO,

Segundo matrimonio con MARÍA DE BAZÁN, hija de Pedro de Bazán, vizconde de los Palacios de Valduerna, y de Mencía de Quiñones. Fallecido el 19 de febrero de 1483 en su castillo de Cornatuelo.

Por haber fallecido su sucesor varón, Alonso de Castro, hijo de su primer matrimonio con Beatriz Enriquez de Castro, le sucede uno de sus dos nietos, hijos de Alonso, que son: Rodrigo Enríquez Osorio, también llamado, Rodrigo Enríquez de Castro y su hermano Fernando de Castro.

Este Fernando de Castro se casa con Inés Bermudez, dando lugar este vínculo al linaje de los BERMÚDEZ DE CASTRO.

Y Rodrigo continúa la línea en la sucesión siendo,

II conde de Lemos, Grande de España:

DON RODRIGO ENRÍQUEZ OSORIO o RODRIGO ENRÍQUEZ DE CASTRO:

Nacido en 1459. Casa con su prima TERESA OSORIO, hija de Álvaro Pérez Osorio, señor de Villalobos, II conde de Trastámara y I marqués de Astorga, y de Leonor Enríquez, hija de Fadrique Enriquez, almirante de Castilla, I. conde de Melgar y Rueda y de Teresa de Quiñones, de la Casa de Luna y Alba. Fallecido en 1522. Sepultado en el panteón familiar del Convento de San Antonio de Padua, en Monforte de Lemos, que él había fundado. Le sucede su hija.

El inicio del linaje de Rodigo Álvarez de las Asturias está en Rodrigo Álvarez de Asturias, señor de Noreña, del Castillo de Aguilar entre los ríos Navia y Purcia, y de los territorios llamados también de Aguilar, de Llanes, San Jorge y San Antolín. Fue primer Conde de Asturias y su Gobernador supremo desde el año de 980 al 998. Fueron sus hijos, Munio Rodriguez Can, conocido más bien por el Conde Muñazan, Nuño Álvarez de quien viene la descendencia de los Álvarez de Asturias; y una hija que se llamada Teresa Núñez, y fue madre del Cid Campeador.


Pedro Fernandez de Castro y Andrade, V conde de Lemos y II marqués de Sarria, fue el gran protecto de Miguel de Cervantes. Habitó en unas cosas situadas a junto a la iglesia de Santiago en las inmediaciones del Palacio Real.