martes, 31 de mayo de 2011

La de Alba y la de Osuna.

María Josefa de la Soledad Alfonso Pimental Téllez de Girón, condesa-duquesa de Benavente y duquesa de Osuna. Nace en 1750 y muere en 1834.

Hija única de Francisco de Borja Alfonso Pimentel Vigil de Quiñones, XIV conde y XI duque de Benavente, entre otros, y de María Faustina Téllez-Girón, hija de José María Joaquin Téllez-Girón, VII duque de Osuna, y de Francisca Bibiana Pérez de Guzmán el Bueno Silva y Mendoza, hija de los XII duques de Medina Sidonia. Madre de nueve hijos de su matrimonio con el IX duque de Osuna. Nace el Osuna en 1755 y muere en 1807.
Dama de la Orden de María Luisa desde 1792.

En la  aristocracia madrileña de fines del XVIII e inicios del XIX conocemos dos mujeres de imágen tópica que representan la imagen frivola de la Corte y la Nobleza, son la reina María Luisa, esposa de Carlos IV y la Duquesa de Alba. María del Pilar Cayetana de Silva Portugal y Bazán Alvarez de Toledo, XIII duquesa de Alba.

 La de Alba casa con un primo segundo del IX Osuna, ambos bisnietos del XII duque de Medina Sidonia.

La XIII duquesa de Alba nace en 1762 y muere en 1802. Casa con el XV duque de Medina Sidonia, 1756-1798. Matrimonio sin hijos. La casa de Alba y la de los marqueses de Villafranca del Bierzo están emparentadas desde mediados del siglo XVI.

Los titulos de Villafranca del Bierzo y Benavente tiene un origen común con apellido Pimentel. Son así la duquesa de Benavente y el marido de la duquesa de Alba, primo segundo del IX duque de Osuna,  miembros de la misma genealogia nobiliaria.

 Luis Pimentel, I marqués de VILLAFRANCA DEL BIERZO, es hermano de Alonso Pimentel, V conde y II duque de Benavente.

Su hermana María Pimentel casa con Diego Hurtado de Mendoza, III duque del Infantado. Y
  Beatriz Pimentel casa con García de Toledo, hijo primogénito de Fadrique Álvarez de Toledo, II .duque de Alba de Tormes, y de Isabel de Zúñiga, de los duques de Béjar, con sucesión en el III duque de Alba.

A la duquesa de Osuna la podemos calificar de intelectual, culta e inquieta. No tan agraciada como la de Alba. Fue presidenta de la Sección Femenina de la Sociedad Económica de Amigos del País de Madrid. Fue su marido su presidente hasta su muerte. Hizo su discurso de recepción la Duquesa el 22 de juliuo de 1786.

La duquesa de Osuna fue una gran admiradora de la cultura francesa de su tiempo. Recibe de París "té de China y perfumes de iris, lo mismo que las semillas para su jardín o telas Jouy y libros.

 Chritophe-Philippe Oberkampf un empresario francés que instaló una fábrica de telas en una localidad cercana a Versalles llamada Jouy-en Josas en 1760.  Son telas estampadas con imágenes pastoriles, florales, de aves, acontecimientos ocurridos en el siglo XVIII o de orden mitológico.

En su origen se trataba de una tela de algodón decorada con planchas de cobre grabadas. Hoy, el nombre hace referencia a la clase de estampado, que se aplica a soportes diversos: tejidos varios, papeles pintados, muebles…Antiguamente, el estampado se hacía en un solo color –azul, rojo o sepia– sobre fondo blanco y con motivos que reproducían escenas pastoriles, temas mitológicos, aves y flores, acontecimientos de la época… Ahora, se conserva la monocromía, pero ha aumentado la gama de tonos y, en muchos casos, los dibujos se actualizan en sus trazos y temas. Son telas que dan toques de romanticismo a los ambientes, pero combinada siempre con tapizados lisos para evitar una profusión de estampados que pudiera resultar sofocante.Actualmente la mayor parte de firmas textiles cuentan con toiles de Jouy en sus colecciones con diferentes motivos, colores… y también existen papeles pintados con estos motivos.


La rivalidad entre ellas se manifiesta en sus salones, palacios y jardines. La mayor inteligencia y refinamiento de la duquesa de Osuna hizo de su casa el lugar de reunión preferido por la minoría ilustrada.

Era una gran escritora de cartas que se conservan  en el Archivo Histórico Nacional y en la Biblioteca Nacional. Compradora de libros en París donde adquiere una biblioteca de 6.500 títulos, de autores franceses e ingleses que le cuestan algo más de diecisiete mil francos.

Muestra de su interés cultural es la Alameda que ella bautizó con el nombre de "El Capricho” con el sentido de algo personal y original, no como obra extravagante.

La Alamedade Osuna o "El Capricho era el centro de una explotación agrícola que llegó a tener tras sucesivas ampliaciones 150 hectáreas. Era una propiedad de perímetro irregular a la que se llega por un paseo con grandes árboles que en parte se mantienen. Se conocía con el nombre de "El Ramal''.

El Capricho se debe a dos grandes jardineros que contrata la Duquesa en París. Son Jean Baptiste Mulot (1787) y Pierre Provost (1795) que han estado trabajando en Versalles y  en el Trianón.

La duquesa de Alba y la Reina Maria Luisa están también ocupadas. María Luisa en los Jardines de Aranjuez con Villanueva, destacando el jardín chinesco, que es uno de los primeros jardines al modo inglés en España.

Durante el XIX la Alameda se conservó, pero la quiebra de la fortuna de los Osuna obliga a vender los enseres de la Alameda que pasará a manos de la familia Bauer poco antes de la Guerra Civil. Después de la guerra la Alameda ha tenido varios dueños. Se produce un expolio constante. Cada nuevo propietario ha disfrutado durante un tiempo más o menos largo de la posesión y luego se ha llevado cuanto ha podido. Primero fue de una inmobiliaria (Nuevo Madrid, S.A.), después pasó a una entidad bancaria, luego una hipoteca, un título nobiliario se hace con aquello durante algún tiempo, después un poderoso industrial de electrodomésticos hasta que últimamente un mejicano adinerado lo compró y de allí paso al Ayuntamiento.

Es ahora un parque de 14 hectáreas.

La Alameda, antes de pasar a manos de los duques de Osuna en 1778, eran huertas y modestos edificios propiedad del conde de Priego. Inicialmente se hizo una escritura de arrendamiento en 1778, por un valor de 1.100 reales de vellón anual, hasta su venta definitiva, que tuvo lugar en 1783. Archivo Histórico Nacional (AHN), Osuna Cartas, legajo 514: "Escritura de arrendamiento de la casa, casilla de hortelano, cocheras, caballerizas, y una huerta que se halla en la Villa de la Alameda, como también un pedazo de tierra, propia del Exmo. Conde de Priego ... 18 de febrero de 1778.

A la muerte de la XVI. condesa de Priego en 1771, tuvieron lugar grandes pleitos sobre la sucesión al título y estados.  Don Francesco Coppola, VI duca de Canzano se adjudicó la sucesión a este último como tercer nieto de Isabel Garcés de Marcilla, hermana del XII Conde. Durante el proceso desde 1771 a 1782  los estados permanecieron en secuestro, antes de la adjudicación por sentencia definitiva del Consejo de Castilla.

A partir de 1778 fue ensanchando sus límites hasta alcanzar, por sucesivas anexiones, una superficie de ciento cincuenta hectáreas.

En la Casa de Oficios era donde se concentraban, alrededor de un gran patio, las cocinas, cocheras, cuadras y demás servicios propios de las necesidades del Palacio.

En algunas ocasiones pide a compatriotas suyos, que residen en otras ciudades de Francia la descripción de casas y jardines de la burguesía francesa.

El duque de Osuna tenía negocios que le llevaron con frecuencia a París desde que en 1799 fuera nombrado embajador del
rey de España en Viena.
En París encarga a los arquitectos Mandar y Belanger un proyecto para la construcción y decoración de un nuevo palacio en Madrid, que sustituyera al viejo caserón de la calle de Leganitos. Este palacio estaba anticuado a pesar de la reforma que con motivo de la coronación de Carlos IV había dirigido el arquitecto Mateo Guill, el primer arquitecto que intervino en la Alameda.

Pedro Carrillo de Mendoza IX conde de PRIEGO, señor de Escavas y Cañaveras, casa con  María Zapata, hija de Francisco de Zapata y Cisneros, I conde de Barajas, señor de la Alameda. Con sucesión los condes de Priego.

Gerónimo Garcés Carrillo de Mendoza, XII conde de PRIEGO en 1621, casa con su prima  Margarita Zapata de Mendoza y Riederer de Paar, primeramente menina y dama de la reina Isabel de Francia, primera mujer de Felipe IV, luego después de viuda dueña y señora de honor de la reina María de Austria, aya de la infanta María Teresa y Camarera mayor de esta princesa en su primero viaje como reina de Francia, hija mayor de Diego Zapata de Mendoza, II conde de Barajas, señor de la Alameda.