jueves, 8 de noviembre de 2012

Los Álvarez de Toledo Zapata, señores y condes de Cedillo. Toledo


Los fundadores del mayorazgo de Cedillo fueron Fernán Álvarez de Toledo, comendador de Castilnovo  en la orden de Alcántara, hijo de Juan Álvarez de Toledo,  y secretario de los Reyes Católicos, así como su esposa Aldonza de Alcaraz (1497). Sin embargo, no será hasta el 31 de mayo de 1624, cuando Felipe IV recompense a Antonio Álvarez de Toledo y Heredia Ponce de León y Luna, III señor de la Casa y Notario Mayor de Granada, con el título del reino de Conde.

Señor de Manzaneque, Regidor de la ciudad de Toledo, Secretario de la Orden de Alcántara, Notario mayor del Reino de Granada, Secretario, Contador mayor y del Consejo de los Católicos monarcas.

Antes de los Pérez de Ayala, condes de Fuensalida por gracia de Juan II de Castilla y  luego tambien de ellos.

Hallándose el Rey Don Juan II en Arévalo, en 10 de Abril de I445, hizo merced, por gracia remuneratoria, del lugar de Cedillo, juntamente con los de Humanes, Huecas, Peromoro y Guadamur, al ilustre magnate D. Pedro López de Ayala, el Tuerto, hijo segundo del insigne D. Pedro López de Ayala, Canciller mayor de Castilla é historiador de Pedro I, Enrique II, Juan I y Enrique III.

Cedillo, con su señorío y jurisdicción, permaneció en poder de los Ayalas toledanos hasta el tiempo de D. Pedro López de Ayala, segundo conde de Fuensalida, nieto de D. Pedro López de Ayala, el Tuerto, á quien lo había donado el Rey.

Tomás Melgarejo Ponce de León, nacido el 14-V-1606 en Belmonte. Capitán de Infantería, Caballero de la Orden de Santiago 1640 (AHN.Exp.5100). Casó con Antonia de Toledo, condesa de Cedillo. Sin sucesión

El cual segundo conde de Fuensalida en 4 de Enero de 1487 vendió á Cedillo, que á la sazón ya era villa, con su jurisdicción civil y criminal, señorío, vasallaje, rentas y términos, en precio de un millón de maravedises enriqueños á D. Fernando  Alvarez de Toledo, verdadero fundador de la casa toledana de Cedillo.

La villa de Cedillo quedó, pues, erigida en cabeza de Condado, á cuyo territorio se agregó el del inmediato y antiguo señorío de Tocenaque, propio también de los Alvarez de Toledo, cuyo lugar
se había despoblado en los primeros años del siglo XVI.

Continuó Cedillo bajo el señorío de los Alvarez de Toledo, hasta que, extinguidas varias de sus líneas, recayó el estado de Cedillo en los descendientes de  Constanza Alvarez de Toledo,
hija de D. Hernando, el Secretario de los Reyes Católicos, casada con el Comendador D. Pedro López de Ayala, señor de Peromoro, hijo de D. Pedro López de Ayala, segundo Conde de
Fuensalida. Al pasar así Cedillo al dominio de los Ayalas, en cuya descendencia el título se conserva, volvió, y es singular coincidencia, al linaje que primeramente le tuvo, por gracia,
como arriba queda dicho, del Rey de Castilla Don Juan II.

El hijo mayor de Fernán Álvarez de Toledo Zapata, secretario de los Reyes Católicos y hermano del maestrescuela don Francisco Álvarez Zapata, se llamó Antonio Álvarez  y contrajo matrimonio con doña María Ponce de León, de la familia de los condes de Arcos. Pues bien, la abuela paterna de esta señora se llamaba doña María de Luna, y de ahí arranca el Luna en la familia Álvarez Zapata, apellido que sólo se encuentra en la rama de los descendientes de Antonio Álvarez y María Ponce de León de los duques de Arcos.

 Antonio Alvarez de Toledo y Luna, señor de Cedillo, hijo de Antonio Álvarez y Maria Ponce de León,  casa con  Isabel de Ayala y Herrera. Padres de Antonio Álvarez de Toledo y Luna, I conde de Cedillo, Notario mayor del Rey de Granada, casa con Antonia Enríquez de Guzmán, hija de Enrique Enríquez de Guzmán, Señor de Bolaños, y de Ana Maria de Guzmán. Padres de Maria Magdalena Enríquez de Guzmán,que casa con el I marques de Villamagna. Se pierde la sucesión en Cedillo que sigue en sus primos descendientes de Catalina, tía paterna del I conde de Cedillo.


Juan de Luna,  (1499-1534), hijo de Antonio Álvarez.
Nació, según se deduce de su inscripción sepulcral, en 1499. Fue clérigo y alcanzó las dignidades de arcediano de Galisteo en la catedral de Coria y de canónigo en la de Toledo. Fue también protonotario apostólico.

Juan de Luna (1538-), nieto bastardo de Antonio Álvarez.  El hijo mayor de Antonio Álvarez y heredero de su señoríos de Cedillo y Manzaneque fue Fernando Álvarez Ponce de León y de Toledo, que aparece en muchos documentos como Hernandálvarez de Toledo como su abuelo el secretario de la Reina Católica. De su segundo matrimonio legítimo con doña Leonor de Mendoza solo tuvo hijas, una de las cuales, su heredera, se llamó doña María Ponce de León, de los III conde de Coruña,   como su abuela y que casa con su primo hermano Antonio que será el primer conde de Cedillo. Pero Fernando Álvarez había engendrado antes, siendo soltero, de una muchacha natural de Olías, llamada Catalina de Arellano, un hijo natural de nombre Juan de Luna. Nació en 1538,

A Antonio Alvarez Zapata  le hereda su hijo Antonio Alvarez Zapata Ponce de Léon, casa tres veces,  y a este otro Antonio que sera el primer conde de Cedillo y que casa con su prima hermana María Poncede León.

Antonio Álvarez de Luna Ponce de León casó tres veces. La primera con doña Isabel de Ayala, de quien tuvo tres hijos: el sucesor, Antonio Álvarez de Toledo y Luna, I conde de Cedillo, Diego Ponce de León y Ana de Ayala, monja en San Clemente. La segunda con doña María de Alarcón y Toledo, hija de su prima hermana doña Bernardina de Toledo, hija natural del maestrescuela Juan Álvarez de Toledo, hermano de Antonio Álvarez y del maestrescuela  Bernardino de Alcaraz y esposa de Rodrigo de Alarcón, hijo de Martín de Alarcón y nieto de Rodrigo Cota. Y la tercera con doña Juana de Ayala, de quien no tuvo descendencia.
 
La boda de Antonio Álvarez y María de Alarcón debió de celebrarse entre 1560 y 1571, y del matrimonio nacieron los ocho hijos siguientes: Gabriel Ponce de León; fray Juan de Luna, de la Orden de San Agustín; fray Luis Ponce, de la Orden de San Francisco; Manuel Ponce de León; Jerónimo. Todos hubieron de nacer antes del 15 de noviembre de 1581, dado que ese día doña María de Alarcón aparece en un documento como ya difunta. 
 
Antonio Alvarez de Toledo y Luna, señor del Condado de Cedillo, casa con  Isabel de Ayala y Herrera. Padres de Antonio Álvarez de Toledo y Luna, I conde de Cedillo, Notario mayor del Rey de Granada, casa con Antonia Enríquez de Guzmán, hija de Enrique Enríquez de Guzmán, Señor de Bolaños, y de Ana Maria de Guzmán. Padres de Maria Magdalena Enríquez de Guzmán,que casa con el I marqués de Villamagna, descendiente del Contador de Juan II Alonso Álvarez de Toledo, con apellidos que coinciden con los del linaje de su mujer y ambos linajes de Toledo y parece que converos, aunque a los Cedillo se les puede enoncotrar como descendientes de mozarabes, cristianos viejos. 

Tenemos tres linajes Álvarez de Toledo, el aqui visto de los Toledo Zapata, descendientes de un secretario de los RR.CC, el del Contador de Juan II Alonso Álvarez de Toledo, estos parece que conversos,  con reservas para los Toledo Zapata, y el de los Álvarez de Toledo en este caso cristianos viejos, de los mozábes del linaje de los Illán, señores de Valdecorneja-luego Albas y Oropesas- y  con los que emparentan los Toledo Zapata por mujer.

Todos al servicio de la Corona, empezando a destacar en el reinado Juan II, y enriquecidos y engrandecidos por este servicio.