martes, 20 de mayo de 2008

Los condes de Chinchón y marqueses de Boadilla del Monte.

Andrés Cabrera fue mayordomo real del rey Enrique IV, monarca que le confío el alcázar de Segovia, donde estaba guardado el legendario tesoro real. Su esposa Beatriz de Bobadilla fue dama de honor y gran amiga desde la infancia de Isabel la Católica, hermana de Enrique IV.
La sucesión del trono de Castilla a la muertes de Enrique IV debería de recaer en su hija Juana, legitima heredera del rey. No obstante Isabel pretendía al trono apoyándose en las acusaciones de ilegitimidad de Juana, llamada la Beltraneja (se decía que era hija de Beltrán de la Cueva).
Por los pactos de Guisando, Enrique consintió en la sucesión de Isabel, pero exigiendo a cambio poder elegir el marido de la misma. Isabel se casó con Fernando de Aragón en 1469, sin el permiso real y el disgustado Enrique volvió a nombrar heredera al trono a Juana.
Cabrera, del que se presumía origen judío, sofoco una revuelta contra los cristianos nuevos en Segovia. Posteriormente decidió que Segovia y su tesoro real pasarían a Isabel al morir el rey, no obstante quería que se hiciera en concordia y con la aprobación de Enrique, por lo que logró su asentimiento a una entrevista en Segovia con los príncipes Isabel y Fernando.
Beatriz de Bobadilla fue a Aranda de Duero, se dice que disfrazada de labradora para no levantar sospechas e invito a Isabel a Segovia. Enrique recibió espléndidamente a Isabel y luego a Fernando, pero a los pocos días contrajo una enfermedad y murió (1474).
Tras la muerte del rey, Isabel se proclamó reina de Castilla y recibió el apoyo incondicional de Andrés Cabrera con todo el dinero de la corona. Isabel tenía una ventaja definitiva sobre Juana, tenia la posesión del reino. Los adversarios debían arrebatárselo.
Sabía muy bien Isabel el impagable protagonismo de don Andrés de Cabrera y su mujer doña Beatriz de Bobadilla, a los que premio con el título de marqueses de Moya.
En 1476, estando Andrés ausente de Segovia, estalla un motín contra el, pidiendo el pueblo su destitución, los amotinados retuvieron también a la hija de la reina. Beatriz de Bobadilla pudo escapar y avisar a Isabel, quien acudió sola y sin escolta, imponiéndose a la situación y manteniendo en el puesto a Andrés Cabrera, tras estudiar las quejas y observar que estas eran infundadas, quizás promovidas por resentimiento del anterior Alcaide Maldonado.
En 1480, tras la victoria de los Reyes Católicos, estos conceden a Andrés Cabrera y a Beatriz de Bobadilla el nuevo señorío de Chinchón, el cual incluía el sexmo de Valdemoro y las aldeas de Serranillos, Moraleja, Villaviciosa de Odón, Brunete, San Martin de la vega y Boadilla del monte del sexmo de Casarrubios, prácticamente todas las posesiones segovianas al este del río Guadarrama en la actual provincia de Madrid, además de otras posesiones fuera de la provincia (Bayona, etc.).
En 1487 Andrés y Beatriz participan en el cerco de Málaga, en donde un fanático moro hiere a Beatriz de Bobadilla confundiendola con la reina Isabel. Participaron también en las tomas de Guadix, Baza y finalmente Granada de cuya capitulación dio confirmación Andrés junto a prelados y grandes de Castilla.
En 1504 muere la reina Isabel y dedica un buen párrafo de su testamento a confirmar todos los privilegios concedidos a Andrés Cabrera y su mujer Beatriz.
Andrés Cabrera y su esposa Beatriz de Bobadilla son los primeros señores de nombre conocido de Boadilla del Monte. Posteriormente Carlos I concede en 1520 a Fernando Cabrera hijo de Andrés y Beatriz el titulo de Conde de Chinchón, que permanecería en la familia Cabrera hasta que el Infante Felipe de Borbón Farnesio lo compra en 1738 a Sforza Casarini y lo cede despues a su hermano el infante don Luis, cuyos descendientes aún lo conservan (Enrique Rúspoli es el actual conde de Chinchón y propietario del Palacio de Boadilla).
1480
Andres Cabrera y su mujer Beatriz de Bobadilla, ya marqueses de Moya en Cuenca son nombrados señores de Chinchón por los reyes Católicos.
I
1520
Fernando de Cabrera y Bobadilla, alcaide de Segovia y señor de Chinchón Carlos I le concedió en 1520 el título de conde, por su ayuda contra los comuneros de Segovia. Su hermano Juan heredó el marquesado de Moya.
II
1521
Pedro Fernández de Cabrera-Boadilla y de la Cueva, embajador en Inglaterra y Roma, mayordomo mayor y valido de Felipe II, que obtuvo el cargo de tesorero general de la corona de Aragón, con carácter hereditario.
III
1576
Diego Fernández Cabrera, mayordomo de Felipe II y embajador en Roma y Viena. Construyo en 1590 el castillo de Villaviciosa de Odón.
IV
1608
Luis Jerónimo Fernández de Cabrera y Bobadilla, virrey de Perú (1629-1639). Su mujer se hizo célebre por al haber sido la primera europea que usó la quina y que dio noticia de su eficacia contra las calenturas.E n 1772 Linneo dio el nombre de Chinchona al este género de plantas.
V
1657
Francisco Jacinto Fernández de Cabrera-Bobadilla y Osorio, primer marques de San Martín de la Vega. Murió sin descendencia y paso sus títulos a su prima segunda.
VI
1665
Inés de Castro Cabrera y Enríquez de Ribera que caso con Alejo Cárdenas.
VII
Francisca Cárdenas y de Castro, que también murió sin hijos y fue heredada por su tía.
VIII
1669
Francisca de Castro y Enríquez de Cabrera, que muere sin descendencia.
El título de conde de Chinchón permaneció en el linaje original hasta que en 1683 pasó a Julio Savelli Fernández-Cabrera, príncipe de Albano y fallecido sin sucesión. Tras un largo pleito lo obtiene el pretendiente italiano duque de Sforza, quién lo vende en 1738 al infante Felipe de Borbón y Farnesio, hijo de Felipe V; éste, años más tarde, en 1761, lo cede a su hermano menor, Luis Antonio Jaime de Borbón.
IX
1683
Julio Savelli Fernández de cabrera y Bobadilla, primo de Inés y príncipe de Albano y Venafro, nombrado grande de España de primera clase por Felipe V, murió sin descendencia.
X
1710
Juan Jorge Sforza-Cesarino, sobrino del anterior y duque de Genzano.
XI
José Sforza-Cesarino y Conti vendió el condado al infante Felipe Borbón.
XII
1738
Felipe de Borbón y Farnesio, hijo de Felipe V y duque de Parma. Vendió el condado a su hermano.
XIII
1761
Luís Antonio de Borbón y Farnesio, infante de España.
XIV
1785
Luis María de Borbón y Villabriga, cardenal y regente durante la guerra de la independencia, paso el condado a su hermana.
XV
1803
María Teresa de Borbón y Villabriga, esposa de Godoy, duque de Alcudia y Sueca.
XVI
1828
Carlota Luisa de Godoy y Borbón, duquesa de Alcudia y de Sueca, Carlos IV del que era ahijada le concedió el titulo de Marquesa de Boadilla.
XVII
1886
Adolfo Ruspoli, duque de Alcudia y Sueca Su hermano Luis pasa a ser el II Marques de Boadilla.
XVIII
1914
Carlos Ruspoli y Alvarez de Toledo, duque de Alcudia y SuecaSu primo Camilo es III marques de Boadilla.
XIX
Camilo Ruspoli y Caro, duque de Alcudia y Sueca Su primo segundo Paolo es el IV marques de Boadilla.
XX
1975
Carlos Ruspoli y Morenes, duque de Alcudia y Sueca. Su hermano Luis pasa a ser en 1971 el V marques de Boadilla. Enrique Ruspoli, hermano de los anteriores publica varios ensayos historicos.