lunes, 16 de enero de 2012

Convento cisterciense de Santa María de las Dueñas. Sevilla.



El Palacio de Dueñas en Sevilla, -Calle Palacio de las Dueñas, 5 y  calle  doña María Coronel-,  es una mansión que pertenece a los duques de Alba.

Recibe este nombre por ubicarse en la calle Dueñas, nombre del antiguo Convento de Santa María de las Dueñas, y era lugar donde profesaban las damas de la alta nobleza de Sevilla

Actualmente es la residencia principal de los Duques de Alba en Sevilla.

El Convento de Santa Maria de las Dueñas se conocía popularmente como Compañía de Dueñas fundado por dos hermanas del almirante  Juan Mathe de Luna.

Sus monjas se encargaban de dar servicio a reinas y esposas de los reyes de la época, San Fernando y Alfonso X el sabio. El edificio se destruyó en 1868.


El Convento de Monte Sión estaba situado en la calle Feria y Amapola, junto a la Plaza de los Carros, se funda a mediados del siglo XVI, siendo colegio dominico. Sufrió la invasión francesa y posteriormente la desamortización de Mendizábal, que obligo a su abandono por parte de los dominicos. En 1885 acogió a las Monjas del Convento de las Dueñas. Desde principios del siglo XX es el Archivo de Protocolos, conservando aún parte de la iglesia clásica y su espadaña renacentista, en ruinas.
  
En 1251, don Juan Mathé de Luna, caballero de Fernado III, recibe una casa situada entre la calle Dueñas, Sardinas ( hoy Gerona ) y Doña Maria Coronel y este a su vez la donó a sus hermanas Leonor y Maria de Aragón , que fueron fundadoras y primeras abadesas del Convento Cistercienses de Santa Maria de las Dueñas.

Juan Mathé de Luna, -muere en 1299-, señor de Huelva y en Badajoz de Villalba de los Barros, almirante de la flota castellana de socorro enviada en 1294 en defensa de la plaza de Tarifa.

Participó en la preparación del plan de asedio a la plaza de Algeciras, que no se llevó a efecto por la muerte de Sancho IV en 1295.

Su escudo de armas se puede ver en la Sala de los Almirantes de los Reales Alcázares de Sevilla.

Casa con 
Estefanía Gutiérrez de Ceballos, hermana del Almirante Mayor de Castilla Diego Gutiérrez de Ceballos. Padre de Estefania Mathe de Luna que casa con
el V Señor de Almonáster, Almonaster la Real en Huelva, Alonso Pérez Martel,  con sucesión. 
“una hija
de Juan Mathé de Luna, Camarero Mayor del rey y luego almirante de la Mar, llamada
Estebanía o Estefanía, se casó con Enrique Enríquez, hijo natural del infante don Enrique y nieto de Fernando III, y,
según parece, procedentes de familia hebrea, aportando al matrimonio, como dote, la
villa de Villalba, que en 1307 traspasaba a su hijo Enrique Enríquez el “Mozo”, con la

aquiescencia de su marido”. Esta Estefanía no es la hija del Almirante sino su propia esposa que casa ya viuda del Almirante casaen 1300 con Enrique Enriquez.

Es hermano de Estefania, Fernan Matheos de Luna.

Mayor de Mendoza de los Mendoza sevillanos en el siglo XIV casa con Fernan Matheos, hijo del almirante Juan Mathé de Luna, y en las capitulaciones acordaron que los hijos tendrían el apelido Mendoza pero las armas de los Mathé de Luna.
Ruy López de Mendoza era descendiente (nieto?) de Íñigo López de Mendoza (señor de Llodio que luchó en las Navas de Tolosa, 1212) y pariente de Lope González de Mendoza, que moriría en Arrato. 

Ruy fué el segundo personaje que sería nombrado Almirante de la Mar en Castilla por Fernando III (el primero fue Ramón Bonifaz, que con sus barcos cortó el puente que unía Triana y Sevilla) y fue luego confirmado como tal por Alfonso X, hijo de Fernando III.

Participó en la conquista de Baeza (1227) y Sevilla (1248) y fue repartidor de la misma (es decir, formó parte de la comisión que repartió los territorios sevillanos conquistados entre los castellanos como representante de la nobleza). Fue "rico-hombre" y cortesano importante en el reinado de Alfonso X el Sabio recibiendo de él grandes terrenos en Alcalá de Guadaira. Fue el más importante de la rama "sevillana". Su hijo Lope Ruiz ya no era "rico-hombre" y participó en una rebelión contra Alfonso X.

Lope Sánchez de Moscoso y Ulloa, mas comunemente considerado como I conde de ALTAMIRA, pero con gran variedad sobre la fecha de su concesión, según la opinión más comuna concedido por Juan II de Castilla, según otros por Enrique IV, y según otros por los Reyes Católicos, entre los tratadistas modernas título creado 13.3.1455, menos Vilar y Pascual que lo afirma creado por el Rey Católico 4.5.1475, Casa primero con  Aldonza de Mendoza, al de Acevedo, hermana de Lope de Mendoza, arzobispo de Santiago de Compostela, e hija de Fernán Matheos, hijo del almirante Juan Mathé de Luna, y de Mayor de Mendoza, heredera de la casa de Mendoza de Sevilla, sin sucesión. Despues con,
Constanza de las Mariñas, señora de Oseiro, Suevos, Valdemeis, Erboedo, Meirama, coto de Bergondo, hija de Gómez Pérez das Mariñas, señor das Mariñas, dos Condes, cotos de San Vicente, Sergude, Guisamo, Rois, Orto, Oseiro, Suevos, Meis Erboedo, Meirama, Mesía, Gonfin, testó 1474, + 1475, y de Teresa de Haro de los III señores de El Busto, sin sucesión. Sigue en Altamira una tia materna del I conde. 


Aparecen  los primeros tres conventos femeninos en una Sevilla recien conquistada junto al de la Dueñas, Santa Clara y San Clemente, el único que ha llegado activo hasta nuestros dias .

En las Dueñas se recogía a las señoras casadas mientras sus esposos  guerreaban.  

El convento estaba tan frente por frente al actual  PALACIO DE LA DUEÑAS.







 Demolición de la iglesia del convento de Las Dueñas.

En el siglo XVII, el ducado de Alba y el convento mantuviero un pleito por una especie de acceso directo de tribuna con la iglesia  del convento, demanda que perdió el Ducado.
Publicar un comentario en la entrada