martes, 21 de febrero de 2012

Camp de España.


Almanzor derrota a los cristianos y arrasa Sepúlveda, pero el segundo día de Pentecostés de 1002  tiene lugar una gran batalla que fue preludio de la gran derrota de Calatañazor, esta batalla tuvo lugar en el Campo de las Espinas, en el Corporario, antigua localidad perteneciente a Fresno de Cantespino y  ya desaparecida. 

La tradición da la razón de la victoria a la ayuda del Santo Cristo y de ahí viene la veneración que en esta localidad se tiene a dicha imagen El Santo Cristo de la Cerca. 

En el año 1111, Alfonso I destituye al obispo Raimundo de Osma, por su oposición a su matrimonio con la reina Urraca y con la ayuda de Enrique de Portugal, cuñado de la reina Urraca,  derrota en el castillo de Candespina, el  26 de octubre, a las fuerzas que se le oponen en Castilla, capitaneadas por Pedro González de Lara, conde de Lara desde al menos 1107, que huye durante la batalla, y por su pariente el conde Gómez González Salvadórez, quien había aspirado a casarse con la reina cuando quedó viuda y que muere en ella, en adelante se le llamará Gómez González de Candespina, siendo sucedido por su hijo Rodrigo Gómez, 1111-53.
Enrique de Borgoña muere en el asedio de Astorga,  León, poco despues el 1 de noviembre de 1111.  Su hijo Alfonso Enríquez hereda el condado de Portugal (1112-39), bajo regencia de su madre Teresa (1112-28), quien usará el título de reina, se aferrará al poder y mantendrá estrechos vínculos con Galicia y León.



Pedro González de Lara, enemistado con los magnates castellanos por los favores que le concede la reina  es apresado en su residencia del castillo de Monzón de Campos  en Palencia por Gutierre Fernández de Castro, nombrado este año mayordomo real por primera vez y llevado al castillo de Mansilla de las Mulas  en León, de donde escapará a Aragón.

habiéndole socorrido sus parciales, fué preciso que despues de porfiada defensa se entregase á sus enemigos, por quienes fué puesto en estrecha prision «en el castillo de Mansilla, tres leguas de León.
Apoyado el conde Don Pedro en la confianza y deferencia con que le favorecia la reina Doña Urraca, se acostumbró á obrar y mandar como soberano, quedándole despues tan arraigada esta costumbre, que no se reconocía subordinado á ningun príncipe, atribuyéndose el honor de Conde Por La Gracia dDios: Petrus Gonzatvis Dei gratia Larensis comes.


El 12 de Abril de 1111, se señala el 26 de octubre,  tuvo lugar en el paraje de Fresno de Cantespino conocido como  Campo de las Espinas, la batalla de Camp de España o Camp de Espina entre tropas aragonesas del Alfonso I el Batallador y las castellanas leales a la reina Urraca, casada con Alfonso I. 

En ella muere el conde de Candespina. 

Según cuenta la leyenda tras la huida de las tropas castellanas, solo quedaron en  el campo de batalla el conde y sus caballeros ofreciendo gran resistencia a las tropas aragonesas, tras la lucha el ultimo en caer fue Don Gómez González de Salvadores al cual el rey le había ofrecido el perdón si se rendía, pero este lo rechazo y continuo luchando.

Alfonso VII "El Emperador", hijo de Dña. Urraca, fue quien realmente constituyó el termino de Fresno de Cantespino, lo separó del termino de Sepúlveda, al cual pertenecía hasta dicho momento y le concedió fuero propio y el titulo de Villa.

En 1286 el Sancho VI "El Bravo" concede a la villa de Fresno las aldeas de Hontanares y de Riofrio. 


El conde Pedro González de Lara, fué uno de los mayores príncipes en su tiempo. Sobre las pretensiones del conde, que aspiraba a casarse con la reina Doña Urraca, ysu rival el conde Don Gomez Gonzalez, que murió en la batalla de Camp de  españa, librada por el rey de Aragon contra las tropas de Doña Urraca, mandadas por los dichos condes, podemos leer, 
Uniéronse los dos condes para resistirle con otros grandes y prelados, y uniendo sus tropas se pusieron á la vista de las del rey en Camp'de España , cuatro leguas distante de Sepúlveda, donde se dieron sangrienta batalla que perdieron los castellanos; porque rota la vanguardia que mandaba el conde Don Pedro Gonzalez de Lara, y deshechos con el calor de la Vitoria otros escuadrones, cargó todo el grueso de los aragoneses la retaguardia, que obedecía al conde Don Gomez, y empeñado él en hacer el último esfuerzo, perdió allí gloriosamente la vida con los mas principales que le asistían

El conde Don Pedro Gonzalez de Lara era solo el que en estos tiempos mejoraba, porque después de la batalla de Camp de España, en que por «haberse retirado presto quedó con alguna nota su valor, pasó luego á asistir »á la reina, y no solo administró el reino absolutamente, pero la voluntad de aquella princesa le hizo dueño de cuanto supo apetecer su ambición. 
Procuraba el conde al mismo tiempo, que para mejor establecer su fortuna, se celebrase públicamente su matrimonio con la reina Todo lo cual hirió tan eficazmente la consideración de los grandes, que se confederaron para inutilizar todas las solicitudes del conde. Y siendo los principales el conde Don Pedro de Traba, su suegro; Don Gutierre Fernandez de Castro, mayordomo mayor del rey, y el conde Don Gomez de Manzanedo, formaron tropas en nombre del nuevo rey Don Alonso para oprimir al conde. Previnose él para hacer una vigorosa resistencia, y entretuviéronse en pequeñas operaciones; •hasta que sitiado Don Pedro en el castillo de Monzon, junto á Palencia, y no habiéndole socorrido sus parciales, fué preciso que despues de porfiada defensa se entregase á sus enemigos, por quienes fué puesto en estrecha prision en el castillo de Mansilla, tres leguas de Leon.