miércoles, 19 de septiembre de 2012

Sangüesa. Navarra




La ciudad de Sangüesa está ubicada en la parte oriental de la zona media de Navarra, lindante con Aragón. Se encuentra junto a la confluencia de los ríos Irati y Aragón (antiguamente llamados Guia y Mayor), lo que le ha ocasionado grandes inundaciones.


Sangüesa tenia una importante muralla con seis puertas.


Palacio de los reyes de Navarra, denominado también del Príncipe de Viana.  

Palacio fortificado medieval. 

Tras la Conquista de Navarra sirvió para alojar a las tropas invasoras, sufriendo un progresivo deterioro. 

Actualmente conserva su ala defensiva, donde se alzan sus torres almenadas.








Palacio de los duques de Granada de Ega. Siglo XV.

Antiguo palacio de los Añués, que actualmente pertenece a los condes de Javier. 


La heráldica del escudo de la clave del arco, consiste en los armiños de los Añués, las calderas de los Olleta, y la media luna de los Señores de Javier.


Su dueño más ilustre fue Miguel de Añués, Señor de Belver. Por entronques familiares, pasó esta casa a ser propiedad de los condes de Javier, Duque de Granada de Ega. Actualmente pertenece a la duquesa de Villahermosa y condesa de Javier.


Junto a esta mansión y hacia Santa María, estuvo el palacio de los Ortiz, en donde algunos años después de casarse, residió María de Azpilicueta, madre de San Francisco Javier.








Casa consistorial

Palacete de estilo renacentista construido en 1570 sobre una de las alas del palacio de los reyes de Navarra. Se trata de uno de los Ayuntamientos más antiguos de Navarra.


 

Iglesia de Santiago el Mayor. De origen románico, consta en un documento pontificio de 1144, pero sus obras no concluyeron hasta el siglo XIV (1365), hasta concluir la torre campanario. 

Esta iglesia se levantó para poder acoger a la población local y a los muchos peregrinos que pasaban por la ciudad. La de Santa María es una pequeña iglesia que resultaba insuficiente para acoger a tantos peligreses y caminantes de la Ruta Jacobea; por eso se vio la necesidad de levantar un nuevo templo dedicado al Apóstol Santiago, que ha sido de siempre la parroquia principal de la localidad.

 En el siglo XVIII se realizaron cambios en su mobiliario y se le añadió una nueva capilla.