lunes, 3 de noviembre de 2014

Hita. Iglesia de San Pedro e iglesia parroquial de San Juan Bautista.










Ruinas de la Iglesia de San Pedro

Durante la Guerra Civil Española la Iglesia fue destruida.
Frente al altar podemos ver tumba de Fernando de Mendoza que fue alcaide de la fortaleza de Hita en el siglo XV.

Armas primitivas de los Mendoza.  La banda engolada por dos cabezas de mastines.

En los años 90 se consolidaron las ruinas, se acotó su espacio y se construyó un escenario aprovechando los sillares de la antigua torre. 
Es un espacio privilegiado para los actos culturales al aire libre.
















Iglesia parroquial de San Juan Bautista



La Iglesia de arquitectura gótico mudéjar, se construyó entre los siglos XIV y XV. Tiene tres naves y un ábside poligonal. La torre, del siglo XVI, es de estilo herreriano.
La Iglesia de San Juan, se cerró al culto a principios del siglo XIX y no reabriría sus puertas hasta después de la Guerra Civil.
Conservaba, tras la Guerra, las cubiertas del Altar Mayor y del Altar de la Virgen de la Cuesta, el resto de la cubierta se hundió.
Presidiendo el Altar Mayor, se observa un crucifijo de finales del siglo XVI. A la izquierda, una talla del siglo XVIII, de San Blas. Y a la derecha, la talla de San Juan Bautista del siglo XVII.
La Pila Bautismal románica tiene esculpido en su basa el árbol de la vida, que representa el bautismo. Junto a la Pila, se encuentra El Descendimiento de la Cruz, pintura del siglo XVII. En el bajo coro, se pueden observar: el Ecce Homo, pintura del siglo XVII y a Jesús Sacramental, del siglo XVIII.
Destacan los magníficos artesonados mudéjares de casetones hexagonales del siglo XVI y el suelo recompuesto con lápidas de nobles e hidalgos del pueblo de Hita, de los siglos XV, XVI, XVII.
La iglesia ha sido restaurada entre 2002 y 2004. Además de las obras de reparación de las cubiertas, se ha transformado el interior dejando al descubierto las paredes originales, de piedra y ladrillo.