lunes, 20 de febrero de 2012

Los primeros señores de Vizcaya. El legendario origen del Señorío.

...................................De la legendaria familia de Lupo II, duque de Vasconia...................... 

Las tierras vascas hasta la ribera del Ebro estuvieron bajo el vasallaje del reino franco. Lupo Sancho  o Antso Otsoa (778-812),  “príncipe de los Baskones”,  fue criado en la Corte franca.


El hijo da Carlomango, Ludovico, entre el 810 al 812 llegó a vivir en la misma Pamplona que controlaba con la ayuda de, entre otros,  de los Velasco, favorables a los “carolingios”. 

Con Sancho Lupo, hijo de Lupo Sancho que muere en el 816, los vascos volvían a estar en lucha por su independencia al mando del hermano mayor de Lupo Sancho, Semen Lupo, en contra de los francos de Ludovio Pio.

En la frontera norte, el duque de la Borgoña durante 40 años, Singuin o Sihiminum (812-814), fue nombrado por Ludovico Pío nuevo duque de Vasconia y acto seguido se sublevó con toda Baskonia continental, la Ulterior y la Citerior, en pie de guerra. Otsoa Semen, Singuin o Semenones-Jimeno-Ximeno se declaró independiente del poder franco.

Le sucedió al mando del ducado vascón su hijo García o Gartzea Eneko (Eneko el “joven”), que aparece escrito como "Garsiminnicum", García Ximénez o Iñiguez (816-819),  derrotado por los francos en el 818 y tomó el mando su primo Lupo u Otsoa Zentulo "el vasco".

Otsoa III Zentulo "Wasco" (819-823) luchó contra los duques de Toulouse, Berenguer y Warin, siendo derrotado, después apresado y condenado al destierro.

El Caroligio Pipinio el Breve, inventó nuevas denominaciones para las tierras vascas y creó pequeños condados semifeudales: 

- del Garona al Atturri o Adour, antes vasconia ulterior,  será llamada ahora “ducado” de Vasconia .

- al sur del Atturri hasta los Pirineos, antes vasconia citrerior, será llamará "condado" de Vasconia. Pipinio puso al mando del "condado" de Vasconia a Aznar Sancho (Azenari).

La lucha contra los francos continuó hasta el 824 tcuando tuvo lugar la segunda batalla de Roncesvalles -Orreaga-, donde los baskones ahora si derrotan a los francos al unirse en torno a un buruzagi,- jefe, caudillo- Eneko Aritza y su familia, que llegarán a dominar de nuevo y poco a poco toda Baskonia, vasca en idioma y cultura.

En ese año 824 Pipinio armó a un nuevo ejército franco al mando de los condes Eblo y Aznar, que cruzó los Pirineos con la intención de “restaurar el orden”. Eblo y Aznar Galindez  entraron en Pamplona sin aparentes dificultades.
A la vuelta, Eblo y Aznar fueron atacados y apresados. Las familias vascas de los Ximeno, Garsea o Velasco, ahora contra los francos, fueron los que los derrotan y los que en realidad dominaban el territorio llamado por los francos Nabarra.

Aznar Galíndez era el antiguo conde del Aragón primigenio, valles de Hecho y Canfrac, al que Eneko había desposeído de sus tierras poniendo al frente a su propio cuñado Galindo “el Malo”. Aznar fue dejado en libertad y mandado de vuelta al reino franco mientras que Eblo fue entregado al emir de Córdoba, Abderramán II , como signo de alianza.

En la segunda batalla de Roncesvalles destacó Eneko Aritza Ximeno- Iñigo Iñiguez Aritza o “Arista” - o Eneko Enekones, de alrededor de cincuenta años, que contará en la batalla con sus hermanastros musulmanes del sur vascón, los Banu Casi, antiguos terratenientes vascones desde la época romana -los casius romanos - que se cambiaron de religión y que harán de tapón con el emir de Córdoba, lo que dio, sin duda, un respiro a los “nauarri”.

Las crónicas francas hablan de un Singuinum, Sigrinum o Sihiminum que era “duque” de Vasconia,  Jimeno o Ximeno, apodado “el Fuerte”, que en el 781 defendió su fortaleza en el valle de Salazar contra Abderramán I que atacó Calahorra, Viguera, Logroño, Deio, Pamplona, Elo y Lumbier.

Pudo  venir huyendo del poder franco sobre el año 768.  Se trataría quizás del abuelo de Eneko Aritza  su padre sería Eneko o Iñigo Ximenez, que controlarían también las tierras navarras de Berrueza .

Serían también tierras de los Aritza o Ximeno las cuencas de los ríos Irati y Aragón, el Valle de Salazar, Aezkoa, Urraul, el Valle del Ronkal, Ansó y Navascués, donde se encuentra el monasterio de Leire, cuna espiritual del nuevo poder bastón, los nabarros, refugio contra los ataques musulmanes y donde descansan los restos de los primeros reyes navarros. 

Según un documento, Eneko Aritza pasó parte de su infancia o juventud en la Vasconia continental  lo que probaría  la gran relación norte-sur de Baskonia y de su hija, el reino de Pamplona-Nabarra.

El hijo de Eneko Aritza, Eneko Gartzea II latinizado como Iñigo García (860-882), cerró Álava a los musulmanes con los castillos de Zaldiaran y el de la Concha de Arganzón entre otros, con la ayuda de los poderosos condes de Álava, los Velasco.

Las tierras desde Logroño a Álva fueron fortificadas por el rey de Navarra Iñigo Arista, Eneko Aritza, para impedir el avance de los musulmanas. 

En todos estos siglos los baskones fueron independientes gracias a su resistencia al imperialismo godo, musulmán y sobre todo franco. No existe constancia documental de suceso bélico alguno interno entre baskones entre el 476 y el 824 ni posteriores, año de la creación comúnmente aceptada del reino de Pamplona-Nabarra, por lo que una conciencia nacional y un interés común del pueblo baskón en la defensa del territorio, riquezas y gentes frente a diferentes invasiones, debieron de ser las razones que nos llevaron a todos los vascos o baskones a aunar esfuerzos y crear un Estado vasco o nabarro compuesto por los baskones libres del Ducado de Aquitania y Baskonia y el Reino de Pamplona o Nabarra.”



Doña Iñiga, que heredó el estado de Cantabria, casó con el infante Don Zuria, que quiere decir blanco en lengua cántabra, los vizcaínos le alzaron por señor el año de 870 debajo del árbol de Guernica, donde acostumbraba hacer sus juntas, y le casaron con doña Dalda, hija de don Sancho Esteguiz Hortúñez, señor de Tavira de Durango.

En la infelice y funesta batalla que Don Rodrigo, último rey godo, dió a los moros, que habían pasado de Africa por los años de setecientos y catorce, entre otros muchos caballeros murió uno muy principal del ilustrísimo linaje de los duques de Cantabria llamado Andeca, dejando sólo un hijo que se decía Hedón.

Hedón casó con una señora francesa heredera del ducado de Guiana, Aquitania. Doña Íñiga es su nieta.


También,


Ya en el 1033 un I conde de Vizcaya y emparentado con la Casa Real de Navarra.


Hubo cinco señores de Vizcaya antes de los primeros señores que se pueden considerar históricos a lo largo del siglo X, que fueron:

Jaun Zuria,  “Señor Lope el blanco”, Lope Fortún,  honrado por sus actividades miliates con el título de señor de Viacaya en 888 por los vizcainos.

Manso- Munio- Nuño- López, hijo del anterior. Se caso con Velasquita, hija de Sancho I Garcés rey de Pamplona

Ínigo Esquerra  “EL Zurdo”, se puede encontrar hijo de Manso López o bien su hermanastro.

Lope Íñiguez,  Lope Díaz “EL Lindo”, hijo del anterior. Casa con Elvira Bermudez.

Sancho López, hijo del anterior. 

Algunos historiadores opinan que fueron seis  y no cinco, los señores anteriores a los históricos. Según esta hipótesis, a Sancho López le sucedió su hermano, Íñigo López (1016-1040), y de ahí la confusión. Este Iñigo López sería a su vez abuelo materno de Iñigo Esquerra, siendo su padre Lope Velásquez, señor de Colindres.

Tambien, 


Capitán o conde de Vizcaya Lope SARRACINIZ, hijo del conde Diego Suarez. 

Casa en  870 con Dalda Estiguiz, hija del  Señor de Durango Sancho ESTIGUIZ HORTUÑEZ. Otro cónyuge: Menina o Minia Aquitania.

Padres Lope y Dalda de,

Duque y I Señor de Vizcaya,  Fortún LóPEZ. Muere en el 930. Casa con   Aurea o Oria N, y del

Arzobispo Primado de Toledo llamado Visitano López.


Duque y II señor de Vizcaya Fortún LóPEZ.

Es su hijo el  III señor soberano de Vizcaya, Lope ORTíZ  que casa con Nuña Fernández,  hija de IV conde de Castilla de nombre Gonzalo Fernández  y de Nuña Fernández. 

Es su hijo el IV señor de Vizcaya, Nuño LóPEZ que casa con la infanta  
Velasquita,  hija del  rey de Navarra Sancho Garcés I Navarra y Pallars 
y de Toda Aznarez.
               

Es su hijo  el V señor de Vizcaya Lope NUÑEZ  que casa con  Usenda Ramirez Godinez.

Es hermano del V señor de Vicaya el  señor de Durango de nombre Sancho Núñez. 



El V señor de Vizcaya Lope Núñez casa con  Usenda Ramirez Godinez, 
hija del infante de León Alboazar Ramirez y de Elena Godinez.

Son padres del  VI Soberano de Vizcaya, Durango y Nágera de nombre Iñigo LóPEZ, el  I  señor de la seríe histórica.  Casado con  Toda Ortíz, hija de Fortún Sánchez que es señor de Nájera. 
               
Es hermana del VI señor de Vizcaya la señora de los Cameros de nombre 
Mencia López por su matrimonio con  el señor de los Cameros llamado 
Fortún Ogui y la señora de Guevara de nombre Toda López por 
su matrimonio con el señorde Guevara de nombre Vela Íñiguez.

Es hijo de los VI señores de Vizcaya el que ya es II señor histórico y 
el hermano de este llamado Sancho Íñiguez.  Es hijo de Sancho Íñiguez, 
Lope Sánchez el I señor del valle de Llodio y su hermano Garcia Sánchez que 
es el I señor del valle de Orozco.

Primer señor de Llodio y de Mendoza por su matrimonio con su prima hermana la señora de Frías y Mendoza nombrada como Sancha Díaz 
de Frías que se supone hija de un hermanastro de Sancho Íñiguez como hijo de un matrimonio 
del VI señor de vizcaya con la infanta llamada Jimena de Navarra.
 
 
El I señor de LLodio
confirma privilegios como gobernador de Loarre, Huesca.

Fue mayordomo mayor del rey Sancho Mayor de Navarra. Muere este rey en 1035. 

 
El señorío de Llodio se le dio en recompensa del señorío de Vizcaya, que como primogénito de Sancho Íñiguez, quinto señor soberano de esta provincia,y que muere,  le pertenecía, del cual quedó privado por su menor edad pasando Vizcaya a un tío del I señor de Llodio que es así de modo efectivo el II señor de Vizcaya.
 
Con él I señor de LLodio comienza la genealogía más comprobada de la Casa de Mendoza. Fue este Lope Sánchez primer señor de Llodio, según consta de la escritura de restitución del monasterio de Nanclares a San Millán de la Cogolla. Ricohombre de Sancho IV "El Grande" o "el Mayor" de Navarra y su Mayordomo hacia los años 1001-1022. 


Que no heredo el Señorio de Vizcaya por ser menor heredandolo su tio Iñigo López, hermano de su padre, quien se hizo cargo de su sobrino y le dio el señorio de Llodio. 
 
Son así los señores de Vizcaya y los de Mendoza primos en el origen de su 
linea genealógica.
Iñigo LóPEZ, el  I  señor de la seríe histórica.  Casado con  Toda Ortíz, hija de Fortún Sánchez que es señor de Nájera. 

EL primer señor conocido en Vizcaya que figura ya en la corte de Pamplona desde 1033 en escritura que Sancho el Mayor de Navarra hace en Oña. En un documento de 1042 aparece confirmando la donación a Leire del monasterio de Lisabe, con el título Iñigo López de Vizcaya, Maestresala. Vuelve a figurar en otros diplomas de 1046, 1047 y 1050. En 1051 aparece en la escritura que el rey de Pamplona don García el de Nájera concede ingenuidad a los monasterios VIZCAÍNOs, para que no tengan derecho de servidumbre alguna sobre ellos, ni los condes ni las potestades.  En el mismo año 1051 dona don Iñigo López al obispo de Alava de por vida y después a San Millán, el monasterio de Santa María de Izpea y su decanía de Bareizi (Busturia). En 1053, bajo el mismo rey García, don Iñigo y su mujer doña Toda Ortiz donan a San Juan de la Peña propiedades en San Juan del Castillo en el término de Baquio y otras en el lugar llamado Erkoreka, en Bermeo. De 1070 es otra donación a San Millán que hacen don Iñigo, su mujer doña Toda y sus hijos, de los palacios de Madariaga en Gorritiz y otras propiedades en Bertendona, Gatica y Urrengoena. Como señor de Vizcaya y de Nájera figura en 1072; como señor de Nájera y Bilibio en 1073, y en 1075 como señor de Vizcaya y Nájera. 
 
Ya después de ocupada La Rioja por los castellanos en 1076 y bajo Alfonso VII dona don Iñigo a San Millán la villa de Camprobin según dice comprada al rey Sancho de Pamplona. 

 
Se encuentra otro matriimoio con  la infanta de Navarra nombrada como Fimena o Monina.