lunes, 14 de febrero de 2011

Anguix. Guadalajara.


Anguix se convirtió en jurisdicción señorial cuando Alfonso XI da Anguix a Alfonso Martínez de Huete, por los servicios que le había hechos en la defensa de Huete contra su primo y cuñado el todopoderoso infante don Juan Manuel. Era Alfonso Martinez de Huete, alcaide del castillo de Huete y montero mayor de Alfonso XI.


Alfonso Martínez recibió en 1328 en merced Anguix por juro de heredad, con todos sus términos, pechos, derechos y fonsaderas, salvo de moneda forera, que quando acaesciere, de siete en siete años, que tengo por bien que me la den a mí.


Posteriormente, todos los monarcas guardaron la merced de forma sucesiva. El propio Alfonso XI a Alfonso Martínez un año después; Enrique II a Lope López, hijo de Alfonso Martínez, en 1371; Enrique III a Alfonso López, hijo de Lope López, en 1401; Juan II a los herederos de Alfonso López en 1409.

Pedro I " el Cruel" al oponerse a él Alfonso Marinez de Huete en defensa de las aspiraciones de su hermanstro Enrique II mandó vender los bienes de Alfonso Martinez de Huete que fueron comprados por el común de Huete. Enrique II mandó en 1371 que estos bienes fuesen devueltos a Inés Fernández, mujer de Alfonso Martínez. Huete donó los 18.000 maravedíes que pagó por Anguix al hijo de Alfonso Martínez. Lo que ocurre en la ermita de Santa Ana, en el arrabal de Huete, donde se reunía el Común de la Tierra de Huete el 25 julio 1373. RAH, Salazar y Castro, F-8, fols. 77r-78v.

Casa Alfonso Martinez de Huete, señor también en la Tierra de Huete de Villarejo de la Peñuela, Cabrejas y Valmelero, con Inés Fernández, que podia ser de los Sandoval, señores de La Ventosa desde 1341. Es su hijo Lope López de Ribera que casa con su pariente Violante López de Ribera. Lope López fue alcaide de la fortaleza de Montalbo y así no puede extrañar que su nieta, IV señora de los estados de Villarejo de la Peñuela, case con el III señor de Montalbo. Participa Lope López de Ribera en 1385 en la batalla de Aljubarrota con 6 lanzas y un ballestero, donde muere. Violante, su viuda, recibe 3.000 maravedíes; 10 maravedíes por lanza y día y 7 por día por el ballestero.

En 1454 reivindicaba su derecho Fernando Gómez de la Muela, vecino de Huete, en nombre de doña Elvira García de Jaraba, mujer del honrado caballero Fernando de Ribera con derecho de posesión
Elvira García de Jaraba, casa con Fernando de Ribera, señor de Villarejo de la Peñuela, Valmelero, Ánguix y Cabrejas. Padres de Violante de Rivera que casa con Esteban Coello, señor de Montalvo, el Hito y Villar de Cañas.

Anguix pasa a los Carrillo
a PEDRO CARRILLO. Señor de Nogales, Alcalde Mayor de los Hijosdalgo de Castilla, Caballero de la Banda; se halló en 1338 en la defensa de Tarifa, siguió el partido del Conde de Trastámara; fallecido ejecutado por orden de Enrique II, bajo sospecha de mantener relaciones amorosas con Juana de Castilla, hermana del Monarca.

Es su hijo
GÓMEZ CARRILLO que casa con URRACA DE ALBORNOZ. Vuelve Anguix a la Corona con Juan II después de 1438. En 1474, Enrique IV lo entrega a su camarero mayor, Lope Vázquez de Acuña, casado con Teresa Carrillo de Albornoz que es nieta paterna de Pedro Carrillo como hija de Gómez Carrillo, quien lo vendió en 1484 a su primo el II conde de Tendilla.


El castillo de Anguix se alza sobre un cerro de cierta altura, cercano al río Tajo y al denominado Mar de Castilla, en plena Alcarria. Algo alejado de la localidad de Anguix, en el término municipal de Sayatón, provincia de Guadalajara; lindando con la vecina Cuenca. Su historia se remonta a época árabe. Su reconquista acaeció entre los años 1085-1117. El término o heredad de Anguix fue dado en 1136 por Alfonso VII al caballero toledano Martín Ordóñez, quien levanta el primitivo castillo y llegó a poseer amplias propiedades en la parte baja de la Alcarria. Su viuda entregó la fortaleza, en 1174, a la orden de Calatrava, que comenzaba su asentamiento y cuya encomienda de Zorita extendía por el Tajo y sus afluentes una notable influencia. En el siglo XIV, encontramos otra vez a Anguix en la propiedad del rey castellano, incluido jurisdiccionalmente en el Concejo de Huete. Alfonso XI se lo regaló a su montero Alfón Martínez,



Publicar un comentario en la entrada