lunes, 21 de febrero de 2011

Los Urquijo. Banqueros y marqueses.

Eliminados los señoríos y los títulos de nobleza territoriales. La Corona conserva la potestad de nombrar Títulos que se "colocan" sobre el apellido del merecedor o solicitante del Título.

Estanislao de Urquijo y Landaluce durante el primer tercio del siglo XIX trabaja para la agencia española de los Rothschild especializada en la contratación de préstamos a particulares. Entre los años cincuenta y setenta tiene en sus manos la financiación de los pasivos de Casa Nobles como Osuna, Salamanca y Alcañices.

Su patrimonio a finales de los ochenta asciende a 48.5 millones de pesetas, la mayor parte invertido en contratación de títulos de la Deuda Pública.

Su sobrino Juan Manuel de Urquijo participa directamente en la financiación de actividades industriales, Altos Hornos de Bilbao, Altos Hornos de Vizcaya o Unión Eléctrica Madrileña

La creación del Banco Urquijo en 1918 tiene lugar en la tercera generación familiar.

Nace el I marqués de Urquijo en la localidad de Murga, Álava. Nace en 1815/17 muere en 1889. A finales de los años veinte viene a Madrid a casa de su tío materno Antonio de Landaluce, un acaudalado rentista inmobiliario

Estanislao empieza como dependiente en la tienda de textiles y productos de ultramar de la calle de Toledo regentado por Martín Francisco de Erice. Adquiere aquí sus primeros conocimientos de contabilidad. A comienzos de 1832 Estanislao obtuvo una plaza como agente en la Bolsa madrileña. A lo largo de los años treinta tabaja con la Casa de Weisweiller. En 1834 comienza a trabajar en la agencia de los Rothschild. Su salida en 1841 no supuso el abandono de sus contactos con los socios españoles de los Rothschild.

Hasta 1849 ejerció el cargo de agente de cambio y bolsa, representando en el mercado de valores a las principales casas de banca afincadas en la capital. En 1850 abrió su propio establecimiento en Madrid. La actividad prestamista de Urquijo se inició paralelamente a la apertura de su establecimiento en 1850 y se prolongó con posterioridad a 1876. En 1856 Urquijo formó del Consejo de Administración de la Sociedad Mercantil e Industrial siendo uno de los promotores del Ferrocarril del Mediodía. En el verano de 1860 el derecho de cobro del alumbrado municipal y se especializó en actividades prestamistas.

La crisis económica de 1866 robusteció la posición de Urquijo en el mundo financiero y en la élite social de Madrid. A lo largo del decenio negoció alguno de los créditos más representativos suscritos por representantes de la vieja nobleza o de la nueva burguesía emprendedora, como Osuna o Salamanca.

Fue ennoblecido por Amadeo de Saboya pasando a formar parte de los Consejos del Banco Hipotecario y del Banco de España. El gobierno republicano le nombra Vicepresidente de la Junta Provincial de Beneficencia de Madrid. Desde ese puesto participa en diferentes actividades de Beneficiencia y financia de forma privada la reconstrucción y mejora de la villa de Llodio, afectada por la Guerra Carlista

El ayuntamiento de Madrid contrata con la Sociedad Urquijo un empréstito de 13 millones de reales ofrecido en 1881. En 1883 es Estanislao alcalde Madrid. Solo lo será durante seis meses, pero le da tiempo a mejorar las infraestructuras con la introducción del alumbrado eléctrico en algunas calles del interior de la Villa y a luchar contra la corrupción administrativa municipal. En esta lucha solo consigue que los tenientes de alcalde dejaran de ser elegidos por la Corona. No consiguió la eliminación de los cargos vitalicios en las comisarías de barrio, constante fuente de abusos a los vecinos En 1873 la Junta dedicaba poco más de 10.000 reales a atenciones caritativas. Esta cantidad se había incrementado en 1886 hasta 185.000.

Además de los grandes créditos suscritos con el marqués de Salamanca y con las Casas de Osuna y Alcañices, suscribe otra decena entre 1855 y 1873. Los créditos hipotecarios con un interés anual del 12% con la Casa de Osuna suman entre 1866 y 1873 algo más de 30 millones de reales. Entre 1856 y 1865 José de Salamanca tiene empréstitos con Urquijo de 4,8 millones millones de reales. Entre 1869 y 1873 solicitó créditos a Urquijo por otros veinte millones de reales. Por operaciones de mucho menor relieve realizadas entre 1855 y 1873 con otros particulares, Urquijo prestó alrededor de diez millones de reales.

Urquijo había financiado a partir de 1856 las adquisiciones de Salamanca. La Crisis de 1866 arruina el negocio constructor en el Ensanche de Madrid. Al producirse los impagos Urquijo se hace con 16 inmuebles en el área este del Ensanche por apenas 6,2 millones de reales. Urquijo vende la residencia del Marqués del Paseo de Recoletos. Urquijo interviene en febrero de 1876, como «apoderado» del endeudado Salamanca. Era su fiador desde diciembre de 1873, momento en que se constituyó la «Compañía para la venta y explotación de inmuebles en Madrid en el barrio de Salamanca», el ensayo frustrado para hacer reflotar el negocio inmobiliario en el Ensanche. Urquijo había suscrito junto con Salamanca un crédito hipotecario con el Banco Hipotecario por un valor de 5,7 millones de pesetas. La compañía de Salamanca se liquidó en agosto de 1875. A comienzos de 1876 se satisfacen los débitos que gravaban el Palacio de Recoletos y se vende a un bajo precio. La finca estaba gravada con hipotecas de 4,4 millones de pesetas. La de Urquijo era de 2,7 al 10%. El Banco Hipotecario adquirió el palacio por dos millones de pesetas. Actualmente pertenece al banco BBVA y alberga exposiciones de arte.

Tres años antes de su muerte en 1833 José de Salamanca recuperó parte de su patrimonio inmobiliario que pasa a su hija.

José María de Salamanca y Mayol. Nace en Málaga en 1811 y muere en su Finca y Casa de Vista Alegre de Carabanchel Bajo en 1883. I marqués de Salamanca y I conde de los Llanos con Grandeza de España. Además de Vista Alegre era duelo del palacio de Buena Esperanza en Carabanchel Alto, otro en Aranjuez, posesiones en Los Llanos entre Venezuela y Colombia, el Palacio de Mitra en Lisboa, y un hotel propio en París y otro alquilado en Roma.

Urquijo participa en la refinanciación de la abultada deuda del duque de Osuna. En 1863 se le concede al Duque un empréstito hipotecario con escritura pública por el Banco de Castilla, antecedente del Banco de España, de 90 millones de reales en metálico y en pagarés mediante la emisión de 6.500 obligaciones al 5% anual y con amortización de 55 años. A lo largo del resto del decenio y durante los primeros años setenta el Duque continúa suscribiendo préstamos bajo garantía hipotecaria de bienes urbanos. Urquijo le proporciona 700.000 pesetas entre 1876 y 1877, un millón y medio en 1876 la sociedad Urquijo y Arenzana, y 1.650.000pesetas a liquidar en cinco años le presta Juan Manuel de Urquijo, sobrino de Estanislao y su continuador al frente de la Banca, en abril de 1880. En esa fecha se negoció un nuevo empréstito que supone comprometer el patrimonio de los Osuna. El Banco de Castilla actuó como intermediario en la emisión de un paquete de 86.000 obligaciones con un nominal de 43 millones por el que se reconvertía toda la deuda anterior. La sociedad Urquijo Hermanos adquirió 20.000 títulos, 18 millones de pesetas. El 31 de diciembre de 1881 se liquidaron los títulos, obteniendo el Banco de Castilla y la Casa Urquijo unos beneficios de 8,7 millones de pesetas.

Los Alcañices también recurrieron a Estanislao de Urquijo. Pasan una delicada situación que es puntualmente remontada. La nobleza tiene unos ingresos tradicionales que vienen de su posición absentistas agrarios y con los que tienen que hacer frente a un cada vez más elevado gasto suntuario. En junio de 1879 el marqués de A1cañices contrata un crédito hipotecario de 750.000 pesetas a devolver en ocho años, bajo un 8% de interés anual a pagar trimestralmente. El préstamo fue satisfecho en julio de 1882, cancelándose la hipoteca.

En 1882 reconoce Estanislao Urquijo a su sobrino Juan Manuel como su único apoderado general. En 1889 muere el I marques de Urquijo. Su sobrino, Juan Manuel de Urquijo y Urrutia, había nacido en 1843. A comienzos de los años sesenta viene a Madrid y pasa a formar parte del establecimiento de su tío. En 1868 ejerció brevemente el cargo de agente de cambio y bolsa, puesto que abandonó. Dos años más tarde constituye con Benito Arenzana la sociedad Urquijo y Amanzana. Se disuelve en 1879 tras obtener beneficios de algo más de 7 millones de reales. En este mismo año Juan Manuel de Urquijo promueve una nueva compañía de banca con su hermano Lucas, bajo la razón social de Urquijo Hermanos. En 1883 se les une el cuñado de Juan Manuel, Luis de Ussia y Aldama, I marqués de Aldama, pasando a denominarse desde aquella fecha Urquijo y Compañía. A los Ussia pertenecía el teniente general Jaime Milans del Bosch y Ussia, nieto de una hija del I marqués de Aldama.

Desde 1875 Juan Manuel participó como vocal en el Consejo del Banco Hipotecario, y desde 1882 formó parte de la Compañía de Ferrocarriles de la M.Z.A. Presidió también la Cámara de Comercio de la capital. Y al igual que su tío, participó en la política municipal –desde 1876 como concejal- y en la nacional siendo elegido diputado por su pueblo de Amurrio en 1879, por Madrid desde 1880. Desde 1881 y hasta su muerte en 1914 fue senador vitalicio. Sigue su hijo,

Estanislao Urquijo Ussía. (Madrid, 1872 - Llodio, Álava, 1948) Banquero español y tercer marqués de Urquijo. Procedente de una familia de banqueros desde hacía tan sólo dos generaciones, supo transformar con gran maestría la sociedad de crédito de ámbito familiar en un banco muy poderoso con un objetivo primordial: conseguir un aumento de capital con menor riesgo.

En 1898 comenzó a prestar sus servicios a la empresa familiar, la sociedad financiera Urquijo y Compañía. Desde ese mismo momento aprendió de su padre que su presencia en la política era algo muy importante para la buena marcha de sus negocios. Así, desde el mismo año que comenzó a trabajar con su padre se introdujo en la política y hasta 1910 fue elegido en seis ocasiones diputado a Cortes por el distrito de Amurrio (Álava). Al año siguiente presidió la sociedad Metalúrgica Duro Felguera, en la Empresa de Construcción Naval y en otras de igual importancia. Su reputación creció hasta tal punto que en 1912 fue elegido representante de los banqueros españoles.

Cuando se produjo el fallecimiento de su padre, en 1914, Estanislao heredó su título nobiliario y su imperio económico que, con el paso de los años, transformó en uno de los grupos financieros más influyentes de España. En 1918 se constituyó el nuevo Banco Urquijo con el capital social dividido en las tres partes que correspondían a cada uno de los hermanos; Estanislao, con una participación de 20 millones, y Luis y Juan Manuel, con 15 millones cada uno. Tan sólo tres años después de constituirse el banco se cambiaron los estatutos, se aumentó el capital social al doble y se dio entrada en el banco a sus cuñados.

El Marquesado de Urquijo fue concedido por Amadeo I en 1871 al financiero y político alavés Estanislao de Urquijo Landaluce. Sigue su sobrino Juan Manuel y los descendientes de éste.

Estanislao de Urquijo Ussía, tercer marqués de Urquijo, obtuvo en 1918 con Alfonso XIII la Grandeza de España para este título. Así mismo fue creado I marqués de Bolarque en 1913.

Juan Manuel de Urquijo y Landecho, IV marqués de Urquijo, ostentó también los títulos de XIII marqués de Loriana y IX marqués de Villar del Águila.

En 1980 la quinta marquesa y su marido fueron asesinados, en uno de los casos de asesinato más conocidos de la historia de España, el crimen de los Urquijo.

Estanislao de Urquijo y Landaluce (1817-1889), I marqués de Urquijo. Le sucedió, el hijo de su hermano Fulgencio de Urquijo y Landaluce y de su esposa María de Urrutia y Aguirre, por tanto su sobrino,

Juan Manuel de Urquijo y Urrutia (1843-1914), II marqués de Urquijo. Casó con María de los Dolores de Ussía y Aldama. Padres de cinco hijos. Sucedió su hijo,

Estanislao de Urquijo y Ussía (1872-1948), III marqués de Urquijo, I marqués de Bolarque en Langreo, Asturias. Casó con María de Landecho y Allendesalazar, VIII maquesa de Cábrega, Caserio en la merindad navarra de Estella. Padres de 10 hijos. Sucedió su hijo,

Juan Manuel de Urquijo y Landecho (1899-1968), IV marqués de Urquijo, IX marqués de Villar del Aguila en Méjico (de apellido Urrutia, por rehabilitación a su favor en 1919), XIII marqués de Loriana (de apellido Palafox en la casa de Ariza por rehabilitación a su favor en 1919 por derechos de su madre, extinguido en 1749). (En el marquesado de Bolarque sucedió su hermano Luis de Urquijo y Landecho). Casó con Teresa Morenés y Carvajal García-Alessón y Hurtado de Mendoza. Le sucedió su única hija María de Lourdes de Urquijo y Morenés Padres de una hija y un hijo. Es el primer marido de su hija Miriam quien según el juicio seguido es el asesino de sus suegros, los V marqueses de Urquijo.

María de Lourdes de Urquijo y Morenés (1935-1980), V marquesa de Urquijo, XIV marquesa de Loriana (por cesión de su padre en 1995). Casó con Manuel de la Sierra y Torres. Sucedió su hijo, Juan Manuel de la Sierra y Urquijo (nacido en 1958), VI marqués de Urquijo, XV marqués de Loriana. Casó con Rocío Caruncho y Fontela.

El marquesado de Loriana fue creado en 1599 por el rey Felipe III a favor de Juan Velázquez Dávila y Bracamonte, II y último conde de Uceda, en sustitución del "Condado de Uceda", que quedó en ese momento anulado. El título de "Condado de Uceda" se había creado en 1581 a favor de su padre, Diego Velázquez Dávila y Bracamonte, I conde de Uceda, IV señor de Loriana.

El marquesado de Cabrega fue rehabilido en 1914 por José Antonio Azlor de Aragón y Hurtado de Zaldívar (1873-1960), X marqués de Cábrega, XVII duque de Villahermosa y VII duque de Granada de Ega.

En el año 2006 fue adquirido el Banco Urquijo por el Banco Sabadell, quedando integrado dentro de la división de banca privada de dicho grupo.

En 1921 el Banco Urquijo se estableció en un edificio de la calle de Alcalá 47 esquina a la calle del Barquillo, frente al Banco de España y al entonces Banco del Río de la Plata.

A diferencia de otros bancos, como el de Bilbao, el Central o el de Vizcaya, que por estas fechas se construyen en la ciudad nuevas sedes financieras de gran monumentalidad, el Banco Urquijo, cuyas raíces se remontan a la sociedad que en 1870 formaran los señores Urquijo, Ortueta y Arenzana, eligió como futura sede social un edificio de viviendas ya existente.

Las amplias posibilidades que ofrecía este inmueble de porte clásico y estilo español, similar a la casa matriz que tenía el banco en Bilbao, y la inteligente reforma que proyectó el arquitecto Ricardo Bastida y Bilbao, permitieron la ubicación de la nueva sede financiera.


Tiene el marqués de Urquijo su calle en Madrid, prolongación de la de Alberto Aguilera hasta el Paseo del Pintor Rosales.

Publicar un comentario en la entrada