martes, 6 de noviembre de 2018

Basílica de San Marcos. Venecia



La construcción de la basílica original fue iniciada en el año 828 y finalizada en el año 832, para albergar supuestas reliquias de san Marcos el Evangelista robadas de Alejandría.1​ Este hecho fue fundamental para que Venecia se erigiese en sede episcopal independiente, ya que hasta entonces había estado subordinada a los obispados de Grado y Aquileia.2​

Concebida en un principio con planta de cruz griega y cúpula sobre crucero y los brazos (5 cúpulas), la iglesia fue quemada en un motín en el año 975 y reconstruida en el siglo XI por arquitectos y obreros de Constantinopla. Las obras de la actual basílica de estilo bizantino se iniciaron hacia 1063, y el nuevo templo fue consagrado diez años después. En el siglo XIII se le añadió un nártex cubierto con cúpulas más pequeñas que envuelve el brazo inferior de la cruz. Fue modificada también en los siglos XV y XVII.

Una ley de la República Veneciana imponía como tributo que los mercaderes afortunados, después de hacer negocios provechosos, hicieran un regalo para embellecer San Marcos. De ahí la variedad de estilos y materiales. San Marcos es un museo vivo de arte bizantino latinizado. Con su decoración intacta de mosaicos, mantiene las características de este estilo en mayor medida que las propias iglesias de Constantinopla, que fueron blanqueadas por los turcos, o las de Salónica, ahumadas por los incendios.

La fachada presenta nichos profundos de influencia occidental, decorados con columnas y mosaicos de oro del siglo XII. Los cuatro Caballos de San Marcos representan la fuerza estatal. En el siglo XV se le añadieron gabletes a los arcos del piso superior y capiteles, por influencia del Gótico europeo. La forma exterior de las cúpulas no coincide con la interior, y parecen más grandes de lo que son en realidad. Gran parte de los fondos de su construcción provino del Saqueo de Constantinopla.












Campanile exento de la Basílica de San Marcos.







En julio de 1902 sobre la pared norte de la construcción se descubre la presencia de una peligrosa hendidura que en los sucesivos días aumentó de dimensiones hasta que la mañana del lunes 14 de julio a las 9:47 el campanario se desplomó.
No hubo víctimas y, vista la posición de la construcción, los daños fueron relativamente limitados. Durante la tarde el consejo comunal, reunido de urgencia, decidió la reconstrucción aportando 500.000 liras para contribuir a solventar los trabajos. El alcalde Filippo Grimani durante el discurso en ocasión de la colocación de la primera piedra, el 25 de abril de 1903, pronunció la famosa frase dov'era e com'era (donde estaba y como era) que se convirtió en el lema de esta reconstrucción. Los trabajos duraron hasta el 6 de marzo de 1912. El nuevo campanario fue inaugurado el 25 de abril de 1912 en ocasión de la fiesta de San Marco. La restauración fue obra de Gaetano Moretti, discípulo de Luca Beltrami, fundador de una corriente restauradora llamada "El restauro Histórico".











En el Campanario de Plaza San Marco de Venecia hay 5 campanas diferentes, cada una con un “trabajo” específico:
-La Campana Marangona: es la campana más grande, y es la única que se salvó en la caida del Campanario original. Sus toques anunciaban el inicio y el fin del horario de trabajo de los marangoni: carpinteros del puerto. También señalaba el horario para el Concilio Mayor.
-La Campana Nona: señalaba y señala aún las medias horas. (es: 12.30).
-La Campana Trottiera: daba el segundo señal a los nobiles que participaban al Concilio Mayor; los cuales partían al trote al escucharla(hasta que se prohibió el uso de caballos en la ciudad).
-La Campanala Mezza terza o dei Pregadi,: anunciaba las reuniones del Senado. (Sus miembros se llamaban Pregadi).
-La Campana la Renghiera o Maleficio: es la campana más pequeña y era usada para anunciar las ejecuciones de muerte.
En la parte superior del Campanario de Venecia pueden admirar una veleta del Arcángel Gabriel, de más de cinco metros de altura, brilla con su dorado y gira indicando a los venecianos la dirección del viento.
La curiosidad más importante del Campanario de Venecia es el “Volo dell’angello” (vuelo del ángel), que se celebra al inicio del carnaval de Venecia, dónde una chica -escogida en el carnaval precedente- vestida de ángel, baja desde la Torre Campanaria hasta el Palacio Ducal. Es una tradicción modificada, la tradicción original consistía en un equilibrista que descendía desde Campanario hasta un barco ubicado en el puerto de San Marco (tradicción eliminada por el alto número de caídas).