jueves, 8 de noviembre de 2018

Plaza de la Signoria y Galeria de los Uffizi. Florencia

La Signoria (Señoría) fue el órgano de gobierno de Florencia durante la Edad Media y el renacimiento

Sus nueve miembros, ("Priori"), eran elegidos de las filas de los gremios o cofradías de la ciudad: seis para las cofradías mayores y dos para las menores. El noveno prior era el Gonfaloniere.


Los nombres de todos los miembros de las cofradías de más de treinta años de edad eran colocados en ocho sacos de cuero ("borse")
Cada dos meses los sacos se retiraban de su depósito habitual, en la iglesia de la Santa Cruz, y en una breve ceremonia se elegía uno al azar. Solamente eran considerados elegibles para el cargo los hombres que no fueran deudores, no hubieran sido elegidos recientemente, o no tuvieran relación con los priori en ejercicio.
Inmediatamente después de su elección, los nueve se mudaban al Palazzo della Signoria donde permanecían durante los dos meses de su mandato. Se les abonaba una pequeña suma para cubrir las expensas, y se les proveía de sirvientes de librea verde.
Los Priori llevaban un uniforme escarlata, decorado con armiño, y puños y collares de igual material.

Para la toma de decisiones, la Signoria debía consultar a otros dos consejos electos, conocidos como "collegi".El primero era el de los veinte, y el restante el "Sedici Gonfaloniere", formado por setenta ciudadanos. Otros consejos, como el de "Los diez de la guerra" , los "Ocho de vigilancia" y los "Seis de comercio" , se elegían cuando las necesidades lo requerían.










La estatua ecuestre de Cosme I de Médici es una obra de Giambologna situada en la Piazza della Signoria en Florencia. La estatua fue encargada por Fernando I de Médici, para honrar a su padre, que fue el primer Gran Duque de Toscana, quien había fallecido hacía quince años. Casado el Gran Duque con Leonor de Alvarez Toledo y Pimentel-Osoriohija del virrey de Nápoles,  Pedro de Toledo y Zúñiga, marqués de Villafranca del Bierzo, y nieta del segundo duque de Alba,  Fadrique de Alvarez de Toledo y Enríquez.


En 1549 el palacio Pitti, originalmente la residencia urbana de Luca Pitti-un banquero florentino-, fue comprado por Leonor de Toledo (Leonor Álvarez de Toledo y Osorio), la duquesa consorte de Cosme I de Médici, duque de Florencia y posterior I gran duque de Toscana, siendo —desde ese momento— la residencia oficial de los grandes duques de Toscana.

En el siglo XIX, el palacio fue usado como base militar por Napoleón I y luego sirvió durante un corto período como residencia oficial de los Reyes de Italia.
A principios del siglo XX, el palazzo junto con su contenido fue donado al pueblo italiano por el rey Víctor Manuel III de Italia; por lo que se abrieron sus puertas al público y se convirtió en una de las más grandes galerías de arte de Florencia. Hoy en día sigue siendo un museo público, ampliado con colecciones de arte del siglo XIX y principios del XX.



Se ven de la Signoria la torre del Palacio de Bargello y la torre de la Badia Florentina.

Decir que el palacio Vecchio y el Bargello son muy parecidos en su estructura y fachadas, y ambos albergaron a las autoridades de la República.


Copia del David de Miguel Angel. 

El original se encuentre en el Museo de la Academia



Fachada trasera del Palacio Vecchio



El famosísimo palacio ha tenido diferentes nombres, dependiendo de los cambios políticos que había en Florencia. Al principio se llamaba Palacio de la Señoría, después, Palacio de los Priores, luego, Palacio Ducal y, hoy, Palacio Viejo. Fue construido entre 1299 y 1314 para dar un lugar digno a los cargos máximos del gobierno de la ciudad: El “Gonfaloniere” de Justicia y los “Priores” de las Artes, representantes de los gremios que habían obtenido el poder en 1282.

El edificio fue proyectado por Arnolfo Di Cambio, que ya estaba ocupado con la construcción de otras obras importantes, como la catedral, Santa Croce y las nuevas murallas. El arquitecto, para ahorrar tiempo y dinero, diseñó el palacio aprovechando los cimientos de los muros perimétricos de los edificios anteriores. El palacio refleja el estilo austero de las estructuras fortificadas medievales, la majestuosidad del edificio se debe, sobre todo, a la Torre de la Vacca, de 94 metros, que está alineada con la balconada salediza.

Los Priores de las Artes se mudaron al palacio antes de que se terminaran las obras, porque, durante los dos meses que duraba su cargo, vivían encerrados en el palacio para que nada externo los influenciase. El palacio ha sido reformado varias veces. La reestructuración más importante fue la de 1494, cuando fueron expulsados los Médicis, se proclamó la república y se creó un consejo del pueblo en el famoso Salón de los 500, capaz de acoger a todo el consejo, compuesto por 1500 miembros en tres sesiones. Otras obras importantes se hicieron en 1540, año en que el Gran Duque Cosme I de Médicis se mudó para vivir aquí con toda la familia.


Plaza de la Señoría. La zona donde hoy se encuentra la plaza siempre ha sido muy importante para la ciudad. En el primer periodo romano, había palacios señoriales, termas y una gran fullonica – instalación para teñir y elaborar los tejidos – cuyas dimensiones hacen pensar que ya en aquella época el sector textil estaba muy desarrollado en Florencia.


Logia dei Lanzi 

En esta Plaza fue estrangulado y quemado por la Inquisición el fraile dominio Girolamo Maria Francesco Matteo Savonarola  en 1498.



La construcción del palacio de los Uffizi fue comenzada en 1560 por Giorgio Vasari, siguiendo órdenes de Cosme I de Médici, gran duque de Toscana.
Su finalidad inicial era albergar las oficinas de las magistraturas florentinas, una vez que quedó pequeño el Palazzo Vecchio. De esta función deriva su nombre de «Galería de las Oficinas». Las obras terminaron en 1581. Durante años, partes del palacio sirvieron para almacenar las piezas de arte de la magnífica colección de la familia Médici.

Ante la extinción de la dinastía Médici en el siglo XVIII, las obras de arte corrieron el riesgo de ser transferidas a Viena, ya que el ducado de Florencia pasó a ser dominio austríaco. Sin embargo, la última duquesa Ana María había decretado la permanencia de la colección en Florencia al donárselas en su testamento al pueblo de Florencia, siendo el embrión de unos de los primeros museos modernos del mundo. La galería era abierta a los visitantes que lo solicitaban durante el siglo XVI y en 1765 abrió oficialmente al público como museo.
A causa de la magnitud de la colección, algunas obras fueron trasladadas a otros museos florentinos, como las esculturas, al Museo Bargello. Debido a la limitada superficie de exposición en el edificio, éste fue ampliado en 2006 y actualmente hay una propuesta de ampliación.












Llegando a la Plaza del Duomo se encuentra el Museo del Bigallo.

La Loggia del Bigallo es un edificio gótico tardío en Florencia, región de Toscana, Italia. Se encuentra en la esquina de Piazza San Giovanni y vía Calzaioli; La tradición sostiene que el sitio cerca del Baptisterio de Florencia.

El interior contiene un museo de objetos relacionados con la empresa Bigallo.


Este edificio es una de una docena de logias públicas en la ciudad, y está vinculado a dos fraternidades o empresas que tratan con organizaciones benéficas locales.

La Compañía de la Misericordia , o Compañía de la Misericordia, estuvo involucrada en el transporte de los enfermos, así como en el cuidado de los huérfanos. La logia abierta sirvió para albergar a niños perdidos y bebés no deseados.
La Compañía de Santa Maria del Bigallo o simplemente de Bigallo , fue fundada en 1244 por San Pedro de Verona, San Pedro Mártir , y anteriormente estaba ubicada cerca de Orsanmichele . Este grupo se centró en la vivienda del Hospital Santa Maria alle Fonti, apodado "Bigallo", en Fonteviva.
Las irregularidades financieras obligaron a las autoridades en 1425, bajo Cosimo de'Medici , tesorero del Bigallo, a fusionar los dos grupos y reorganizar la estructura. Con el paso del tiempo, la función del Bigallo comenzó a dominar la de la Misericordia