miércoles, 21 de noviembre de 2018

Dante y Boticelli




Botticelli y la Divina Comedia


Dante Alighieri recorre junto al poeta Virgilio los nueve círculos del infierno (limbo, lujuria, gula, avaricia y prodigalidad, ira y pereza, herejía, violencia, fraude y traición). 



Desde que se publicó a comienzos del siglo XIV, los cantos del fiorentino han cautivado la imaginación de un sinfín de artistas y escritores. Entre estas, la del pintor Sandro Botticelli.

Las 92 ilustraciones de Botticelli representan 90 de los 100 cantos de la Divina Comedia. Las restantes se han perdido y parece que dos de las dedicadas al paraíso no llegaron nunca a ejecutarse. Sólo la gran visión del infierno ha llegado completa hasta nuestros días. 




Nace en Florencia en 1265 muere en Rávena el 14 de septiembre de 1321.



Dante por Botticelli


Alessandro di Mariano di Vanni Filipepi, apodado Sandro Botticelli. Nace en Florencia1 de marzo de 1445 y muere en Florencia, 17 de mayo de 1510

Recibió encargos de la familia Medici y colaboró en la Capilla Sixtina.


Autorretrato de Botticelli 
Detalle del cuadro de La Adoración de los Magos.


Enterrado en su parroquia florentina de Ognissanti, situada frente a la Plaza del Castello, en ambas orillas del tío Arno. Muy cerca de Sana María Novella.


Lapida en la iglesia franciscana de todos los Santos y Mártires- Iglesia de - de Florencia donde está enterrado Botticelli. En esta iglesia se guardan como reliquias ropas de San Francisco de Asís.



La torre de la iglesia de  Ognissanti se puece ver en el lado derecho de la foto, al fondo, un poco mas allá del Ponte Vecchio.


A su muerte, el único heredero verdadero de su arte fue Filippino Lippi

Se formó con su padre Filippo Lippi, hasta su muerte, cuando otro alumno de Felipe, Sandro Botticelli comenzó a ocuparse de su aprendizaje. Lippi estudió en el laboratorio de Botticelli hasta 1473, y no desarrolló un estilo personal antes de 1480. 


Filippo Lippi (Prato c. 1457 – Florencia abril 1504), llamado Filippino Lippi para distinguirlo de su padre. Nació en Prato (Toscana), fruto de la relación del pintor Fra Filippo Lippi con la novicia Lucrezia Buti.


En las capillas de la nave de Chiesa Di SS.Salvatore in Ognissantia se conservan frescos del Quattrocento, de Ghirlandaio y Botticelli.
El fresco de Botticelli San Agustín en su gabinete, se equilibra con el de Ghirlandaio San Jerónimo en su gabinete en la capilla opuesta al otro lado de la nave, ejecutados ambos en 1480. Quizá el mejor fresco de Ognissanti es obra de Ghirlandaio: una Última Cena en el refectorio entre los dos claustros, una obra con la que Leonardo estaba íntimamente familiarizado.
Ognissanti era la parroquia de los Vespucci. En la capilla que lleva su nombre hay un fresco de Domenico Ghirlandaio con su hermano David (alrededor de 1472), de la Virgen de la Misericordia protegiendo a los miembros de la familia Vespucci, incluye el retrato de Américo Vespuccio de niño. Sería el joven que aparece entre la Virgen y el hombre de rojo vuelto de espaldas.
Un pequeño disco de mármol blanco, en una capilla del transepto de la derecha, marca el lugar donde fue enterrado Botticelli, a los pies de la tumba de su modelo, la hermosa Simonetta Vespucci, quien fuera proclamada “Reina de la belleza” durante un torneo de justas, en 1475

La iglesia fue casi completamente reconstruida según diseños barrocos de Bartolomeo Pettirossi, alrededor de 1627, con una fachada de Matteo Nigetti, 1637

Ognissanti estuvo entre los primeros ejemplos de Arquitectura barroca que penetró en esta ciudad renacentista.

Simonetta Cattaneo (c. 28 de enero de 1453 - 26 de abril de 1476) llamada Simonetta Vespucci después de su matrimonio, fue una musa y modelo de los artistas del Renacimiento italiano. «La bella Simonetta», como se la conoce, nació en 1453 o 1454, supuestamente el 28 de enero o el 30 de marzo, en el hogar de los grandes comerciantes Cattaneo o bien en Génova, o cerca de allí, o, según algunas fuentes, en Porto Venere, el lugar de nacimiento de la diosa Venus (suponiendo que esta última versión, surgida debido a los tardíos "creadores de mitos", compara Simonetta a Venus). 
Falleció el 26 de abril de 1476.
Fue retratada por Sandro Botticelli en varias ocasiones: la más célebre en el famoso cuadro El nacimiento de Venus
También fue retratada en las pinturas de Piero di Cosimo Retrato de Simonetta Vespucci (Museo Condé de Chantilly), en la cual aparece como Cleopatra con un áspid alrededor de su cuello, y La Muerte de Procris
Varios poemas y lienzos de diversos artistas fueron también creados en su honor.


Simonetta murió  la noche del 26 de abril de 1476, presuntamente de tisis. Apenas tenía 23 años de edad. A pesar de lo dramático de la muerte de Simonetta tan joven, su esposo contrajo nuevas nupcias muy pronto.
Botticelli necesitó nueve años más para acabar su obra maestra El nacimiento de Venus, en 1485. Entre tanto, todas las mujeres de las obras de Botticelli conservaron los rasgos de Simonetta, como se ve en los numerosos retratos póstumos que él le pintó.
Aunque Boticelli "le tenía horror al matrimonio" y no se le conocieron excesos sentimentales, por lo que un anónimo lo acusa de sodomía en 1502, no es aventurado creer que vivió enamorado platónicamente de Simonetta, y se puede reafirmar por la petición que hizo de hacerse enterrar a los pies del sepulcro de la dama en la Iglesia de Ognissanti —la iglesia de los Vespucci— en Florencia. En efecto, al morir en 1510, sus restos fueron colocados como él lo pidió. Habían pasado 34 años del fallecimiento de esa hermosa mujer.

Parece que Simonetta fue amante de Juliano de Medici, 1453- 1478, nieto de Cose de Medici e hijo de Pedro de Medici.
Juliano, hermano de Lorenzo el Magnifico, muere a los 25 años, amigo y protector de Boticelli. Muere dos años despues de Simonetta. Nacen en el mismo año.



Pedro de Medici llamado el Gotoso, hijo de Cosme, muere en 1469 por causa de la gota y una enfermedad pulmonar, y fue sepultado en la Basílica de San Lorenzo de Florencia, cerca de su hermano Juan. Sus tumbas están decoradas por una escultura de Verrocchio encargada por sus hijos Juliano y Lorenzo el Magnifico

Americo Vespuccio. Naturalizado castellano en 1505, que participó en al menos dos viajes de exploración al Nuevo Mundo, continente que hoy en día se llama América en su honor. 
Desempeñó cargos importantes en la Casa de contratación de Sevilla, de la que fue nombrado piloto mayor en 1508; pero su fama universal se debe a dos obras publicadas bajo su nombre entre 1503 y 1505: el Mundus Novus y la Carta a Soderini, que le atribuyen un papel protagonista en el Descubrimiento de América y su identificación como un nuevo continente. 
Por esta razón el cartógrafo Martín Waldseemüller en su mapa Universalis Cosmographia, de 1507 acuñó el nombre de «América» en su honor como designación para el Nuevo Mundo. El relato a menudo fantasioso y contradictorio de sus viajes lo han ubicado como una de las figuras más controvertidas de la era de los descubrimientos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario