lunes, 26 de noviembre de 2018

La Fenice. Venecia

El teatro de la Ópera de Venecia está situado muy cerca de la Plaza, del palacio y de la iglesia de Santa María del Giglio.

Fundada en el siglo IX, la Iglesia de Santa Maria del Giglio que se traduce como "Santa María del Lirio" es más a menudo conocida por los locales venecianos como Santa María Zobenigo.

Fue reconstruida en su forma actual por el arquitecto italiano Giuseppe Sardi en 1681, a instancias de Antonio Barbaro, que era un líder militar de renombre y descendiente de una dinastía veneciana rica. 

La iglesia tiene  la fachada barroca más ornamentada  de Venecia. 

La Fenice, El Fénix, 
está considerado  uno de los teatros de ópera más famosos por haberse estrenado en él muchas de las óperas italianas más conocidas. 

Inaugurado en 1792, tras dos incendios en 1836 y 1996, continúa en activo desde 2003.

En 1774, el Teatro San Benedetto, el teatro de ópera más importante de Venecia con más de cuarenta años de historia, fue destruido por un incendio. Se encuentra no lejos de La Fenice

Poco después de su reconstrucción surgió una disputa legal entre la compañía que lo administraba y los propietarios, la familia Venier. La disputa fue ganada por la familia, por lo que la compañía decidió construir por su cuenta un nuevo teatro en el Campo San Fantin, plaza donde se encuentra la iglesia de San Fantino.

El Teatro San Benedetto vio los estrenos de más de 140 óperas.

Tras la construcción de la Fenecie se convirtió en el Teatro Venier (o Teatro Venier en San Benedetto). 
En 1810, la propiedad pasó al empresario Giovanni Gallo, y durante un tiempo fue conocido como el Teatro Gallo. Sus hijos, que habían heredado el teatro en 1847, lo rebautizaron como Teatro Rossini en 1868 en honor de Gioachino Rossini cuyas óperas L'italiana in Algeri y Eduardo e Cristina se habían estrenado allí, pero para entonces sus días de gloria como teatro de ópera se habían terminado.
En 1937 el edificio se remodeló completamente como cine, el Cinema Rossini, con una nueva fachada por el arquitecto italiano Carlo Scarpa. El cine cerró en 2007. Restaurado en 2010 en un proyecto financiado por la Ciudad de Venecia. Cine Multisalas Rossini.