viernes, 3 de febrero de 2012

"Las Mona Lisas".





A veces la obra ha estado expuesta en sus salas, pero desde hace un tiempo permanece en los talleres de restauración del Prado. 


No se sabe a ciencia cierta cómo ni cuándo se incorporó este cuadro a las colecciones reales, pero sí se cree que ya aparecía en el inventario del Alcázar de Madrid de 1666.





Los repintes oscuros del fondo de la obra del Prado posiblemente sean del siglo XVIII.


Con los trabajos del Prado ha quedado al descubierto el paisaje del fondo. Se aprecia con mucha mayor nitidez que en el original del Louvre, lo cual nos proporciona una información valiosísima. También son más nítidos detalles del vestido de la propia modelo. Tanto el formato como el soporte de la copia del Prado son similares a los de la obra de Da Vinci.






Dos pintores que estuvieron en el taller de Leonardo da Vinci: Fernando Yáñez y Fernando de Llanos. Los Hernandos.

«Ferrando Spagnolo, pittore». Colaboró con Leonardo en la «Batalla de Anghiari».

Fernando Llanos,  sólo dos meses más tarde de haber cobrado de la catedral de Valencia por la pintura del retablo de los Santos Médicos consta un nuevo pago, pero asociado ahora a Fernando Yáñez de la Almedina

El estilo leonardesco que se manifiesta en la obra de ambos pintores ha permitido ponerlos en relación con otras noticias documentales de abril y agosto de 1505 en que se menciona a un «Fernando Spagnuolo, dipintore» trabajando en Florencia junto con Leonardo da Vinci en las pinturas de la Gran Sala del Consejo de la Señoría, donde Leonardo se encontraba ocupado en el mural de La batalla de Anghiari:
A Ferrando Spagnolo, dipintore, per dipinguere con Lionardo da Vinci nella sala del consiglio florine 5 larghi e a Thomaso di Giovane Merini, su garzone per macinare e colori, florini 1 in oro.
No es posible, sin embargo, determinar a cuál de los dos Fernandos hacen referencia dichos documentos, existiendo tesis favorables a cada uno de ellos.
Para trazar la biografía de Fernando Yáñez no se cuenta con ningún dato documental seguro anterior a septiembre de 1506, cuando cobra de la catedral de Valencia veinte libras a cuenta de las pinturas para el retablo de los Santos Médicos, que tiene a su cargo en unión con Fernando Llanos.
El estilo leonardesco que se manifiesta en la Epifanía de la capilla de los Caballeros de la catedral de Cuenca, de la que Antonio Ponz, cuando todavía se desconocía su autoría, escribió que si no era de Leonardo da Vinci había de ser «de algún célebre hombre de los que iban a estudiar su obra a Florencia», así como en las pinturas para las puertas del retablo de la catedral de Valencia, ejecutadas en colaboración con Fernando Llanos, ha llevado a ponerlo en relación con otras noticias documentales de abril y agosto de 1505 en que se menciona a un «Ferrando Spagnuolo, dipintore» trabajando en Florencia junto con Leonardo en las pinturas de la Gran Sala del Consejo de la Señoría, donde Leonardo se encontraba ocupado en el mural de La batalla de Anghiari.
Los Hernandos: pintores hispanos del entorno de Leonardo, catálogo de la exposición, Museo de Bellas Artes de Valencia, 1998.
Ibáñez Martínez, Pedro Miguel, Fernando Yáñez de Almedina (La incógnita Yáñez), Cuenca, 1999,


Fernando Yáñez de Almedina. Santa Catalina, hacia 1510, Madrid, Museo del Prado.
Considerada como una reencarnación de la Gioconda aunque vestida con telas moriscas. Al volver de Italia, hacia 1506, Yáñez se instaló en Valencia, donde trabajó con otro pintor de formación italiana, Fernando de los Llanos; trabajó después en Barcelona y en Cuenca, y en esta última ciudad se pierde su rastro.
 
 

La escuela conquense de Fernando Yáñez de la Almedina


 

Las puertas del retablo de la catedral de Valencia, contratadas el 1 de marzo de 1507 por "Fernando de Llanos" y "Fernando de l’Almedina", constituyen el punto de partida de los estudios sobre ambos pintores, subrayándose la filiación leonardesca de sus tablas y, consecuentemente, la introducción en Valencia de esquemas y tipos propios de Leonardo. Delimitar la parte de esas tablas que corresponde a cada uno ha resultado, sin embargo, problemática, no existiendo acuerdo unánime en las atribuciones avanzadas hasta la fecha.


Pentecostés (h. 1507- 1510), catedral de Valencia, puertas del retablo mayor.