viernes, 23 de noviembre de 2018

Colina del Palatino. Roma


El monte Palatino forma parte de la llamada Roma Quadrata. 



Roma Quadrata es el nombre que se le dio al conjunto de pueblos latinos, etruscos y sabinos que vivían a las orillas del río Tíber y que formaron lo que más tarde se llamaría Roma. 



El Palatino sería el centro originario en el cual fueron a integrarse las otras pequeñas comunidades ubicadas en los montes QuirinalCelio y Esquilino

Este núcleo fortificado, que constituye la más primitiva etapa de la ciudad, fue conocido como Roma Quadrata.

El Palatino es la más céntrica de las siete colinas de Roma, y la de menor elevación: se alza a 50 m sobre el Foro Romano, quedando entre éste y el Circo Máximo.


El Palatino es una de las áreas más antiguas de la ciudad de Roma, con yacimientos arqueológicos que datan en torno al año 1000 a. C. 

Tradicionalmente, el Palatino es el lugar donde Rómulo fundó Roma, y donde fijó su residencia. 

Durante el Imperio romano, el Palatino fue la residencia oficial de los emperadores de Roma, que tenían su palacio en la colina. 

El origen etimológico de la palabra palacio se encuentra en el monte Palatino, de donde deriva vía el latín palatium.















En el centro de la colina se encuentra el Museo Palatino. Tiene piezas de verdadero interés, es pequeño y se puede ver en media hora. Su visita ayuda a entender mejor las ruinas de la colina. Otros puntos que destacamos son:
  1. Los restos de las cabañas de Rómulo (s.VIII a.C.). A pesar de su importancia, pueden pasar desapercibidos.
  2. La Casa de Augusto
  3. Son sugestivos los jardines escalonados sobre el Foro Romano
  4. El Criptopórtico de Nerón.
  5. Las vistas sobre el Foro Romano, desde los Jardines Farnese, y sobre la explanada del Circo Máximo. Los jardines de Farnese fueron creados en 1550 en la parte norte del Palatino por el cardenal Alessandro Farnese. Fueron los primeros jardines botánicos privados en Europa.
    Alessandro Farnese fue nombrado cardenal diácono de la Iglesia Católica Romana en 1534 a la edad de 14 años, por Pablo III, su abuelo, que había sido elegido para el papado hace dos meses. Se le recuerda por ser un anticuario que reunió la mayor colección de escultura romana reunidos en manos privadas desde la antigüedad. En 1550, cuando Farnese adquirió una porción norte de la colina Palatina había ruinas de un palacio romano de Tiberio en el extremo noroeste de la cima de la colina rellenado, y se convierte en una casa de verano. El sitio ofrece vistas al Foro Romano, cerca del Arco de Tito. Llamó a este Horti Farnesiani. El jardín se divide en el estilo clásico de los cuadrantes con un pozo o una fuente en su centro, que se derivan de la concepción de los palacios peristilium romanas de la zona, como recreado por el arquitecto Vignola.










A los pies el Palatino el Circo Maximo




No hay comentarios:

Publicar un comentario